Malestar por poco cumplimiento de ordenanza para dueños de mascotas en Guayaquil - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Jonathan Andramuño paseaba a su perro Jake, la noche del pasado viernes, por la ciudadela Sauces 8, sitio donde reside. Junto a él llevaba varias fundas para recoger las deposiciones de su mascota.

Mientras iba recorriendo las peatonales de ese sector, esquivaba excrementos de animales regados por el sitio.

“Los que pasean a sus mascotas deben hacer conciencia que cuando los saquen a pasear lleven con ellos fundas. Todos los sábados tengo que salir a limpiar la vereda y cuando les reclamo, ellos son los más enojados”, indicó Andramuño.

En Guayaquil existe una ordenanza de apoyo a la protección integral de animales de compañía, que rige desde el 2016. En la normativa, está estipulada una multa del 10% del salario básico unificado ($ 40) para los dueños de mascotas que no recojan sus deposiciones. En caso de reincidencia, la sanción será de 60 dólares.

El caso de Andramuño se repite en varios sectores de la urbe porteña. En la ciudadela Los Esteros, en el sur, Alexandra Vaca lidia con vecinos que llevan a sus perros hasta el portal de su vivienda, en el cual dejan sus deposiciones.

“Algunos de mis vecinos no tienen respeto por el espacio del otro, no saben convivir. He tenido discusiones, aquí la gente cree que es normal que el perro orine en los portales de los vecinos, porque la que termina limpiando soy yo”, refirió, con malestar la ciudadana.

Contó que, ante la presencia constante de excrementos en su portal, emprendió una campaña en su sector, colocando en postes carteles con información sobre la ordenanza.

“Sirvió, porque las personas ya salían con fundas o al menos controlaban de que los perritos no se orinen aquí o en otros portales”, explicó Vaca.

Multas a lavacarros y mecánicos que laboran en calles de Guayaquil quedaron en papel El mismo problema vivió Esther Parra, en la ciudadela Samanes 1, en el norte. Ella narró que, agobiada por el olor de las heces de perros de sus vecinos, en los alrededores de su hogar, decidió aplicar pimienta y vinagre en esas áreas.

“Como algunos perros orinan para marcar su territorio, encontré en internet que con el vinagre se neutraliza el olor de la orina”, explicó la mujer.

Hay zonas en la ciudad, como los parques lineales de la ciudadela Kennedy y del sector Mucho Lote, donde diariamente personas asisten para pasear a sus mascotas. En esos sitios se evidencia que varios dueños de perros no portan fundas para recoger las deposiciones, que quedan en el lugar, generando mal olor.

En la avenida Plaza Dañín, en el norte, peatones tienen que esquivar las heces de perros y gatos sobre las veredas.

Ante esta situación, moradores del sector han colocado letreros para solicitar a los dueños de mascotas que elijan otro sitio para las deposiciones.

Estefanía Pareja, de la Fundación Rescate Animal, manifestó que esta ordenanza debería tener una mayor difusión, pues las quejas son reiteradas en varias zonas de la urbe. Señaló que el valor de la multa se debería incrementar.

“Me parece excelente que haya algún tipo de penalización porque, lastimosamente, en nuestra sociedad si no hay algún tipo de penalización, no hay cambio”, expresó Pareja.

Multa a peatones por no usar pasos cebra y peatonales es letra muerta Sostuvo que la exposición de las deposiciones en las calles y veredas pueden acarrear inconvenientes de salud a personas que no necesariamente tengan una mascota.

“Hay gente que pisa las heces involuntariamente y lleva las bacterias o parásitos hacia el domicilio”, mencionó.

Otras ciudades contemplan sanciones con multas más altas para este tipo de acciones. 

Por ejemplo, en Quito, en la ordenanza municipal Nº 48, que trata sobre la tenencia, protección y control de fauna urbana, el artículo 103 indica una multa del 21% de la remuneración básica unificada ($ 80) para los dueños de mascotas que no recojan sus deposiciones en la vía pública.

En Loja, la ordenanza municipal de tenencia de perros y mascotas estipula una sanción de hasta dos salarios básicos por reincidencia.

267 ciudadanos sancionados durante el 2019 Ante las quejas ciudadanas por el poco control de las deposiciones de mascotas en la vía pública, el vicealcalde de Guayaquil, Josué Sánchez, manifestó que las personas tienen dos vías para denunciar a ciudadanos que no acaten esta ordenanza municipal.

La primera, llamando al número 042-594-8000 para entregar todos los datos de donde se comete esta infracción (sector, hora y fecha).

La segunda, entregar un oficio a la Municipalidad de Guayaquil, dirigido al director de Justicia y Vigilancia, Xavier Narváez, agregando nombres completos, número de cédula, celular o teléfono y código catastral; la copia de la cédula y la prueba (foto, video) adjunta.

“Nosotros solicitamos que solo con una foto del perro o un video que sirva de prueba, es suficiente, no tienen que poner nombre, puede ser anónima, pero es fundamental que la gente denuncie”, explicó el vicealcalde, uno de los impulsores de esta ordenanza en la administración anterior.

Manifestó que muchas de las denuncias que reciben no contienen los datos suficientes para poder realizar una inspección con delegados municipales, pues carecen de direcciones exactas o fotos y videos que sirvan como prueba.

Según Shirley Moreno, jefa municipal de Bienestar Animal, en este año se han receptado 281 denuncias por infringir esta ordenanza. De esa cifra, 267 recibieron sanción.

El resto de denuncias aún se encuentran en proceso de notificación. Explicó que luego de presentar una denuncia, en un lapso de tres días, los delegados municipales acuden hasta el sitio para constatar los hechos.

Al verificar, la sanción se emite luego de dos días al infractor. Aseguró que existen casos en el que los infractores han recibido multas de más de 100 dólares. (I)

LINK ORIGINAL: El Universo

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation