No les pagan por creer - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

E cuador sale espantado de un gobierno personalísimo, tras diez años a merced de lo que un líder supremo consideraba que era correcto o se alineaba a sus creencias políticas y religiosas. Los estudios y las cifras estaban tan relegados que, a juzgar por las revelaciones contractuales, en ocasiones ni siquiera eran tomados en cuenta. Ese actuar es duramente criticado. Por todos, pero especialmente por sus rivales políticos.

Aquella indignación es incompatible ahora con la forma en que se está conduciendo el debate sobre la despenalización del aborto. El asunto está en manos de los asambleístas, a quienes, aparentemente, se les olvida que fueron elegidos para representar al pueblo y no para que expongan el intrincado emocional de sus creencias. Ser el elegido que traslada a leyes lo que requiere la sociedad no es lo mismo que usar un escaño público, sostenido económicamente con los impuestos de todos, para enquistar en la legislación las creencias personales de cada uno e imponerlas de forma generalizada.

El debate en torno al aborto acumula argumentos de lado y lado. Unos se amparan en las estadísticas de salud reproductiva y otros en cuestiones morales. Un dilema que otros países han superado y que, aquí, son desplazados por la realidad. En la práctica, se practican abortos con o sin permiso de las leyes y de las creencias personales. De lo que se trata es de garantizar seguridad sanitaria.

Pero lo inquietante no es cómo se posicionan los legisladores en función de sus creencias, sino que los partidos políticos, esos que solo recorren las calles poco antes de ir a las urnas y que advierten del peligro de repetir la experiencia de un gobierno mesiánico, hayan decidido, esta vez sí, dar libertad de conciencia a sus coidearios de la Asamblea. Si, teóricamente, hay un plan electoral que ha definido previamente la mejor política de empleo, educativa, sanitaria, tributaria, etc, ¿es coherente que para despenalizar el aborto por violación los legisladores tengan la opción de votar de acuerdo a su conciencia? O sea, ¿estamos de acuerdo en que la forma de creer personalísima de 137 delegados se imponga a todos? Pues no. Mejor que reúnan coraje político y los partidos transparenten de qué lado están, a sabiendas de la factura política que les acarreará para 2021.

LINK ORIGINAL: El Expreso

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation