Magistrado Pérez responde pregunta de Mauricio Botero - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

En la edición del domingo 23 de septiembre de 2018, el columnista Mauricio Botero Caicedo, en el artículo titulado “El que primero termine en el suelo”, me formula varias preguntas, en relación con la vinculación laboral que tuve con el Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo” (CAJAR), en aras de la transparencia ahora que soy magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE). Pregunta el columnista: ¿cuánto ha ganado el Colectivo en demandas contra el Estado? ¿Qué porcentaje se repartió entre las víctimas? ¿Cuáles fueron mis ingresos producto de las mismas? Si he declarado renta por ellos y ¿cuál fue mi rol en el caso de la masacre de Mapiripán?

Para responder, me permito precisar que trabajé con el CAJAR durante 30 años, tiempo durante el cual devengué un salario promedio que no supera el de secretario de un tribunal. El CAJAR no es una firma privada, sino una organización sin ánimo de lucro, por lo que ningún abogado o abogada recibe honorarios, ni se lucra de las demandas, ni recibe ningún recurso producto de las mismas. Hace años todos los abogados ofrecimos hacer públicas nuestras declaraciones de renta, lo cual reitero en aras de la transparencia que siempre nos ha caracterizado.

El CAJAR desarrolla, con apoyo de la cooperación internacional, una labor jurídica y de formación en beneficio de los derechos humanos, por lo que el asesoramiento a víctimas y su representación en los tribunales son absolutamente gratuitos. En relación con el caso de la masacre de Mapiripán, actué en el proceso penal como representante de víctimas, lo cual me llevó al exilio durante más de diez años como consecuencia de las amenazas que recibí. Luego de mi retorno acompañé la petición de las víctimas de ser sujeto de reparación colectiva, por las masacres y desplazamiento forzado que afectó a millares de personas registradas en la Unidad para las Víctimas. Por ninguno de los litigios recibí alguna remuneración adicional a mi salario.

En materia contencioso-administrativa, si el CAJAR eventualmente gana una demanda, recibe un porcentaje más bajo que el promedio en el medio jurídico, el cual ingresa a un fondo social que ha sido calificado por auditorías como responsable y sostenible. Este fondo permite acompañar a nuevas víctimas en litigios integrales, donde el objetivo principal es el de las garantías de no repetición de los crímenes, que pueden durar décadas, y desarrollar acciones públicas de promoción de los derechos humanos.

Me honra haber pertenecido al CAJAR, donde se desarrolla una escuela permanente de dignidad para que se avance en el respeto de los derechos humanos de la población colombiana, la construcción de la paz y la defensa de los derechos colectivos. Ahora, como magistrado del Consejo Nacional Electoral, tengo el firme compromiso de defender los derechos políticos de todos los electores y elegidos, sin distingos políticos o ideológicos, para contribuir a que se supere la corrupción electoral, y velar porque se aplique a cabalidad el Estatuto de la Oposición, en defensa del pluralismo y la profundización de la democracia.

Luis Guillermo Pérez Casas. Magistrado, Consejo Nacional Electoral.

Envíe sus cartas a [email protected] .

LINK ORIGINAL: El Espectador

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation