Nuestros hombres no murieron en un desfile, murieron homenajeando al país - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

En respuesta al editorial del 14 de agosto de 2019, titulado ” Maniobras riesgosas e innecesarias “.

Por Anónimo *

Tristemente encontramos editoriales como este, contado desde afuera, por periodistas que no conocen el día a día de los hombres y mujeres de las Fuerzas Militares.

Lo primero que se debe decir es que para ningún integrante de la Fuerza Aérea, desde el comandante hasta el último soldado, ha sido fácil la muerte de dos amigos y compañeros que fueron esenciales para salvar la vida de otros colombianos en Antioquia y otras regiones del país. Durante su vida militar fueron rescatistas y en muchos momentos salvaron la vida de soldados, guerrilleros y civiles cuando así fue requerido.

El pasado fin de semana, la misión que estaban realizando, más allá, como muchos lo creen, no era participar en un desfile; era hacer un homenaje a los antioqueños, así como se ha hecho en los desfiles del 20 de julio. Esta misión es catalogada como una operación militar en homenaje a Colombia.

Ya lo habíamos hecho muchas veces con éxito y aquí es donde nos duele, como integrantes de esta Fuerza, que se juzgue y se condene. Si hubiese salido bien, como siempre pasó, solo recibiríamos aplausos. Es un accidente infortunado que merece unas respuestas con rigor científico y operacional, no para alimentar el morbo de algunos medios y personas, sino para evitar que más comandos pongan en riesgo su vida, no solo en la Fuerza Aérea Colombiana, sino en todas las Fuerzas Militares del mundo.

Es lamentable leer su editorial porque quien lo escribió concluye, de forma subjetiva, “que las vidas de los miembros de las Fuerzas Armadas no son tratadas con el respeto que ameritan”. Esta afirmación es falsa, porque a nadie más le duelen sus muertos que a su propia familia y aquí en la Fuerza Aérea la familia somos todos y velamos por proteger la vida de todos, por eso es inaudito que se crea desde afuera que no existen las capacidades, la experiencia y la seguridad en las operaciones.

Nuestros amigos fallecieron en un accidente, un accidente que como cualquier otro pudo ser evitado, pero que desafortunadamente nos tocó y en ningún momento fue irresponsabilidad de alguien o de una fuerza. Doctrinariamente cambiarán cosas porque así debe ser, porque en el mundo de la aviación militar y comercial los riesgos son máximos, riesgos que se minimizan, pero riesgos, al fin y al cabo.

Ayer tristemente una patrulla del Ejército fue atacada en un puesto de control en Acarí y solo se refirieron los medios a ellos de forma superficial, y mi reflexión es si ese tipo de noticias no son importantes o no alimentan el morbo y el amarillismo de los medios.

Por eso portar nuestro amado uniforme en Colombia es un riesgo en cualquier nivel, pero para nosotros es un honor y sabemos que el próximo caído puede ser cualquier soldado o policía, porque eso le juramos a Colombia. Nuestros hombres no murieron en un desfile, murieron haciendo homenaje a nuestro país, y sí, debemos recordarlos como héroes, porque entregaron su vida para que otros puedan vivir.

*Suboficial de la Fuerza Aérea Colombiana, quien pidió mantener su nombre en reserva.

876711

2019-08-19T00:00:45-05:00

column

2019-08-19T00:15:01-05:00

[email protected]

none

Nuestros hombres no murieron en un desfile, murieron homenajeando al país

75

3460

3535

LINK ORIGINAL: El Espectador

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

163164