Los 10 protagonistas de la pandemia: los roles y su incidencia en la gestión de la crisis » EntornoInteligente

Los 10 protagonistas de la pandemia: los roles y su incidencia en la gestión de la crisis

los_10_protagonistas_de_la_pandemia_los_roles_y_su_incidencia_en_la_gestion_de_la_crisis.jpg

Entornointeligente.com / “La primera definición es declarar, en forma preventiva, la emergencia sanitaria”. Las palabras del presidente Luis Lacalle Pou, pronunciadas el viernes 13 de marzo de este año, dieron inicio a un período histórico en Uruguay: el registro de los primeros casos de coronavirus.

La bomba de tiempo que significó para el país la llegada pandemia obligó al gobierno nacional, y a otros actores de la sociedad, a planificar, diseñar y ejecutar medidas de prevención, contención y compensación por los daños ocasionados. Y en ese proceso hubo quienes asumieron una tarea protagónica, ya sea como líderes o conductores en la toma de decisiones, como referentes de conocimiento, o como contrapunto o contralor de lo realizado por el Poder Ejecutivo. 

De los ministros que estaban parados con las manos entrelazadas detrás del presidente aquel recordado viernes de marzo, algunos sobresalieron en forma especial por su función, y otros se enfocaron en las tareas propias de su secretaría de Estado.

Sobresalió el rol del ministro de Salud, Daniel Salinas, que formó parte del liderazgo de la gestión sanitaria, asesorado de cerca por los integrantes del Grupo Asesor Científico Honorario. Pero también se destacaron los casos del ministro del Interior, Jorge Larrañaga, que debió defender públicamente los operativos policiales de exhortación a evitar las aglomeraciones; el del ministro de Trabajo, Pablo Mieres, que tuvo al frente de los anuncios relativos a las pérdidas de las fuentes de trabajo y la flexibilización de los seguros de paro; y el del exministro de relaciones Exteriores, Ernesto Talvi, con los operativos de repatriación de uruguayos y el rescate de los cruceristas del Greg Mortimer.

Del otro lado, cuestionando o planteando alternativas, estuvo el Frente Amplio, representado particularmente por las voces del recién fallecido expresidente Tabaré Vázquez, y de la actual intendenta de Montevideo, Carolina Cosse.

Luis Lacalle Pou “Buenas noches para… Para todos”. Los uruguayos se acostumbraron a sentir la tensión expectante de esa frase entrecortada siempre en el mismo lugar, con la cual el presidente abría las conferencias que desde el 13 de marzo se hicieron periódicas, sobre todo el inicio de la emergencia sanitaria. En esas instancias, el mandatario anunció las diversas medidas–políticas, sociales, económicas– tomadas por el gobierno, o rindió cuentas sobre la situación de la crisis, y presentó su puesta a punto del avance de la pandemia. Allí, siempre en el centro del estrado, Lacalle Pou comunicó el cierre de fronteras e introdujo por primera vez los conceptos de confinamiento voluntario, libertad responsable, y “quedate en casa”, el mismo viernes en que comenzó todo. Con el paso del tiempo, debido al relativo control con que se manejó la pandemia hasta las últimas semanas, las conferencias se dilataron, y en algunos casos el presidente no participó.

Cuando la segunda ola mundial del coronavirus llegó e impactó en Uruguay, que alcanzó este mes un promedio superior a los 400 casos diarios –y con más de 5.000 pacientes cursando la enfermedad–, Lacalle Pou volvió a hacerse cargo de los anuncios y apeló otra vez a la “libertad responsable”. El 1º de diciembre ordenó el cierre de los gimnasios –cuya apertura limitada se concedió después– y los deportes en espacio cerrado, dispuso la regulación del horario de los bares, restaurantes y pubs; y, ante la inocuidad de esas decisiones, dos semanas después anunció la limitación del derecho de reunión para evitar todas las aglomeraciones –con multas y sanciones penales– durante al menos 60 días, el cierre total de las fronteras hasta el 10 de enero y la reducción al 50% del aforo del transporte interdepartamental.

Daniel Salinas En sus primeras apariciones, al lado del primer mandatario, Daniel Salinas no mostró la seguridad y solvencia que desarrolló con el correr de los meses, hasta el punto que hoy día interactúa con sus seguidores de Twitter, y a veces en clave de humor. Sus dificultades iniciales hicieron correr el rumor de una renuncia, lo que fue desmentido por el senador Guido Manini Rios el 26 de marzo : “No está hecho de una madera que le permita abandonar el barco en medio de la tormenta”, dijo el líder de Cabildo Abierto, y semanas después ratificó a su hombre de confianza. ”No va a ceder ni un palmo, por más que haya gente que siga criticándolo o sigan buscándole la reacción”, afirmó a El Observador el 11 de abril.

A fines de marzo anunció que el gobierno llegaría a los 1.000 tests diarios, cifra que no se alcanzó hasta principios de mayo, pero desde entonces se triplicó –al afianzarse la red de laboratorios nacional– y hoy incluso se llegaron a realizar por encima de los 10.000. Fue el encargado de varios de los anuncios sanitarios durante el año, y se dirigió “como padre” a los jóvenes en un video donde pidió que ajustaran la disciplina y contuvieran así el crecimiento de los contagios. Su protagonismo decayó en las últimas semanas –en la conferencia del 16 se sentó en primera fila–, lo que coincidió con nuevas palabras de Manini Ríos, esta vez sobre la postura del ministro ante decisiones del presidente en materia sanitaria. ”Si por él fuera sería mucho más restrictivo y hubiera cerrado distintas perillas”, dijo el senador el 11 de diciembre. El 16, poco antes de la última conferencia, Salinas fue consultado por la prensa respecto a los anuncios que haría el gobierno ese día. “Cuando habla presidente, calla ministro”, respondió.

Álvaro Delgado El protagonismo del secretario de la Presidencia tuvo momentos de mayor y menor intensidad. Álvaro Delgado asumió en varias ocasiones la tarea de comunicar él solo noticias vinculadas con la pandemia, como lo hizo en la conferencia histórica del 28 de marzo, en la que anunció la primera muerte por coronavirus en Uruguay. De improvisto, llamó a los medios con pocos minutos de antelación y solo ante las cámaras comunicó que el fallecido era además un amigo personal. Su entereza fue destacada por gran parte del sistema político. Delgado fue quien se sentó al centro del estrado en otras conferencias para hablar en lugar del presidente, y dos semanas atrás fue el primer representante del gobierno en hacer declaraciones públicas tras el aumento exponencial de las infecciones. El domingo 13, en diálogo con el programa Santo y Seña de Telenoche adelantó que el gobierno estaba por tomar “grandes definiciones”, que fue lo que ocurrió.

Pablo Mieres El ministro de Trabajo tuvo que anunciar las diversas medidas laborales que el gobierno aplicó ante el cierre de las empresas que no pudieron mantenerse a flote ante las restricciones a los comercios, otra de las consecuencias negativas de la emergencia sanitaria. Fue el encargado de comunicar que el gobierno aprobaba, entre otras cosas, el seguro de paro flexible, de actualizar las cifras de ese rubro, y también condujo las negociaciones con sindicatos para retomar las actividades bajo protocolo.  

Ernesto Talvi La gestión de Ernesto Talvi al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores fue fugaz –renunció a los cuatro meses de haber asumido–, pero lo suficiente para que su figura se destacara sobre todo como líder de los operativos de retorno para los uruguayos varados en el exterior –Operación “Todos en casa”– ante el inminente cierre de las fronteras de todos los países. También fue el impulsor del corredor sanitario para hacer descender a los pasajeros del Greg Mortimer a principios de abril, lo que le valió varios elogios de varias partes del mundo.

Los científicos del GACH El doctor en Medicina y en Ciencias Biológicas Rafael Radi fue citado el 16 de abril por el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, y al salir de la Torre Ejecutivo el Grupo Asesor Científico Honorario conformado para colaborar con el Poder Ejecutivo en el combate a la pandemia era un hecho. Radi –creador de la metáfora futbolística del partido en La Paz– se rodeó del matemático Fernando Paganini y el gastroenterólogo Henry Cohen, coordinadores y representantes de un grupo de 55 científicos. Como su nombre lo dice, la tarea del equipo es de asesoramiento, y así lo han dejado en claro en las conferencia de prensa que han brindado en distintas etapas de la gestión de la emergencia. Las recomendaciones más duras llegaron en diciembre. El miércoles 16, horas antes de los últimos anuncios del gobierno, exhortaron a la población a mantenerse en la misma burbuja y a evitar –en tiempos de fiesta– reuniones que superen las 10 personas.

Jorge Larrañaga A los pocos días de declararse la emergencia, la policía comenzó con un patrullaje preventivo y operativos de exhortación a evitar las aglomeraciones de personas. Se hizo habitual los mensajes en altavoz desde los patrulleros, e incluso desde los helicópteros. El ministro del Interior salió a defender todas las intervenciones policiales, incluso algunas que culminaron con incidentes, como ocurrió a principios de noviembre en la plaza Seregni. Tras las últimas medidas, Larrañaga también estuvo en la primera línea para defender la limitación del derecho de reunión para casos en que haya riesgo sanitario.

Tabaré Vázquez Exactamente 20 días después de declarada la emergencia sanitaria y a poco más de dos semanas de haberse entregado la banda presidencial, Tabaré Vázquez dijo en diálogo con la radio M24 que el gobierno “inevitablemente” deberá ir a ”una cuarentena total”. Aunque luego matizó la recomendación, el Sindicato Médico también había realizado ese pedido que Lacalle rechazó. Vázquez lideró luego un grupo de colaboradores que presentó en mayo al Frente Amplio un Plan Estratégico para responder al impacto de la pandemia.

Carolina Cosse Ya desde el Senado, antes de asumir el sillón municipal de Montevideo, Carolina Cosse se había erigido como una de las principales voces opositoras al gobierno, y una de las que más reclamó para que el Poder Ejecutivo tomara medidas más radicales para atender a la población vulnerable y afectada por la crisis económica. Una vez investida como intendenta, Cosse se posicionó desde otro lugar, y mientras se mostró como socia del gobierno en el combate a la pandemia también marcó su impronta. Junto con las medidas nacionales, resolvió la suspensión del Carnaval, de los teatros y aumentó las multas para aquellos que incumplan con los protocolos sanitarios. Pero al mismo tiempo comenzó a implementar el plan de Apoyo Básico Ciudadano para atender a los más necesitados, y reforzó la coordinación con la red de ollas populares.

El personal de la salud Los médicos, enfermeros y otros trabajadores de la salud asumieron un protagonismo obligado en la primera línea de batalla. El sistema de salud nunca se saturó –y está lejos de que suceda, aún con las proyecciones actuales–, pero eso no quitó que fueran reconocidos por la población, especialmente durante las primeras semanas, cuando se había hecho costumbre un aplauso en su homenaje sobre las 21 horas.

LINK ORIGINAL: El Observador

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon www.smart-reputation.com >
Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Adscoins

Smart Reputation

Smart Reputation