Manolo Rodas: "Había falsa percepción de riqueza" en el IESS - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / *Entrevista publicada el 30 de noviembre de 2018 en la edición impresa de Revista Vistazo.   Dos golpes brutales al IESS adoptados por la administración de 2015: la disminución de aportes para pensiones y la eliminación del 40 por ciento que cubría el financiamiento estatal dieron un golpe al sistema. Lo admite su máxima autoridad, y revela cómo saldrán del problema.   Las cuentas claras, el chocolate espeso. Para pagar las pensiones de más de 400 mil jubilados, el sistema de seguridad social empezó a hacer uso de sus ahorros desde 2015. Quien lo admite es nada menos que el presidente del consejo directivo del IESS, Manolo Rodas , en entrevista a Vistazo.   Aún no cumple 40, nació en Azogues (provincia de Cañar). Empezó su función pública como funcionario de ventanilla en el Servicio de Rentas Internas, SRI. Rodas recibe a Vistazo en la presidencia del IESS, cargo que ocupa desde fines de febrero.    Su gestión empezó con una promesa de transparencia: él dispuso que los estudios actuariales más recientes, basados en las cifras del año 2013, fueran difundidos. Lo mismo ocurrirá con los estudios que estarán listos antes de fin de año. Las cifras dirán cuál es la salud del sistema, pero hay síntomas de debilidad en el paciente. El debate será ineludible los próximos meses, una vez que se transparenten todas las cifras.   LEA: NO HAY PLATA PA’ TANTA GENTE: UNA RADIOGRAFÍA AL IESS   ¿Podemos decir que sistema de pensiones está asegurado para las futuras generaciones de ecuatorianos? Cada sistema de seguridad social, cada cierto tiempo discute sobre su sostenibilidad actuarial. Hay un sinnúmero de factores, incremento de jubilados, de aportantes, expectativas de empleo, expectativa de vida. Este puede ser un ámbito de discusión habitual, si no fuese porque ciertas decisiones sobre el fondo de pensiones impactaron en la sostenibilidad actuarial del fondo y en su liquidez. Empieza un proceso de desinversión de sus recursos en el año 2015, pide parte de los ahorros que tenía en el BIESS.   Para entender bien, esto equivale a empezar a usar los ahorros para cubrir obligaciones El sistema estaba diseñado para que el IESS guardara los fondos en el BIESS, pero desde 2015 empieza a requerir sus dineros.   ¿Por qué ocurrió esto? Este hecho tiene que ser entendido desde algunas decisiones. A fines de 2015 se decide modificar los porcentajes de distribución de lo que recauda la seguridad social por concepto de aportes; otorgando un mayor porcentaje a salud y disminuyendo el valor para pensiones. Es la resolución CD 501 del consejo directivo de entonces. Ese mismo año, se establece que el Estado ya no va a aportar el 40 por ciento para el fondo de pensiones. Esto provoca que se limite tanto su liquidez cuanto su balance actuarial, se acerca al presente la proyección actuarial del fondo.   ¿Qué significa? Si no se tomaban estas decisiones, la proyección actuarial miraba hacia el año 2034. Pero ambas medidas adelantan ese escenario para 2023.   Esto significa que la plata se acabaría antes. Se acaba la plata más rápido, se generó un hueco patrimonial, una afectación importante.   Pero en 2015 se le cuestionaba al entonces presidente del Consejo Directivo, Richard Espinosa, y aseguraba que ambas medidas tenían fundamento técnico. ¿Fue un error? El fondo de salud efectivamente no tenía reservas ni recursos hacia el año 2015. Sin embargo, había una falsa percepción de riqueza. El incremento del número de afiliados en seguridad social que pasó de 1,5 a 3 millones generó la percepción que habrá motivado tales decisiones. El problema es que la resolución 501 contempla volver a la distribución original de porcentajes, pero no se consideró que la salud es un gasto permanente, con tendencia a incrementarse. En la actualidad, el gasto en salud es 2 mil millones de dólares. En pensiones, son más de 4 mil millones de dólares en 2018.    Entonces hay afectación La suma de estas decisiones afecta la sostenibilidad del fondo de pensiones. Y genera un gran reto en torno al debate que debe existir para encontrar los mecanismos para mejorar las condiciones de la seguridad social.    ¿Qué van a hacer? Cuando inicié la gestión propusimos al consejo directivo que levantara la reserva de los estudios actuariales. Tienen como año base el año 2013. Luego se dispuso, por parte del consejo directivo, la elaboración de nuevos estudios que están en curso, y deben estar listos en diciembre, tomando como base el año 2016. Pero aparte está en curso estudios actuariales sobre el impacto de la resolución 501.   Por adelantado se sabe que hay un hueco en el patrimonio  Por efectos de eliminar el 40 por ciento del aporte gubernamental al pago de pensiones, se dejó de percibir aproximadamente 3.500 millones de dólares, entre 2016 y 2018. El impacto del cambio del porcentaje está medido. Por esto la seguridad social demanda sus ahorros, este año va a cerrar con 1.497 millones de desinversión en el BIESS. En 2017 fueron 1.733 millones, en 2016 fueron 1.679 millones de dólares.   La obligación de financiar el 40 por ciento de pensiones jubilares por parte del Estado fue adoptada en los años 40. ¿Es técnica? La Corte Constitucional este año dispone que el gobierno vuelva a aportar el 40 por ciento. Hemos analizado técnicamente algunas decisiones que se podrían tomar pero, responsablemente, corresponde que se tomen en base a estudios actuariales actualizados. Hay temas que resultan muy evidentes. En la seguridad social se tomó la decisión de atender en salud a los hijos de los afiliados, menores de 18 años. Nadie aporta y el impacto anual es 250 millones de dólares. Si en 2017 tuvimos 12 millones de atenciones en salud, 3 millones correspondieron a consultas pediátricas.   ¿Cómo van a enfrentar esto? Una de las maneras de lograr el equilibrio y la sostenibilidad cumpliendo los requisitos de seguridad social, es financiar las prestaciones de salud y contener el gasto en salud. La contención responsable del gasto en salud le puede permitir a la institución equilibrar las cuentas en el fondo de pensiones. Este es un cambio y demanda un nivel de debate importante.   ¿Cómo es la contención de la que habla? Se establece un sistema de nivel de hospitales de especialidades, sin embargo poco se ha hecho por trabajar la salud en primer nivel, en la prevención de enfermedades, fue uno de los retos más importantes durante este año. La institución tiene todo un sistema de adquisición de medicamentos, logística, distribución, bodegas y entrega. Es altamente ineficiente. Buscamos mecanismos para administrar en forma responsable y con transparencia, no puede suceder que si el contrato dice que si la medicina caduca la obligación es reponerla y las administraciones no cumplan con la obligación.    Lo grave es que en 2021 debe volverse al esquema de distribución de porcentaje de aportes, sube pensiones y baja salud. El estudio actuarial puede motivar la toma de decisiones, sugerir si la reversión puede acelerarse.    Pero mientras tanto la administración anterior del IESS levantó grandes hospitales, como el del sur de Quito y Los Ceibos en Guayaquil. Y se ufanaba de su grandeza. Parte del examen en la Contraloría tiene que ver con el ejercicio de contrataciones públicas. El 6 de noviembre dispusimos que los exámenes de Contraloría sean subidos a la página web del IESS. Una vez que se construyen esos hospitales, van acompañados de equipamiento, pero esto demanda contratación de personal médico. En el sur de Quito la plantilla del plan médico funcional supera las 1.500 personas y en hospital de Los Ceibos supera las 2 mil personas.   ¿Eso está inflado? Así fue aprobado y Contraloría estudia esos casos. La resolución nuestra 574, del 31 de julio, prohibió la creación de partidas especiales y la creación de nuevas partidas, y dispuso que la dirección general de Salud Individual y Familiar y de Talento humano presenten la plantilla óptima de personal administrativo y salud para todo el sistema de hospitales de la seguridad social.    Da la percepción que hubo se edificaron elefantes blancos para la salud Los hospitales están prestando un servicio pero el modelo ideal debe buscar reforzar la prevención. Este año en el plan de financiamiento de becas con apoyo de seguridad social, se priorizó medicina familiar: de 315, 126 son becas para salud familiar.   ¿Se equivocó la administración pasada?  Los organismos de control presentarán sus informes respecto a las responsabilidades frente a la toma de las decisiones. La resolución 501 amerita un estudio actuarial específico.   ¿La deuda por atención médica de jubilados, personas con discapacidad, enfermedades catastróficas y jefes de hogar se va a cobrar al Estado? Desde 2001 se estableció esta obligación pero todos los meses se acumula. A nivel de balances, son 3.100 millones por esta deuda. Contraloría dispuso crear una comisión interinstitucional para que entre Finanzas y el IESS revisen el pago de esta obligación, eso tiene un impacto importante en el fondo de salud. Es un concepto que amerita debate, la deuda existe y hay que cobrar, pero el concepto necesita debate.   Del aporte debe destinarse un poco para la atención de salud en su jubilación. Recuerde que en 2001 por efectos de la dolarización se licúan los aportes de la personas, se toma la decisión de que el Estado asuma el pago de las atenciones en salud. La Contraloría dispuso que se trate el tema para generar mecanismos de pago, es un concepto que amerita que el país discuta. Además, se debe crear un fondo para enfermedades catastróficas. No se ha creado, debía ser tripartito entre estado, trabajadores y empleadores, los estudios actuariales van a tener que analizar estos elementos.
LINK ORIGINAL: Vistazo

Entornointeligente.com

Smart Reputation




Síguenos en Twitter @entornoi






Sigue a nuestro director Hernán Porras Molina













Follow Me