Los laboratorios afrontan una nueva ola de fusiones en 2017 - EntornoInteligente

Cinco Dias / El sector farmacéutico vive una presión continua para protagonizar fusiones y adquisiciones. Ha sucedido en los últimos años y continuará en 2017. La necesidad de renovar continuamente la cartera de medicamentos en I+D y de generar nuevas patentes, además de la reorganización estratégica de los grandes laboratorios internacionales, provoca que las compañías busquen alianzas, apoyados por la facilidad para encontrar crédito tanto en Europa como en EE UU. Una tendencia de fusiones a la que pueden sumarse ahora también las empresas españolas para crear un campeón nacional, en un momento que la industria parece –tras duros años– mirar con optimismo el futuro.

“Las fusiones y adquisiciones entre grandes laboratorios a nivel internacional es una tendencia imparable por la necesidad de ganar tamaño, porque además buscan reforzar su pipeline de fármacos en desarrollo y por la reorganización interna en muchas multinacionales”, explica Xavier Pont, socio de healthcare de Deloitte .

Pont se refiere a las diferentes estrategias corporativas que están siguiendo los laboratorios. Por una parte, algunos apuestan por la concentración con un core business claro, y otros apuntan por la diversificación, con patas en distintos negocios como el de genéricos, veterinaria, productos sin receta… Es el reciente ejemplo de intercambio de negocios a nivel mundial entre Boehringer Ingelheim y Sanofi , o el de Bayer , que se desprendió de su división de materiales (llamada ahora Covestro) para apostar por la agroquímica adquiriendo Monsanto, que se ha convertido en la segunda mayor compra del año (58.500 millones de euros).

Grifols experimenta la dirección compartida Grifols estrena el año con una dirección colegiada. Desde este 1 de enero, la multinacional catalana de hemoderivados cuenta con dos consejeros solidarios, que sustituyen a Víctor Grifols Roura (Barcelona, 1950), que permanecerá como presidente no ejecutivo.

Tras 30 años como consejero delegado, y 15 como presidente, en el que ha puesto las bases de la actual Grifols –cotizada en el Ibex 35–, llegó el final de etapa del presidente como máximo directivo del laboratorio fundado por su abuelo en 1940.

Los dos nuevos consejeros delegados son Víctor Grifols Deu (Barcelona, 1976), hijo del presidente, y Raimon Grífols Roura (Barcelona, 1964), hermano del hasta ahora primer directivo. Como primer cometido, ambos deberán cerrar la compra de la unidad de diagnóstico de Hologic, anunciada en diciembre y que será la segunda mayor transacción de la historia de la catalana.

Raimon Grifols es licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona, miembro del consejo de administración de Grifols desde 2015 y socio del bufete Osborne Clarke, desde donde ha ayudado hasta ahora en la estructuración de las grandes operaciones de la empresa en los últimos años.

Por su parte, Víctor Grifols Deu, representante de la cuarta generación familiar, es licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Raimon Llull y cuenta con un MBA por la Michael Smurfit Business School de Dublín. Se incorporó a la empresa en 2001 y desde entonces su trabajo ha estado ligado al área financiera. Es consejero desde mayo.

Respecto a cómo compartirán las funciones, la compañía dejó claro que formarán un tándem, sin cometidos específicos. “Es como un matrimonio moderno, los dos se reparten las tareas”, explicó el presidente en mayo tras la última junta de accionistas. “Las decisiones se tomarán en comité de dirección como hasta ahora”, aseguró, quien pasará además a ser consejero dominical.

La familia fundadora y otros directivos controlan actualmente el 36,4% del capital a través de las sociedades Deria, Scranton y Thortol, que agrupan diversas ramas familiares. El resto permanece en manos de inversores institucionales y como free float.

Los dos nuevos primeros espadas deberán cerrar la compra de Hologic (1.850 millones de dólares). Estas adquisiciones vienen a reforzar el área de diagnóstico de Grifols (16,5% de la facturación actual), que junto a la división de hospitales, es uno de los campos donde más puede crecer la compañía.

Desde la compra de Talecris en 2010, la empresa ganó en internacionalización (el 95% de las ventas ya vienen de fuera de España) y su mercado neurálgico pasó a ser Estados Unidos, donde dispone de los centros de donación de sangre y gran parte de la producción de los derivados plasmáticos. Otro objetivo de la compañía para 2017, además, es la refinanciación en el primer trimestre de los 3.810 millones de euros de deuda, para conseguir mejor condiciones de mercado.

Los laboratorios afrontan una nueva ola de fusiones en 2017

Con Información de Cinco Dias

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com




Instagram

Username or hashtag @entornointeligente is incorrect.