Marabinos dicen «NO» al rechazo del billete de 500 bolívares por transportistas y comerciantes » EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

«Es un abuso que alguna persona que vaya hacer una transacción de cambio por una compra o venta de un bien o servicio, no acepte los billetes que son de curso legal en el país al menos que haya alguna determinación del BCV donde se ordene recogerlos. No aceptarlos es contra la ley», dijo el economista zuliano y diputado de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Alberto Sobalvarro, en su entrevista con QUÉ PASA

La mayoría de los comerciantes y transporte público miran con desdén el billete de 500, el de la cara del libertador Simón Bolívar

Maracaibo — Pasó con los billetes de 100 y 200 bolívares, ahora desde hace dos semanas, según lo indicaron los maracaiberos a QUÉ PASA, al Libertador Simón Bolívar, imagen del billete de 500 bolívares, la especulación lo agarró.

Lea también:  Banca nacional se prepara para la dolarización de facto de la economía

Esto sólo agrava la situación de los ciudadanos que, en las semanas de flexibilización, salen a las entidades bancarias con el objetivo de conseguir el poco efectivo que las mismas dispensan (400.000 bolívares diarios), su mayoría en billetes de 500.

La culpa es de Las Pulgas A principios de año QUÉ PASA reseñó como los comerciantes en Maracaibo «aceptaban a regañadientes» el billete de 500 bolívares, sin embargo, dicho rechazo paró cuando los comercios y los bancos cerraron al implementarse en el estado la cuarentena estricta producto de la pandemia. Pero los marabinos aseguraron que desde la reapertura del mercado popular La Pulgas, los billetes comenzaron a ser rechazados nuevamente.

¿Está de acuerdo con que los transportistas y comerciantes no quieran aceptar el billete de 500?

Cabe destacar que en Maracaibo la eliminación de los billetes es una práctica común en Maracaibo. En 2019 los comerciantes de Las Pulgas dejaron de aceptar los billetes de baja denominación del cono monetario actual (2, 5, 10, 20 y 50); posteriormente de manera no oficial se eliminó el uso de los billetes de 100 y 200 bolívares, empujando su desaparición.

 

 

El rechazo actual del billete amenaza con seguir exterminando el cono monetario vigente, induciendo una presión adicional al problema de la inflación. Con la eliminación inducida del billete de 500 todo pasaría a costar un mínimo de 10.000 bolívares, desapareciendo la posibilidad de comercializar productos cuyos precios no se calculen en múltiplos de 10.

«Un abuso» Ante la situación el equipo de redacción de QUÉ PASA contactó a expertos en materia económica y bancaria para ahondar en las causas y consecuencias de esta práctica, quienes indicaron que los comerciantes y choferes del transporte público «no pueden tomar deliberadamente la medida de rechazar los billetes de cualquier denominación», porque esa decisión sólo lo puede tomar el Banco Central de Venezuela (BCV), única autoridad monetaria en el país.

«Es un abuso que alguna persona que vaya hacer una transacción de cambio por una compra o venta de un bien o servicio, no acepte los billetes que son de curso legal en el país al menos que haya alguna determinación del BCV donde se ordene recogerlos. No aceptarlos es contra la ley», dijo el economista zuliano y diputado de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Alberto Sobalvarro, en su entrevista con QUÉ PASA.

En este sentido, instó a los usuarios para dirigirse la Superintendencia Nacional para la Defensa para los Derechos Socioeconómicos (Sundde), (¿alguién la ha visto?), ya que este es el ente encargado de proteger a los usuarios en Venezuela de cualquier actividad comercial o economía que sea contradictoria a lo que ya está establecido.

Sobalvarro explicó que la región, al ser un estado fronterizo, sufre muchas variaciones con respecto al tipo de cambio, además resaltó que en Venezuela aún no han encontrado una política monetaria que pudiera tener de verdad la cantidad de dinero que necesita la economía venezolana en la calle. El también constituyente indicó que el hecho de tener un dólar en una mesa de divisas y un dólar paralelo «hace muy difícil controlar esa variable monetaria».

«Pudiéramos decir que nada se compra con 500 bolívares, pero eso ocasiona que el vendedor diga “bueno yo no puedo recibir estos billetes”, pero todos los comerciantes, buhuneros o transportistas deben estar consciente que la banca pública y comercial puede aceptar esos billetes sin ningún problema. Por lo tanto ese billete está vigente y ellos están obligados a recibirlo», manifestó.

Un problema inflacionario Por su parte, el economista Jesús Casique, explicó en su entrevista telefónica que cuando se implementó la reconversión monetaria en 2018 el cono monetario venezolano quedo «totalmente pulverizado», ya que aplicar dicha medida en un país que, para ese entonces atravesaba 10 meses de hiperinflación, era «inviable».

«De hecho la inflación acumulada en reconversión monetaria que partió desde agosto de 2018 hasta julio de 2020 es de 1.885.496%, eso indica el fracaso de la reconversión monetaria que pulverizó el cono monetario, por eso vemos que los billetes de 100 y de 500 (que aún siguen vigentes), no tienen ningún tipo de valor», dijo.

Casique agregó que incluso los nuevos billetes que entraron al torrente monetario (10.000, 20.000, 50.000 que entraron en vigencia en junio de 2019) en otrora de alguna manera resolvían el problema monetario de las personas. Sin embargo, ya se puede «observar que el billete de mayor denominación (50.000) para el tipo de cambio que cierra el BCV, es equivalente a un aproximado de 0,11 centavos de dólar. «Prácticamente nada», destacó.

Según lo explicó Casique, Venezuela atraviesa 34 meses de hiperinflación, ocupando un puesto debajo de Ucrania, que atravesó 35 meses de hiperinflación, seguido de Grecia con 44 meses y, en un primer lugar, Nicaragua con 63 meses. «Para determinar o inferir cuando vamos a salir de la hiperinflación tendríamos que esperar hasta julio del año siguiente, es decir, desplazaríamos a Grecia (44 meses) en los casos de los país con mayor duración de la hiperinflación desde el año 1950», añadió.

Para el economista, que los comercios no acepten los billetes es parte de «la anarquía del mercado venezolano, cosa que no es legal».

«Esa es la decisión del transportista o del comerciante y es básicamente la anarquía que hay en Venezuela, porque son billetes que están en circulación y están vigentes por orden del BCV (…) De allí vienen las diatribas, las protestas pero obviamente que lo tienen que recibir. pero ¿cómo te pones a pelear con un chofer del transporte público o con un comerciantes?», cuestionó.

Otras causas A diferencia que Casique, el también economista Alberto Sobalvarro comentó que está situación es consecuancia de muchos otros problemas económicos.

Los ataques a la moneda en la frontera, la guerra económica, la hiperinflación inducida, fueron algunas de las causantes que, a su juicio han afectado la economía venezolana. «Además hace dos años se nos llevaron todo el papel moneda para Colombia con la única motivación de causar un desequilibrio en las cuentas fiscales y dañar la circulación monetaria», dijo.

Sobalvarro contó que para esa época del lado de la frontera con Cúcuta, quienes se llevaron el papel moneda «con el objetivo de atacar el bolívar», los quemeban, los botaban o regalaban».

Pagar y recibir Para conocer la posición de los bancos cuando se presenta una eliminación indicuida de algún billete, QUÉ PASA contactó a Rafael Medina, vicepresidente del Banco Caroní y enlace bancario con Fedecámaras Zulia, quien manifestó que no aceptar un billete son posisiciones que se toman por «capricho» como consecuencia de la espiral inflacionaria en la que está inmersa la economía venezolana.

«Esas son situaciones internas del mercado y nosotros como entidades bancarias estamos obligados a recibirlo y pagarle a los usuarios con ese billete, porque son billetes que están vigentes por ordenes del BCV», acotó Medina.

El enlace bancario con Fedecámaras Zulia aceptó que es cierto que para los comerciantes es «desagradable» que les paguen con pacas grandes que no representan el valor real del billete, pero «no querer recibirlo es ilegal».

«Todos los billetes a los ojos de las entidades financieras tienen validez y pueden circular en el mercado (…) Estas son situaciones que no podemos controlar, porque como banco lo que ocurre en el mercado es algo transparente», expresó al tiempo que indicó que está practica siempre ha existido.

«Primero no aceptaban el de 100, luego no aceptaron el de 200, ahora no aceptan el de 500 y así sucesivamente en la medida que la situación inflacionaria en el país siga aumentando», apuntó.

Solución momentanea Durante su entrevista, el economista Jesús Casique comentó que para este problema existen dos soluciones momentaneas. 1. Inyectar una mayor cantidad de efectivo en el mercado, «que sea obviamente de mayor denominación, porque ya los billetes de menor denominación no se ven o no son aceptados», explicó Casique.

2. Un proceso de reseñaje del billete, que consiste en agregarle tres ceros más a los billetes. «Como hizo Nicaragua en 1985, básicamente se le agregarían a todos los billetes del cono monetario vigente tres ceros», informó.

Según Casique, esto no tendría ningún impacto inflacionario, porque la desición es producto de la hiperinflación. «Esta es la consecuencia de no establecer disciplina fiscal y monetaria».

«Esto pasa porque el Gobierno Nacional sigue violando el art. 320 de la Constitución venezolana, el cual indica que en el ejercicio de sus funciones el BCV no estará subordinado a directivas del poder Ejecutivo y no podrá convalidar o financiar políticas fiscales deficitaria y entonces ¿porqué aún sigue financiando los déficit de Petróleos de Venezuela (PDVSA). En la medida que no se respete el art. 320 de la Constitución continuaremos con este flagelo de la hiperinflación», senteció.

Rotunda negación El equipo reporteril de QUÉ PASA una vez más realizó un recorrido por varios puntos del casco central de Maracaibo, con el propósito de recoger las opiniones de los usuarios y algunos comerciantes de la localidad, con respecto al rechazo a recibir el billete de menor deonominación que circula en la ciudad.

Los ciudadanos manifestaron su rotunda negación a la medida tomada por los comerciantes y el transporte público. «¿Cómo damos vuelto de algo que cuesta 105.000 o 130.000?, «sólo están devaluando más la moneda», «eso es culpa de la mafía que hay en Las Pulgas», fueron algunas de las frases que constantemente mencionaban los encuestados.

«Yo no estoy de acuerdo porque esa es nuestra moneda. Entonces ahora nosotros tenemos cantidades grandes de ese billete y nadie lo quiere agarrar», dijo Edinson Ochoa residente en el sector La Curva de Molina.

Por su parte, Miguel Ramos vecino en sector La Conquista comentó «nadie tiene porque estar devaluando más la moneda de lo que está, en otros estados todavía reciben el billete. Eso es una mafia que hay en Las Pulgas».

 

¿Está de acuerdo con que los transportistas y comerciantes no quieran aceptar el billete de 500?  

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon
>

Más info…

Smart Reputation

Prince Julio César en NYFW 2020

Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Prince Julio Cesar en el New York Fashion Week Spring Summer 2021

Publicidad en Entorno

Advertisement

Adscoins

Smart Reputation