Lucha mundial contra el trabajo infantil se ha estancado y podría aumentar en 8.9 millones al cierre de este año

lucha_mundial_contra_el_trabajo_infantil_se_ha_estancado_y_podria_aumentar_en_8_9_millones_al_cierre_de_este_ano.jpg
Entornointeligente.com /

Un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y UNICEF hace un llamamiento para cerrar la brecha en la cobertura de la protección social dado que 1,500 millones de niños aún no cuentan con el apoyo de prestaciones monetarias familiares o infantiles.

El informe refiere que a pesar de los considerables progresos realizados en la lucha contra el trabajo infantil en los dos últimos decenios, los datos más recientes revelan que, a nivel mundial, la lucha contra el trabajo infantil se ha estancado desde 2016.

Asimismo,  se estima que, si no se llevan a cabo estrategias de mitigación, el número de niños en situación de trabajo infantil podría aumentar en 8.9 millones a finales de 2022, debido al aumento de la pobreza y de la vulnerabilidad.

«El papel de la protección social en la eliminación del trabajo infantil: Examen de datos empíricos y repercusiones políticas»,   presenta una serie de estudios realizados desde 2010 que muestran cómo la protección social, al ayudar a las familias a hacer frente a las crisis económicas o de salud, reduce el trabajo infantil y facilita la escolarización. Sin embargo, se ha avanzado muy poco en garantizar que todos los niños disfruten de la protección social, dice el estudio. «En todo el mundo, el 73,6%, es decir, unos 1.500 millones de niños de entre 0 y 14 años, no reciben ninguna prestación familiar o infantil en efectivo. Esta gran brecha de protección debe cerrarse y cerrarse rápidamente», explica el informe. «Hay muchas razones para invertir en la protección social universal, pero la eliminación del trabajo infantil tiene que ser una de las más convincentes, dado su pernicioso impacto sobre los derechos y el bienestar de los niños», dijo Guy Ryder, director general de la OIT. Los gobiernos pueden desplegar una serie de medidas para promover la protección social. Si los responsables políticos no actúan con decisión, la pandemia de COVID-19, los conflictos actuales, el aumento de la pobreza y el cambio climático no harán sino aumentar la prevalencia del trabajo infantil, afirma el estudio. Más de 160 millones de niños en todo el mundo, uno de cada 10 niños de entre 5 y 17 años, siguen trabajando, y el progreso se ha estancado desde 2016. Estas tendencias estaban presentes incluso antes de la crisis de COVID-19.

Para fortalecer los sistemas de protección social para prevenir y eliminar el trabajo infantil, el informe hace una serie de recomendaciones:

Cerrar la brecha de cobertura de la protección social para los niños . Esto significa dar prioridad a las prestaciones por hijos, así como ampliar la protección social a los dos mil millones de trabajadores de la economía informal, apoyando así su transición de la economía informal a la formal. Construir sistemas de protección social integrados.  Reducir el trabajo infantil será más fácil si los países cuentan con un sistema de protección social que ofrezca prestaciones adecuadas a lo largo de todo el ciclo vital, desde las prestaciones infantiles y familiares, las de maternidad y desempleo hasta las pensiones de jubilación, así como la protección sanitaria. Garantizar que el diseño de los programas de protección social sea inclusivo y tenga en cuenta el trabajo infantil . Esto ayudará a maximizar la reducción del trabajo infantil y requiere: Implementar prestaciones infantiles y familiares que lleguen a todos los hogares con niños, especialmente a los que se encuentran en situaciones de mayor vulnerabilidad. Facilitar que los cuidadores reciban sus prestaciones de protección social simplificando los procedimientos de registro y ofreciendo diferentes mecanismos de pago de las prestaciones Complementar los programas de protección social con una mayor inversión en educación básica universal de calidad y otros servicios sociales vitales para los niños. Aprovechar el fuerte compromiso político que ya existe para acabar con el trabajo infantil y establecer una protección social universal para reforzar el consenso para la acción . La Agenda de Desarrollo Sostenible y el fuerte consenso acordado por la Conferencia Internacional del Trabajo en 2021, así como el resultado de la conferencia sobre trabajo infantil de Durban, pueden ayudar a coordinar las iniciativas internacionales. Promover la inversión en sistemas de protección social como motor del desarrollo . Casi todos los países tienen la posibilidad de movilizar recursos nacionales para invertir progresivamente en el refuerzo de sus sistemas de protección social de la infancia.
LINK ORIGINAL: Listin Diario

Entornointeligente.com