MÉXICO: Sasha, Benny y Erik, sin límites - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Informador / GUADALAJARA, JALISCO (30/ENE/2015).- Lejos de los colores brillantes en el vestuario, la pirotecnia del espectáculo y las alegres frases que todo mundo corea, el ambiente que rodea a la música pop es cruel. Muy cruel. Aquí no hay espacio para quienes se van haciendo “maduros”. Crecer es el peor pecado. El público siempre está detrás de un concepto fresco, y no tiene reparos en olvidar de inmediato a quienes no se saben reinventar de forma constante.

Algunos artistas prolongan su carrera aferrados al pasado, pero otros, un pequeño grupo, no renuncian a seguir creando y elevando la apuesta al explorar sendas acústicas lejanas. No le tienen miedo al tropiezo, porque saben que detrás de cada dificultad está el camino al éxito. ¿Ejemplo de lo anterior? Sasha, Benny y Erik.

Con una carrera que supera las tres décadas, a Sasha no le cuesta trabajo definir con una sonrisa en el rostro el momento del grupo, que promociona la placa “Vuelta al Sol”: “El proyecto, los discos, las canciones son un reflejo de como estamos nosotros. Nos sentimos plenos, completos, y eso se refleja en aquello que hacemos ahora”.

La experiencia no es sinónimo de que las cosas hayan sido fáciles para el trío. De hecho, el gran reto fue construir algo completamente nuevo, y olvidarse de todo lo que ya sabían. Erik expone que “estuvimos año y medio buscando el sonido que queríamos para ‘Vuelta al Sol’. No es una meta lo que buscamos, porque siempre estamos detrás de cosas frescas. La suerte es que hemos tenido aliados que nos han ayudado a encontrar un sonido propio. Lo que hacemos ahora no esperamos que suene a Benny, a Sasha o a Erik. Ahora sonamos a un grupo. Sonamos a lo que somos hoy”.

Con una sonrisa, Sasha, Benny y Erik trazan el futuro de la banda. Los límites ya no existen. Se sienten orgullosos de su pasado, tanto individual como con Timbiriche, pero saben a la perfección que lo que están escribiendo hoy es historia nueva. Es pop que sabe a eterno.

Lazos de amor

Crecieron juntos en todos los sentidos. Sasha, Benny y Erik se subieron al escenario siendo apenas unos niños, y hoy son adultos a los que a veces les basta una mirada entre sí para comunicar toda una idea. Pero, ¿qué tan fácil ha sido convivir tanto tiempo juntos?

Para Sasha, la idea de “fácil es bueno y difícil es negativo” no tiene razón de ser. “Lo que es complicado y lo logras es mucho más gratificante que lo que se te da sin ningún tipo de esfuerzo”.

“Sobre nosotros, cualquier relación, familiar, de trabajo o amorosa es compleja. La nuestra lo es. Pero lo que vale la pena es el esfuerzo para que funcione. Tenemos una personalidad muy fuerte. Mucho. Pero hemos aprendido a ceder y conceder entre nosotros. Puede que no seamos una familia de sangre, pero somos una familia por elección. Hemos elegido estar juntos tanto tiempo porque nos hace felices. Porque el lazo que nos une es el más fuerte”.

SU CARRERA EN TRES MOMENTOS

Sasha Sökol

> En 1987, la cantante presentó el disco “Sasha”, donde viene incluida la canción que se convertiría en el himno de su carrera: “Rueda mi mente”. En contraste con otras cantantes que abusaban de vestuarios en tonos chillones, Sasha opta por aparecer en tonos oscuros, lo que le gana el apodo de “La dama de negro”.

> Los noventa fueron locos para Sasha. Formó parte de un grupo en 1991 cuya alineación hace palidecer a la de Timbiriche: Muñecos de papel, un verdadero dream team del pop, compuesto por Ricky Martin , Bibi Gaytán, Angelica Rivera, Erik Rubín y Pedro Fernández.

> En 2010 lanza lo que hasta ahora es su último disco como solista, “Tiempo amarillo”, una propuesta de pop suave que tuvo buena crítica, aunque pobre promoción en radio.

Benny Ibarra

> Se ganó el respeto del medio musical al producir un disco para Santa Sabina y cinco de La Onda Vaselina.

> 1994 fue el “año de oro” del cantante, cuando lanzó “El tiempo”, disco del que se desprende el tema “Cielo”, todo un éxito en la radio. Además tuvo buena rotación con otros sencillos.

> Se ha aventurado en el cine, con diferentes proyectos como “¿Quién diablos es Juliette? (1998) y “Cuatro labios” (2004).

Erik Rubín

> Paulina Rubio y Alejandra Guzmán se pelearon su amor, y hasta se “pelearon” a través de los temas “Ese hombre es mío” (de Paulina) y “Hey Güera” (de La Guzmán). Al final, Erik se casó con Andrea Legarreta.

> Se reveló como un actor sobresaliente en “Jesucristo Superestrella” (2001), obra musical que le valió el aplauso de la crítica.

> En su momento fue galán de televisión, con participaciones en “Morir para vivir” al lado de Ana Martin, “Alcanzar una estrella II” con Sasha, y el legendario culebrón “Lazos de amor”, con Lucero.

Con Información de El Informador

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

.




.

Síguenos en Twitter @entornoi






Sigue a nuestro director Hernán Porras Molina













Follow Me




.