MUTEK: el exitoso festival que empezó como un experimento rarísimo - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Lo que comenzó como un experimento rarísimo, acabó como uno de los festivales de vanguardia musical más importantes de México.

Proveniente de Montreal, el MUTEK llegó al país en 2003 como un festival en el que unos artistas sonoros hacían música con computadoras y todo tipo de curiosidades digitales.

Al menos ese era el discurso que circulaba en los medios, uno francamente confuso para la mayoría de los mexicanos, que veían a distancia desde sus televisiones cómo del otro lado del charco existía algo llamado Wi-Fi, una nueva tecnología —explicaban los periodistas con asombro— que permitía al usuario conectarse a la red sin necesidad de cables ni sonidos Microsoft extraños. Y lo mejor: intercambiar información entre dispositivos móviles.

En este contexto es comprensible que casi nadie supiera a ciencia cierta qué era el MUTEK. Imagínense: para 2003, el gran desafío tecnológico de la humanidad era poder hacer transferencias bancarias desde el celular… Y eso sólo para unos cuantos, casi siempre los más adinerados.

“Muchos no comprendían de qué se trataba el festival. Hoy, sin embargo, MUTEK atrae más públicos y se ha consolidado. La revolución tecnológica ha cambiado por completo nuestra noción de escuchar, acceder, comunicar y entender la música”, asegura en entrevista Damián Romero , director y fundador de MUTEK, que este año celebra su decimosexta edición con un cartel de lujo que incluye, entre muchas otras actividades, una pieza de Brian Eno llamada Condenser y una instalación inmersiva de Max Cooper , en colaboración con Architecture Social Club , titulada Aether . Dos platos fuertes verdaderamente imperdibles.

” Eno no hace performances desde hace muchos años; se ha dedicado a desarrollar piezas de arte, producciones y conferencias, por lo que poder ofrecer nuestro espacio (Fábrica) como punto de reflexión de su obra representa una práctica poco usual e innovadora fuera del espacio museográfico.” Damián Romero Director y fundador de MUTEK MUTEK es un festival artístico y vanguardista que explora las infinitas posibilidades del sonido a través de las tecnologías más avanzadas. En esta edición, que se realizará del 18 al 24 de noviembre en distintas sedes de la Ciudad de México , habrá estrenos de piezas, performances especiales, instalaciones, arte inmersivo y propuestas arriesgadas que transitan entre la música electrónica y las artes digitales.

Aether es otra opción que tampoco se pueden perder los espectadores. Se trata, dice el director, de una instalación inmersiva diseñada por una de las duplas más fascinantes del arte digital contemporáneo ( Max Cooper + Architecture Social Club ), que funciona como un instrumento emocional narrador de historias a través de un mapeo audiovisual de formas abstractas .

Para Romero, MUTEK es el ejemplo de que la perseverancia alcanza su espacio en el tiempo. Aún recuerda cuando en aquella primera edición del festival de 2003 los más entusiasmados con el proyecto eran sólo un puñado de personas con poca experiencia y pocos recursos.

“Sigo sin entender cómo logramos sobrevivir a la idea, ya que la mayoría de los contenidos eran de acceso gratuito”, recuerda Damián Romero. Y reconoce que el encuentro jamás hubiese sido posible sin el apoyo de instituciones públicas como la UNAM , el Laboratorio de Arte Alameda , el Claustro de Sor Juana y el Museo Tamayo .

¡Horarios listos para la semana de #MUTECKCDMX #Edición16 ! Les recomendamos descargar la app para tener toda la información necesaria en un solo lugar y recibir actualizaciones de las actividades adicionales en Casa MUTEK; además, pueden conseguir Abonos a precio especial. ???? pic.twitter.com/bgWQsVg2QB

— MUTEK México (@MUTEK_MX) November 5, 2019 La situación hoy ya es distinta. MUTEK ahora cuenta socios comerciales y patrocinadores que van desde Adidas , Red Bull y Museo Jumex hasta marcas como Comilona —que hace rutas gastronómicas en la Ciudad de México— y We Love Burgers. Todo un caso de éxito comercial en un país que no ha sabido aprovechar del todo su riqueza artística y cultural.

“Los tiempos han cambiado drásticamente, pero siento que a nosotros nos han dado una oportunidad ideal. El arte desarrollado con tecnología ha sufrido una evolución sumamente positiva al maximizar su poderío a través de las facilidades y alternativas que esta poderosa herramienta provee a la imaginación y materialización de los creadores.

“Dieciséis años significan un periodo extenso y transitorio generacional, por lo que es palpable que el crecimiento del festival está relacionado con las nuevas generaciones, mismas que expresan una mayor curiosidad y entendimiento a nuestros contenidos dada la naturaleza de su relación empírica con la tecnología”, asegura Romero.

LINK ORIGINAL: El Financiero

Entornointeligente.com

Adscoins

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation