Medir la confianza - EntornoInteligente

Medir la confianza

Entornointeligente.com /

La semana pasada, Fedesarrollo divulgó los resultados de su encuesta de opinión empresarial (EOE) para el mes de marzo. La encuesta cubre dos sectores (industria y comercio) y para ambos los resultados son alarmantes: los índices de confianza que se construyen con las respuestas de los encuestados cayeron en ese mes a su nivel más bajo desde que existe esa medición (junio de 1980 para el comercio y enero del mismo año para la industria).

Para empezar a calificar esos resultados, no hay que olvidar que desde 1980 la economía colombiana ha atravesado varios momentos difíciles como la crisis de la deuda y el ajuste macroeconómico de mediados de esa década, la recesión de fin de siglo, la financiera de 2008 y el estallido de la burbuja de los precios de las materias primas en 2016. El desplome de la confianza pareciera darle la razón a quienes afirman que la crisis actual va a ser la más profunda en mucho tiempo.

Ante la gravedad de las circunstancias, vale la pena desmenuzar un poco más la información. Aunque ese tipo de indicadores no son “duros”, en el sentido de que se construyen con percepciones y opiniones de los agentes económicos, y no con información cuantitativa como la que produce el Dane, son un instrumento universalmente utilizado para seguir la coyuntura económica, ya que las estadísticas “duras”, por lo dispendioso de su elaboración, se publican con rezago.

Hay, sin embargo, algunas dudas en relación con el dato que está entregando Fedesarrollo en esta ocasión. Como la misma entidad lo advierte, las medidas de confinamiento llevaron a que la recolección de la información fuera difícil. La muestra, la cantidad de empresarios que se interrogó, cayó en un 50 %, aunque, según la entidad, sería todavía representativa de lo que está sucediendo en la población. Una afirmación difícil de creer y que produce incertidumbre sobre los resultados. ¿Podrían ser mejores o peores con una muestra mejor? No se sabe a ciencia cierta. De hecho, sorprende la magnitud de la caída en marzo, cuando la industria y comercio crecían bien en febrero según el Dane, y las medidas sanitarias más estrictas se empezaron a tomar apenas el 25 de marzo.

Por su carácter subjetivo, la confianza es difícil de medir y por esa razón en la práctica se acude a indicadores que pueden tener varias interpretaciones. Para el caso de la industria, el indicador de confianza se construye con una combinación de respuestas a las preguntas de la encuesta. Para los empresarios las existencias están aumentando, los pedidos cayendo y, sobre todo, las expectativas de producción de los próximos tres meses se desplomaron. Con una muestra disminuida, se puede concluir que la confianza de los empresarios interrogados se deterioró, pero es difícil hacer inferencias para toda la industria.

Para el cálculo de la confianza de los comerciantes la combinación de variables es diferente: realidad de la situación económica actual de la empresa o negocio, nivel de existencias y expectativas sobre la situación para el próximo semestre. En este caso, también jalonan el resultado los horizontes negativos para el próximo semestre y en menor medida, la percepción sobre la situación actual.

Durante un tiempo, los colombianos veremos cifras negativas sobre el desempeño de la economía, pero hay que medirlas bien. El reto es que se conserve la calidad de las estadísticas para que sean una buena guía para la política económica

LINK ORIGINAL: El Colombiano

Entornointeligente.com

Ir a Smart Reputation

Publicidad en Entorno

Allanamiento a las oficinas de EntornoInteligente

Adscoins

Smart Reputation