Nuevo absurdo - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / En una reciente reunión profesional le escuchamos a un colega abogado una frase que nos sorprendió a todos: “Hoy me he arrepentido de haber estudiado Derecho, lo que nos enseñaron hace treinta años parece ser basura para las Cortes”. Fue como una especie de latigazo verbal a raíz de la decisión de la Corte Constitucional hace unos días de anular dos artículos del nuevo Código de Policía en los cuales se prohibía en sitios públicos el consumo de drogas alucinógenas, alcohol y cualquier sustancia psicoactiva.

Reflexionando serenamente sobre esta sorpresiva declaración llevada a sentencia por la gran Corte, hemos llegado a la conclusión de que es un nuevo caso absurdo de quienes tienen que proteger la soberanía de la ley, el cuidado de la salud, especialmente de niños y adolescentes, la preservación del orden público, la actitud mental y física de los ciudadanos y la conservación del entorno social buscando la seguridad y la paz. En una palabra jurídicamente y sociológicamente analizada la decisión es un auténtico adefesio después que habíamos logrado avanzar bastante en la lucha contra el orden y la salud social.

El argumento válido para sustentar la decisión de la Corte es que las normas derogadas atentan contra el desarrollo de la libre personalidad. Dios Santo! Es que permitir entonces la libre venta y el consumo de las drogas en parques y calles, es un apoyo al desarrollo de la personalidad de la juventud, de los niños o acaso de personas mayores ya enviciadas en estas costumbres? No nos cabe la menor duda de que algunos magistrados de la alta Corte son una referencia jurídica y ética para los colombianos, pero por lo visto los que votaron a favor de la resurrección del vicio deben renunciar a su toga, a sus investiduras y a sus responsabilidades ante la sociedad que dicen proteger

Nosotros como muchísimos docentes universitarios en el país presenciamos el vicio circulando en los centros educativos, no solamente en el ejercicio de su desarrollo intelectual, sino en la simple apariencia física de muchos jóvenes. Porque la droga se nota en la expresión, en los gestos, en el hablado, en el comportamiento. Pero además, los profesores de secundaria están alarmados en todo el país por el alto consumo en los adolescentes, niños y niñas que apenas se asoman a la vida. Son ellos nuestro futuro ahora con carta blanca de actividades sórdidas amparados por las mismas Cortes?

Puede ser muy duro para nosotros expresarnos públicamente de esta manera sobre colegas y entidades que por su grandeza y trascendencia deberían ser el áncora, la cúspide de la referencia moral, pero acaso no es evidente que con estas actuaciones no se aparta la ley de la  justicia, del componente más básico de la estructura de la Ley que es la lógica, así con mayúscula, elemento sustancial para dirimir, decidir, comparar, analizar, no solamente lo más justo, sino lo más conveniente? Donde quedaron entonces las tesis del doctor Jung, el discípulo favorito de Freud que siguiendo a los clásicos griegos apostaban por la tesis del razonamiento mediante la cual lo íntegramente bueno, sano y conveniente a la colectividad debe ser la esencia de toda norma de conducta? Miremos las cosas con objetividad y descubriremos que este nuevo absurdo de nuestra justicia es una barbaridad.

LINK ORIGINAL: El Heraldo

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation