Los cómplices del virus » EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

El retorno de Israel a un confinamiento estricto es revelador. A pesar de protestas de la sociedad y de la presión empresaria contra las medidas restrictivas, el Ministerio de Salud determinó durante tres semanas el cierre de centros comerciales, negocios no esenciales, hoteles y colegios.

Los israelíes no podrán ir más allá de los 500 metros de sus casas ni tener reuniones de más de diez personas. Y cumplidas las tres semanas, el confinamiento se prolongará si los contagios no bajaron de los mil diarios.

Lo más revelador es que las autoridades de la Salud pública señalaron “el comportamiento de la gente” como una de las principales causas de este retroceso, en un país cuyo gobierno y sistema sanitario habían tenido un notable éxito en el inicio de la pandemia.

No todas las dirigencias se atreven a señalar a la sociedad las inconductas masivas que impiden contener la pandemia. Al contrario, por demagogia tienden a actuar como cómplices. La mayoría de los gobiernos del mundo carecieron de campañas de concientización sobre las consecuencias que tienen las violaciones al distanciamiento social.

Israel tiene una sociedad particularmente inteligente y disciplinada. La calidad de sus colegios y universidades, además del desarrollo de la ciencia y la tecnología, corroboran la capacidad de la sociedad israelí. A eso se suma la disciplina que le impuso habitar un país que, desde su nacimiento en 1948, tiene su existencia amenazada por los países que lo rodean.

Si una sociedad de esas características muestra masivas inconductas por inconsciencia sobre la pandemia o indolencia frente a las víctimas que provocan las escaladas de contagios, se confirma que tales inconductas son uno de los mayores problemas para vencer al coronavirus en el mundo.

La diferencia es que en la mayoría de los países, con excepción de China y otros estados autoritarios que impusieron control social mediante brutales razias, los gobiernos y demás dirigencias políticas de países democráticos tienden a caer en la demagogia de no cuestionar abiertamente a la gente que viola de manera sistemática y frívola el distanciamiento social.

Al comienzo de la pandemia, el mayor problema fue el desconocimiento. Pero a esta altura, si se deja de lado la imposibilidad de mantener cerradas las economías, el mayor problema es la indolencia de quienes se aglomeran por motivaciones recreativas.

Esas muchedumbres que se amontonan en bares, playas, fiestas y reuniones familiares y de amigos, son causantes de escaladas de contagios que producen muertes y convalecencias graves, además de estresar el sistema sanitario y dificultar el funcionamiento de la economía, prolongando estados de angustia que dejarán secuelas. Por eso las dirigencias que no cuestionan claramente esas conductas a pesar de las trágicas consecuencias que tienen, practican una modalidad de demagogia.

Una cosa es apostar a la responsabilidad de las personas y otras cosa es el silencio cómplice con los sectores que perjudican al resto por actuar de manera desaprensiva.

Por los daños a la salud y a la economía que causan, las sociedades son víctimas de esas franjas multitudinarias en las que son mayoría los jóvenes.

El Ministerio de Salud israelí fue claro: no se puede salir de los confinamientos “si la gente no modifica sustancialmente esas conductas”. Los confinamientos debilitan la economía y dañan el estado de ánimo general, no obstante las aglomeraciones innecesarias siguen generando “niveles incontenibles de morbilidad”.

Lo que están diciendo los médicos israelíes que como sus colegas de muchos rincones del planeta están dejando el alma en estresadas terapias intensivas mientras hay multitudes que se amontonan a beber, a comer o a bailar, es que algo funciona mal en el mundo si, en la mayoría de los países, los hospitales están abarrotados de gente, pero las playas y los bares también.

LINK ORIGINAL: El País

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon
>

Más info…

Smart Reputation

Prince Julio César en NYFW 2020

Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Prince Julio Cesar en el New York Fashion Week Spring Summer 2021

Publicidad en Entorno

Advertisement

Adscoins

Smart Reputation

Más información