Matteo Salvini condena a una Italia con su economía estancada a enfrentar una nueva crisis política - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Italia está más que acostumbrada a la agitación política, pero la última crisis del gobierno -desencadenada por la intención del líder del partido la Liga, Matteo Salvini, de convertirse en primer ministro- es una de las más complejas de la historia reciente, en medio de uno de los peores momentos de la economía local.

Esta semana, los mercados estarán enfocados en la agenda parlamentaria de Roma cuyas jornadas se retoman –a pesar del receso del verano boreal- mañana con el actual premier Giuseppe Conte dirigiéndose al Senado.

Predecir cuál será el resultado de su comparecencia es difícil, porque tan sólo en el primer día se presentan dos escenarios que definirán el resto de la semana: O Conte decide renunciar a su cargo y se convocan nuevas elecciones, o afronta el voto de confianza propuesto por Salvini, aun sabiendo que no hay mayoría en el gobierno.

La incertidumbre, como es costumbre, contagiará el desempeño financiero de la tercera economía de la zona euro y reavivará el riesgo del auge de los movimientos populistas internos.

La raíz de la disputa El origen de esta nueva crisis se remonta a hace dos semanas, cuando el Movimiento anti-establishment Cinco Estrellas (M5E) votó en contra del proyecto ferroviario impulsado por la Liga, y desencadenó la ira de quien fuera hasta ese día su aliado político.

Salvini consideró que ello llevó a que la coalición colapsara y que, por ello, era necesario convocar nuevos comicios a más tardar en octubre, para aprovechar su impulso en las encuestas que lo ubican con 38% de intención de voto.

Sin embargo, y a pesar de todos los intentos por lograr el mayor respaldo posible, el ministro del Interior sufrió la semana pasada una segunda significativa derrota, luego de que la cámara alta le rechazara su moción de adelantar la consulta y que Conte –quien hace sólo 14 meses obtuvo luz verde para formar un gobierno de la Liga y el M5E- se despidiera de su cargo.

Ahora deberá ver si logra que mañana inicie la moción de censura y si, gracias a las alianzas de centro-derecha con el expremier Silvio Berlusconi (del partido Forza Italia) y con la diputada Giorgia Meloni (de Hermanos de Italia), alcanza mayoría absoluta para gobernar.

Aunque sí es el escenario más probable, la celebración de comicios no es la única opción que se abre para resolver el enfrentamiento político. El presidente de la república, Sergio Mattarella (de 77 años), también puede intentar formar un gobierno mayoritario con el actual Parlamento o nombrar uno técnico y provisional.

De optar por la primera posibilidad, la consulta sería a fines de octubre o principios de noviembre; es decir, justo cuando todos los miembros de la UE deberían estar detallando sus presupuestos para contar con el visto bueno de la Comisión Europea antes del 31 de diciembre. Pero, además, el 27 de septiembre Roma debería presentar su cuadro macroeconómico para el próximo año.

El mal momento de Italia La aprobación de los presupuestos generales para 2020 se suma a una economía completamente estancada.

Italia salió recién de una recesión técnica en el primer semestre de este año, pero registró crecimiento nulo entre abril y junio. Además, acumula una deuda que supera el 132% del PIB -la más alta de la zona euro después de Grecia-, y que la mantuvo enfrentada a Bruselas en su solicitud de que reduzca su déficit público.

Para 2019, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) calculan una expansión de sólo 0,1% y el gobierno de 0,2%.

Las razones detrás de su mal desempeño estarían vinculadas a la desaceleración mundial que afecta a toda Europa y a las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, pero también al temor empresarial ante tal inestabilidad política.

Como resultado, la tasa de desempleo se sitúa en 9,7%, e incluso alcanza el 28,1% entre los jóvenes de 15 a 24 años, muy por encima del promedio de la eurozona.

¿Cuál es la agenda legislativa para esta semana? Martes: será el día clave. El primer ministro Giuseppe Conte se presenta ante el Senado. Ahí decidirá si enfrenta el voto de no confianza propuesto por Matteo Salvini o si renuncia al cargo. Miércoles: Está programado que Conte se dirija a la cámara baja del Parlamento a las 11:30 hora local. Sin embargo, si renuncia el martes, o si el Senado aprueba la moción en su contra, se cancelará la sesión de los diputados. Jueves: Se debate y vota en la cámara baja una reforma constitucional que reduciría drásticamente el número de legisladores. Esta convocatoria también queda sujeta al resultado del voto de confianza o a si Conte se separa de su cargo antes.
LINK ORIGINAL: Diario Financiero

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

175633