Los desplantes de la Casa Blanca al Congreso preocupan a demócratas y republicanos - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / (CNN) — Los republicanos en el Capitolio están prendiendo las alertas tras los desplantes de la Casa Blanca a las demandas del Congreso, por temor a que el presidente Donald Trump esté reforzando el poder de su oficina a expensas del Congreso.

La Casa Blanca ha obstaculizado a los demócratas de la Cámara de Representantes en casi todos los aspectos de sus extensas investigaciones sobre el presidente, negándose a proporcionar los documentos solicitados por los presidentes de las comisiones, impidiendo que los ex funcionarios de la Casa Blanca cumplan con las demandas demócratas y luchando contra las citaciones de la Oficina del Censo de EE. UU. sobre el manejo que ha dado la administración de las autorizaciones de seguridad.

MIRA:  Campaña de Trump dice que recaudó más de 30 millones de dólares en el primer trimestre

Todo esto se produce antes de un conflicto que ya está en marcha por la publicación y censura en el informe del fiscal especial Robert Mueller, que el fiscal general William Barr dijo durante una reciente audiencia de alto perfil en el Congreso que se publicará completo en los próximos días.

Trump también ha entrado en conflicto con los legisladores republicanos por el personal y la estrategia legislativa. En los últimos meses, Trump presionó para que regresaran a la lucha políticamente arriesgada para reemplazar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Ha considerado para nominados a republicanos claves que los senadores no quieren para la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal. Y sacó a otro, Ron Vitiello para liderar el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos , que a los republicanos realmente les gustaba.

“Esta es una presidencia no tradicional”, respondió el senador John Cornyn, un republicano de Texas y miembro del equipo de liderazgo del Partido Republicano, acerca de la Casa Blanca que elude al Congreso. “Y el presidente ahora cree que no necesita muchos asesores porque quiere hacerlo él mismo”.

La Casa Blanca también ha ignorado las crecientes preocupaciones de los senadores del Partido Republicano por la confianza de Trump en los secretarios en funciones para dirigir su Gabinete, una medida que les permite evitar el proceso de confirmación del Senado y sus funcionarios para escapar temporalmente de las audiencias de nominación destinadas también a registrar sus posiciones para tener evidencia.

El senador republicano Ron Johnson, presidente de la Comisión de Seguridad Nacional, lo calificó así: “No es una buena situación”.

“Creo que esta es la forma en que nuestro sistema funciona, con controles y balances”, dijo Johnson de Wisconsin.

Aunque los republicanos reconocen que los demócratas han dificultado el proceso de confirmación, están pidiendo a la administración de Trump que designe jefes permanentes.

MIRA: La legisladora estadounidense Ilhan Omar dice que las amenazas de muerte en su contra aumentaron tras tuit de Trump

“Después de todo, una persona actuante está ahí por un período de tiempo limitado, y queremos tener la mayor continuidad posible en los puestos de liderazgo”, dijo el senador Mitt Romney, un republicano de Utah.

“Creo que el asunto del secretario interino es problemático porque no nos da a los miembros la supervisión que debemos tener”, dijo la senadora Shelley Moore Capito, una republicana de Virginia Occidental.

Aunque históricamente hay tensión entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, incluso los republicanos reconocen que hay una diferencia clave en esta situación: el presidente está ignorando al Congreso, y con frecuencia a la ley federal, para tratar de lograr sus objetivos. El gobierno de Trump ha rechazado las demandas bipartidistas de cumplir con la ley federal para determinar el papel que desempeñó el príncipe heredero saudí en el asesinato de un periodista del diario The Washington Post.

“Creo que habrá una continua presión del Congreso para hacer más”, dijo a CNN el senador Cory Gardner, un republicano de Colorado.

“Creo que está intentando lo que cree que es un enfoque presidencial, donde muchos de nosotros lo vemos y decimos que el presidente está haciendo esto más difícil de lo que tiene que ser”, dijo el senador Mike Rounds, un republicano de Dakota del Sur.

En ninguna parte es más clara la división entre los republicanos del Capitolio y la Casa Blanca que sobre la inmigración, incluyendo su propuesta para enviar a los inmigrantes detenidos a las ciudades santuario representadas por los demócratas.

MIRA:  Exclusivo: El Departamento de Defensa de EE.UU. ya sondea sitios para el nuevo muro

Al preguntarle si era una buena idea lo de las ciudades santuario, el senador John Kennedy dijo: “No, no para mí”.

“El presidente ha elegido usar un garrote”, dijo Kennedy, un republicano de Louisiana. “Puede que en última instancia tenga razón, pero yo también intentaría usar una zanahoria”.

Dicho de otra manera, el senador republicano Rick Scott de Florida dijo el domingo que Trump podría estar intentando “volver locos a todos”.

“No sé si es legal o ilegal”, le dijo Scott a Jake Tapper de CNN en el show State of the Union cuando se le preguntó sobre la propuesta. “Quiero decir, tal vez solo esté diciendo esto para que todos se vuelvan locos, para que todos hablen de eso en sus shows”.

Scott agregó: “Pero lo que sí sé es que he estado allí: he estado en el Senado durante 90 días, no estamos protegiendo nuestra frontera. No estamos haciendo cumplir nuestras leyes”.

MIRA:  El secretario de Justicia, William Barr, dice en el Congreso que cree que sí hubo espionaje

Aunque la mayoría de los republicanos apoyan los movimientos de Trump para construir el muro fronterizo, a algunos les incomoda que la Casa Blanca haya desechado la voluntad bipartidista de ambas cámaras del Congreso de repartir administrativamente miles de millones para el proyecto, poniendo a prueba la función del Congreso de designar los presupuestos.

Capito, encargada de los fondos de seguridad nacional, dijo que la medida de Trump va a hacer que sea más difícil lidiar con el dinero de la seguridad de la frontera en las cuentas futuras de gastos.

“Estoy mirando mi factura y preguntándome: ‘¿Cómo llegamos allí?’ Y creo que ese es un problema que seguirá a través de los años subsiguientes de financiamiento, y será un problema “, dijo.

La desconexión se extiende a quienes han sido considerados para ser nominados. Johnson dijo que fue “sorprendido” por la decisión de Trump de retirar la nominación a Vitiello, y dijo que el candidato a ICE había hecho un “muy buen trabajo” al reunirse con los senadores y abordar sus preocupaciones.

Johnson dijo que la administración había estado pensando en rehacer la gerencia del Departamento de Seguridad Nacional.

“Pero tendrás que hablar con ellos acerca de las razones y la razón de ello”, agregó.

Los defensores del Partido Republicano de Trump en el Capitolio dicen que a menudo se ve obligado a actuar solo porque los demócratas están decididos a intentar frustrar todos los aspectos de su agenda. Cuando hay una idea a la que se resisten, como el llamado de Trump sobre los servicios de salud, en última instancia lo rechazan y la Casa Blanca retrocede. Además, dicen que pueden comunicarse con él fácilmente, ya sea que tengan la intención de hacerlo o no.

MIRA:  La farsa, el odio y el desconcierto en el Congreso dejaron en evidencia el Washington de Donald Trump

“Casi nunca tuve un presidente que me llamara a mi teléfono celular”, dijo el senador Chuck Grassley, presidente del Comité de Finanzas del Senado. “Y este presidente me ha llamado mucho a mi celular”.

Devan Cole de CNN contribuyó a este informe.

Donald Trump
LINK ORIGINAL: CNN

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

178834