Mujer pasó cinco días con su hijo muerto: "Lo vestí con su pijama y sus hermanos jugaron con él" - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Una madre contó cómo pasó cinco días con el cadáver de su hijo de tres años después de que murió trágicamente en un accidente automovilístico.

Yasmine Corkum , de 28 años, de Newtownards, Irlanda del Norte , y su esposo Michael, vistieron el cuerpo de Kai con su pijama favorita y lo metieron en su edredón de Star Wars después de su muerte .

PUEDES VER Abusada, golpeada y sin comida: el infierno que vivió una joven a manos de su pareja [VIDEO] La familia pasó un tiempo despidiéndose mientras los dos hermanos de Kai, Tyler, Mason, de seis y cinco años, jugaban con él al pie de su cama .

Yasmine le dijo a Fabulous Digital : “No queríamos dejar el cuerpo de Kai en la funeraria. No podía soportar la idea de que lo guardaran en una nevera. Lo quería en la casa, a donde pertenecía”.

Irlanda.

“Nos dijeron que podría tomar varios días que para el ataúd que queríamos llegara. Fue entonces cuando el director de la funeraria sugirió meterlo en la cama. Inmediatamente, Michael y yo sentimos que era lo correcto “, prosiguió con la historia.

El día del trágico accidente Kai fue con su tía Amanda Corkum, de 26 años, a comprar un chupetín, cuando fue chocado por un automóvil , cerca de su casa, el pasado 14 de diciembre de 2018.

Yasmine Corkum estaba doblando la ropa, cuando escuchó una conmoción por parte de la mujer que acompañaba al menor de edad y gritó que Kai había sido atropellado por un automóvil .

“Sentí pánico. Bajé las escaleras, salí por la puerta principal y corrí en dirección hacia donde estaba el carro”, confesó.

Los paramédicos llegaron y Kai fue llevado a la ambulancia con Yasmine, mientras Michael lo seguía en el auto de su padre.

Irlanda.

Se las arreglaron para revivir a Kai justo antes de llegar al Royal Victoria Hospital de Belfast en Irlanda . Sus padres fueron llevados a una habitación y se les dijo que se prepararan para lo peor.

Yasmine dijo: “Contra todo pronóstico, un equipo de especialistas logró estabilizarlo, y pasamos la noche sentados junto a su cama, aferrados a sus pequeñas manos, mientras las máquinas zumbaban a nuestro alrededor”.

“Pero a la mañana siguiente, los informes mostraron que el tallo cerebral de Kai se había roto. Nunca podría volver a respirar solo”, siguió.

“Kai tomó cinco respiraciones por su cuenta, mientras Michael y yo rezábamos por un milagro. Pero murió, un ángel de solo tres años”, concluyó la madre.

Video recomendado
LINK ORIGINAL: La Republica

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

150476