Lo que el New York Times dejó fuera de las imágenes sobre Venezuela » EntornoInteligente

Lo que el New York Times dejó fuera de las imágenes sobre Venezuela

lo_que_el_new_york_times_dejo_fuera_de_las_imagenes_sobre_venezuela.jpg
Entornointeligente.com /

Expliqué que, a la par del curso, el artículo del NY Times no contextualizaba los problemas que enfrenta Venezuela. El artículo del periódico, en efecto, no explica que los problemas económicos se derivan de las sanciones impuestas por Estados Unidos al país. En el mejor de los casos, los medios corporativos estadounidenses minimizan la conexión entre los dos. Por el contrario, un número creciente de venezolanos, aunque reconoce los errores del gobierno, atribuye las dificultades económicas en gran parte a la agresión económica de Washington. La firma de encuestas Hinterlaces informó a principios de 2020 que el 82 por ciento de los venezolanos se opone a las sanciones. Además, casi todos los candidatos, tanto a favor como en contra del gobierno, que participaron en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre condenaron firmemente la intervención estadounidense

Photo: @maxwellb_photoss | Caracas, 2020 | Love in the Time of a Pandemic Por: Michelle Ellner

(Traducción libre de ensartaos)

El 8 de diciembre, The New York Times publicó su célebre artículo ” Year in Pictures “. Mostraba dos imágenes de Venezuela, una mostrando confrontación y la otra desesperación, dando la impresión de que el país está viviendo una especie de pesadilla distópica. Como venezolano-estadounidense y fotógrafo, encontré el artículo perturbador. Desde hace años, lamentablemente nos hemos acostumbrado a esta visión unilateral de Venezuela. Me he dado cuenta de que muchas personas en los EE. UU. que generalmente son escépticas sobre los informes de los medios, aceptan lo que leen sobre Venezuela. Los artículos no contextualizan los problemas que enfrenta el país y tienden a menospreciar la importancia, o ignorar por completo, cualquier desarrollo positivo que surja de Venezuela. Así, por ejemplo, cuando le digo a la gente que Venezuela ha superado con creces a sus vecinos en el cuidado de Covid-19 a pesar de las sanciones de Estados Unidos y un bloqueo, con frecuencia se levantan las cejas y me dicen de inmediato que debo tener mis datos incorrectos.

Instagram: @diko_fotografia | Caracas, 2020 | Capuchinos Esas imágenes que el NY Times incluyó en el artículo no nos retratan como somos y siempre hemos sido, así como somos percibidos por otros latinoamericanos. Los venezolanos son un pueblo alegre y animado. A pesar de todas las adversidades, esta autoimagen no ha cambiado para la gente de Venezuela en todo el espectro político. Solo los opositores más rabiosos al gobierno de Nicolás Maduro piensan diferente. Creo que la mayoría de los venezolanos se sentirían molestos si se encontraran con esta descripción engañosa de su nación. Entonces, sentí que era mi obligación escribir una carta al editor del NY Times.

Expliqué que, a la par del curso, el artículo del NY Times no contextualizaba los problemas que enfrenta Venezuela. El artículo del periódico, en efecto, no explica que los problemas económicos se derivan de las sanciones impuestas por Estados Unidos al país. En el mejor de los casos, los medios corporativos estadounidenses minimizan la conexión entre los dos. Por el contrario, un número creciente de venezolanos, aunque reconoce los errores del gobierno, atribuye las dificultades económicas en gran parte a la agresión económica de Washington. La firma de encuestas Hinterlaces informó a principios de 2020 que el 82 por ciento de los venezolanos se opone a las sanciones. Además, casi todos los candidatos, tanto a favor como en contra del gobierno, que participaron en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre condenaron firmemente la intervención estadounidense.

Instagram: @nicaguerrero | Caracas, 2020 | Newton’s Laws in the Carnival of Pinto Salinas El hecho de que los medios de comunicación no ubiquen las sanciones en el centro de la discusión sobre las desgracias económicas de Venezuela deja la impresión de que son solo algo más y no el problema primordial. En teoría, los alimentos y los suministros médicos están exentos de sanciones, pero la realidad es completamente diferente. El 26 de marzo, once senadores de EE. UU. enviaron una carta al secretario de Estado de EE. UU. Mike Pompeo y al secretario del Tesoro de EE. UU. Steve Mnuchin, en la que argumentaban que “nuestro régimen de sanciones es tan amplio que los proveedores médicos y las organizaciones de ayuda simplemente se mantienen alejados de hacer negocios en Irán y Venezuela por temor a quedar atrapados accidentalmente en la red de sanciones de Estados Unidos «. En efecto, Venezuela no puede comprar fácilmente suministros médicos ni transportarlos fácilmente al país. Las sanciones, más aún en tiempos de pandemia, no son solo un castigo colectivo como se describe en las convenciones internacionales de Ginebra y La Haya, sino que también es un crimen de lesa humanidad según lo define la Comisión de Derecho Internacional de las Naciones Unidas.

Instagram: carlos.foucault | Caracas, 2020 | No Title El artículo que acompañaba a una de las dos fotografías del NY Times no proporcionaba el contexto necesario. La foto que mostraba angustia y sufrimiento fue seguida de seis párrafos que describen la «economía rota» de la nación. Ni una palabra sobre las brutales sanciones de Estados Unidos.

La descripción de la desesperación y la miseria del artículo también se presta a la noción de un estado fallido que a su vez crea simpatía por el cambio de régimen. En una entrevista con una estación con sede en Miami el 17 de diciembre, Gustavo Tarre, quien representa al gobierno paralelo de Juan Guaidó en la Organización de Estados Americanos, señaló la viabilidad de una estrategia político-militar, comúnmente conocida como «guerra de cuarta generación» (4GW), que intenta inculcar una mentalidad psicológica y una sensación de desesperación. Es esencial para los legisladores estadounidenses que esta percepción no solo impregne a la nación, sino también a nivel internacional. Tarre indicó que su primera opción es una invasión militar convencional de Venezuela, pero como no era el momento adecuado para esa opción, la siguiente mejor opción es 4GW.

Instagram @giuliosalvadio |San Agustin, 2020 | San Juan Bautista de Marín Después de la guerra de Vietnam, el gobierno de Estados Unidos entendió que no bastaba con tener superioridad militar. Según el Coronel John Boyd de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, “En Vietnam tuvimos superioridad aérea y superioridad terrestre y superioridad marítima, y ​​perdimos. Entonces, me dije a mí mismo que obviamente hay algo más en eso». La esencia de la guerra de cuarta generación es psicológica, liberando emociones como ansiedad, miedo, pánico, rabia y desesperación. El artículo fotográfico del New York Times no es una tergiversación de un medio mal informado, ni un relato bien intencionado sino elaborado apresuradamente. Independientemente de las intenciones, el artículo forma parte del 4GW destinado a justificar cualquier opción de política que promueva el cambio de régimen en Venezuela, por cualquier medio posible.

En resumen, el reportaje fotográfico del NY Times refuerza la imagen que los grandes medios de comunicación en general presentan de los venezolanos como personas desesperadas y sin esperanza sin mostrar el otro lado. Es decir, su orgullo, alta autoestima, dinamismo y resiliencia, todos los cuales son descripciones adecuadas del carácter venezolano.

Instagram: @diko_fotografia |San Agustín del Norte, 2020 | Mujeres Tenía la esperanza de que The New York Times publicaría mi carta al editor. Mi esperanza fue alimentada por la suposición de que con un cambio de gobierno en Washington, y considerando el flagrante fracaso de la política venezolana de la administración Trump, el NY Times estaría abierto a considerar nuevas perspectivas. Además, me sentí seguro de que el NY Times, dada su reputación como el periódico preeminente de la nación, reconocería su obligación profesional y ética de aclarar las declaraciones engañosas de sus artículos y, en este caso, fotografías.

De hecho, en lugar de fotos de desesperación y confrontación, el NY Times podría haber seleccionado fotos como las de arriba. La siguiente es mi carta inédita al editor del NY Times.

Al editor:

Anoche hice clic en 2020 Year In Pictures de The New York Times. Como venezolana estadounidense y fotógrafa, no hay palabras para expresar la tristeza que sentí al ver que las dos fotografías seleccionadas de Venezuela eran todo sobre sufrimiento y confrontación. Ese es solo un lado, pero hay otro que también debería haber sido retratado: la belleza que surge de la resiliencia, la solidaridad y la dignidad de los venezolanos en el contexto de tal adversidad.

Además, en la descripción, no se mencionan las brutales sanciones estadounidenses que ni siquiera se han aliviado durante la pandemia y son una de las principales causas del sufrimiento que retratan las imágenes. Además, la intervención de la administración Trump en la política interna ha exacerbado los enfrentamientos en la nación que se plasmaron en una de las imágenes.

Michelle Ellner, CODEPINK

Michelle Ellner es una fotógrafa venezolana-estadounidense y coordinadora de campañas para América Latina con CODEPINK. Nacida en Venezuela, tiene una licenciatura en idiomas y asuntos internacionales en la Universidad La Sorbonne de París. Trabajó con programas comunitarios en Venezuela y se desempeñó como analista de las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela.

Fuente original: https://www.codepink.org/what_the_new_york_times_left_out_of_the_picture_on_venezuela

Compartir en Whatsapp

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon www.smart-reputation.com >
Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Adscoins

Smart Reputation

Smart Reputation