Los feminicidios aumentan un 50% en los cuatro primeros meses del año

Entornointeligente.com /

La reciente muerte de Yaris Jiménez, a manos de su pareja, la profesora Marichely Ruiz, es uno de los casos más recientes de este tipo de crimen. Daniel González | La Estrella de Panamá La percepción ciudadana sobre un aumento de los casos de feminicidios y muertes violentas no es solo eso. Las estadísticas confirman lo que en los últimos días ha estado en el radar de la sociedad panameña. Entre enero y abril de 2022, el Ministerio Público reportó un aumento del 60% en las muertes violentas de mujeres y 50% de los feminicidios, en comparación con el mismo periodo del año pasado.

En un 56% de los feminicidios, los victimarios usaron arma blanca. Según Marco Aurelio Álvarez, criminólogo, la mayoría de los feminicidios se producen en el entorno familiar, donde el victimario acude a cuchillos, tijeras u objeto contundente que tiene a la mano, para desaparecer a la persona que ha provocado su ira, en este caso la pareja sentimental o esposa.

Mientras que el 62% de las muertes violentas de mujeres son producidas con arma de fuego. La lectura del criminólogo es que estas son parejas o esposas de delincuentes que han sido arrastradas a este mundo como un estilo de vida o han nacido y crecido en riesgo social o conflicto con la ley. Ellas han visto en la delincuencia una manera de ganarse la vida, pero resulta que mueren como cualquier hombre que ha vivido del negocio criminal, agregó el criminólogo.

Causas

El feminicidio está asociado a situaciones sentimentales, pero también a fenómenos sociales, como la pobreza, el desempleo y la violencia en el área donde se produce la tragedia, según expertos consultados por La Estrella de Panamá.

El 33% de los feminicidios reportados por las autoridades en los cuatro primeros meses del año ocurrió en la provincia de Colón, un área que está afectada por la pobreza y el desempleo, que son situaciones que causan estrés dentro de la familias, explicó Rolando Muñoz, miembro de la Asociación de Criminólogos y Victimólogos de Panamá. Aunque el experto también asocia los celos de parejas a este tipo de muertes.

Álvarez, por su parte, entiende que los feminicidios se producen por situaciones que no son resueltas entre las parejas y que estallan en el momento menos esperado por alguna frustración que esté viviendo el victimario.

«No hay que olvidar que hay mujeres que son víctimas provocativas, que les gusta de manera inconsciente causar situaciones de conflicto que aprendieron de sus padres que también vivieron esos episodios de violencia intrafamiliar», indicó Álvarez.

El 50% de las muertes violentas de mujeres se produjo en la provincia de Panamá, donde el crimen organizado tiene su epicentro, reflexionó Muñoz, para indicar las posibles causas del fenómeno.

Menores, víctimas

Entre las víctimas de feminicidio hay tres mujeres menores de edad. Una de ellas era una jovencita colonense de 14 años, que fue lanzada a un basurero, después de ser asesinada con arma blanca.

Otra adolescente de 13 años que estaba embarazada fue encontrada sin vida en el distrito de Barú, en la provincia de Chiriquí, con dos heridas de arma blanca, una en el brazo y el otro en el abdomen, que supuestamente fueron causadas por su pareja.

Y el último caso es el de una adolescente de 17 años que recibió varios impactos de bala, uno de ellos en la frente, supuestamente después de una pelea con su novio. Los hechos ocurrieron en el corregimiento de Santa Ana.

Las estadísticas también reflejan las muertes violentas de tres mujeres menores de edad. La mayoría de los feminicidios se han registrado en edades entre los 18 y 74 años. Y en cuanto a las muertes violentas ocurren mayormente entre los 18 y 44 años.

El feminicidio y las muertes violentas de mujeres son fenómenos sociales globales, de los que no escapa Panamá. «No existe en el mundo un lugar donde no se registre feminicidios o violencia contra la mujer. Una de cada tres mujeres a lo largo de la vida puede experimentar un acto de violencia tanto en el ámbito privado como público», explicó Nuvia Barrios, directora de Investigación y divulgación de la Condición de la Mujer del Instituto Nacional de la Mujer (Inamu).

La ley

Barrios, sin embargo, considera que ambos conceptos han cobrado especial relevancia en el país desde la implementación de la Ley 82 del 24 de octubre de 2013, que tipifica el delito de feminicidio con penas de entre 25 y 30 años. Pero que al mismo tiempo adopta medidas contra la prevención de la violencia contra las mujeres.

La norma también es importante porque obliga a las autoridades a realizar las investigaciones para calificar el tipo de muerte de las mujeres por las circunstancias en las que se ha dado.

«La muerte violenta de las mujeres no es un hecho coyuntural, pero puede estar asociado a situaciones de criminales y requiere de las investigaciones para determinarlo», explicó la funcionaria.

Ambas situaciones, sin embargo, son reprochables y repudiadas por la sociedad panameña. Y son las expresiones más violentas que existen contra las mujeres. Y de allí la importancia de referirse a la violencia psicológica, económica y física, porque permiten atacar e identificar el fenómeno desde su estadio temprano y prevenirlo, concluyó la funcionaria.

Temas relacionados: Panamá Provincia de Colón Provincia de Chiriquí Barú Santa Ana Marco Aurelio Álvarez
LINK ORIGINAL: La estrella

Entornointeligente.com