Los grandes binomios de padres e hijos en la historia del Mundial - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Hay días especiales que recuerdan a personas especiales. El 19 de marzo es una de esas fechas en las que, para la ocasión, los protagonistas son padres e hijos, pasado y presente, especialmente, en algunos casos del seno de las dos ruedas. Crecer es un proceso muy complejo en el que las experiencias van marcando una personalidad que no encuentra una mejor herencia que la de una pasión compartida. El Mundial fue su cuna para, más tarde, convertirse en una forma de vida que permitió ampliar el legado de padres a hijos dentro de él.

La velocidad dejó huella en unos aprendices que decidieron tomar el relevo de sus antecesores. El caso más exitoso fue el de los Roberts. La familia americana contó con dos generaciones ganadoras que, en materia de títulos, ha sido la única en alcanzar este nivel. Kenny Roberts fue el primer campeón estadounidense de 500 cc (1978) y 22 años después, su hijo Kenny Roberts Jr. le recogió el testigo para alzarse con el título de la categoría reina en el 2000.

Pese al hito, la pareja más ilustre del Mundial es la de Graziano y Valentino Rossi.   El Doctor  fue la pequeña gran revolución de MotoGP y superó, con creces, los tres triunfos mundialistas de su padre en 1979 cuando militaba en 250 cc. Con su llegada al campeonato, el nueve veces campeón del mundo marcó un nuevo rumbo y dirección dentro de él, que le permitió escribir con letras de oro el apellido Rossi en la élite del motor. Sin embargo, fueron los Pagani en Italia quienes lograron tener a dos generaciones exitosas sobre el asfalto aunque, en cuanto a relevos, la familia Bulega se sitúa al frente. Nicolò, ahora en Moto2 junto al SKY Racing Team, es la tercera pieza de su clan tras seguir los pasos de su abuelo Bruno y su padre David.

En España es el apellido Nieto el encargado de ostentar en su honor el compartir dos generaciones de pilotos sobre el asfalto. La figura del 12+1 veces campeón se prolongó con la llegada de Pablo Nieto al Mundial en 1999 y pese a que el hijo de Ángel no logró más que una victoria en 2003 tras el GP de Portugal cuando participaba en 125 cc, ahora sigue estando muy ligado a la competición como team manager del equipo de Valentino Rossi en las cilindradas inferiores del campeonato. Tenía que seguir respirando gasolina y viviendo a base de milésimas a lo largo de esos kilómetros que acumulan sueños ya que, si se sienten, son la mejor forma de vivir.

LINK ORIGINAL: As

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation