Los cocodrilos prosperan en Australia gracias al negocio de la piel - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Expansión / Tom Nichols, el jefe de los guardas forestales del territorio norte de Australia, introduce cuerpos de cerdos en su lancha mientras se prepara para poner el cebo en cientos de trampas en el puerto de Darwin.

Nichols y su equipo son la primera línea de defensa de la ciudad contra un aumento en la población de cocodrilos de agua salada, que invaden los canales e impulsan el comercio de pieles de cocodrilo, un negocio con un valor de más de 1.000 millones de dólares (878 millones de euros) que mueven firmas de moda internacionales como Louis Vuitton y Hermès.

Este año, 181 cocodrilos fueron atrapados en el puerto de Darwin, una cifra dos tercios superior a la obtenida en el mismo período del año pasado. Cada vez que Nichols atrapa un cocodrilo, lo lleva a una de la media docena de granjas que producen el cuero empleado en la producción de bolsos de lujo, entre otros productos.

El creciente número de cocodrilos atrapados cerca del puerto de Darwin da testimonio de los esfuerzos realizados para la conservación de la especie, que empezaron en 1971 con la prohibición de su caza. En aquella época, el territorio reservado a los reptiles era de 3.000 hectáreas. Ahora, es de unas 100.000 hectáreas, siendo uno de los ejemplos más destacados de “conservación a través del comercio”, según afirmaron científicos locales, funcionarios y grupos industriales. “La clave de estos esfuerzos es convertir a los cocodrilos en un motor económico”, explicó Nichols. “La gente tolerará vivir con cocodrilos si crean puestos de trabajo”, añadió el guarda forestal.

El turismo de cocodrilos es un gran atractivo para la región, que cuenta con varios parques de reptiles abiertos al público y ferris para el avistamiento de cocodrilos. Pero es el comercio de pieles de cocodrilo el que se está convirtiendo en un negocio multimillonario . Las granjas de cocodrilos generaron unos 25 millones de dólares australianos (16 millones de euros) de ingresos por exportaciones en el territorio entre 2014 y 2015, y más de 100 millones de dólares australianos (66 millones de euros) en inversión durante la pasada década en siete granjas. Hay 10 granjas de cocodrilos en Queensland y dos en el oeste de Australia.

El negocio del lujo Louis Vuitton y Hermès poseen unas seis de dichas granjas, según conocedores del sector. Las compañías mandan las pieles al extranjero para teñirlas antes de convertirlas en bolsos de lujo y otros productos. “Las firmas de moda necesitan garantizar la cadena de suministro de pieles de cocodrilo de agua salada, ya que poseen la piel de mejor calidad, que tiene un elevado precio”, explicó John Lever, dueño de la granja de cocodrilos Koorana en Queensland.

Lever declaró que las fuertes medidas de conservación de Australia y los altos estándares de las granjas hacen que sea uno de los pocos países que pueden exportar, legalmente, pieles de cocodrilo de agua salada a EEUU. Pero este comercio de pieles está recibiendo críticas. Peta, un grupo de defensa de los derechos de los animales, está llevando a cabo una campaña contra el uso de pieles exóticas en la industria de la moda. “Difícilmente puede considerarse conservación capturar y criar animales salvajes con el propósito de matarlos por sus pieles”, afirmó Laura Weyman-Jones, la portavoz de Peta. “El crecimiento de la población de cocodrilos de agua salada se debe a la prohibición de caza, no a que la gente decidiese que podía sacar un beneficio económico con su crianza y su piel”, declaró Weyman-Jones.

Tanto Hermès como Louis Vuitton han preferido no hacer declaraciones. Graham Webb, propietario del parque de cocodrilos Crocodylus Park en el puerto de Darwin, y gestor también de una pequeña granja de pieles y de un negocio de turismo, aseguró que la industria está siendo atacada injustamente por los detractores, que no reconocen el papel de las granjas de cocodrilos en su conservación.

Webb informó de que “los dueños de terrenos en el territorio norte, muchos de ellos indígenas australianos, ganan dinero recolectando miles de huevos de cocodrilos cada año para venderlos a las granjas de cocodrilos”. “Esto motiva a los indígenas a mantener abiertos sus territorios a los cocodrilos”, aseguró Webb.

El Gobierno del territorio norte planea aumentar la cantidad de huevos que se pueden recolectar en la naturaleza a 100.000 a lo largo de los próximos 5 años, en un intento de fomentar el comercio y en reconocimiento a los esfuerzos de conservación. Adam Britton, investigador en la Universidad Charles Darwin en Darwin, declaró que el modelo de “conservación a través del comercio” ha jugado un papel importante en el apoyo a la recuperación de la población de cocodrilos.

Sin embargo, Britton explica que la educación pública y la buena gestión de la población de cocodrilos en Australia, que han permitido que los ataques mortales caigan a niveles más bajos que respecto a países vecinos con menor número de estos depredadores, también han jugado un papel esencial.

Los cocodrilos prosperan en Australia gracias al negocio de la piel

Con Información de Expansión

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.