Lo condenan por violar a su hijastra durante 7 años - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

U na pequeña casa del corregimiento de Bayunca se convirtió en el infierno para una niña apenas cumple los 7 años.

Su papá biológico no logra dejar su adicción a las drogas y cuando pierde la razón se la entrega a su excompañera sentimental -madre de la menor de edad- para que se haga cargo de ella.

Lo malo es que esa mujer nunca cuida de la pequeña y las experiencias a su lado son dolorosas. Hoy, esa niña inocente tiene 23 años, pero desde los 14 lucha para que se haga justicia por el calvario al que es sometida por quien es su padrastro.

La joven denuncia en octubre de 2010 que José Francisco Correa López la viola a diario por muchos años y le convierte la vida en una tragedia con el consentimiento de la mamá, quien habría permitido que su pareja tuviera relaciones sexuales con ella y su hija al mismo tiempo y en la misma cama.

Nueve años después de dar a conocer su trágica historia, el Juez Quinto Penal del Circuito de Cartagena con funciones de Conocimiento condena a su padrastro en un fallo de primera instancia a 430 meses en prisión -35 años y 8 meses- por el delito de acceso carnal violento agravado en concurso homogéneo sucesivo. Ante esa decisión, la defensa del procesado presenta una apelación y está a la espera de la decisión.

Desgarrador relato “El día que mi papá me llevó para donde mi mamá, él -José- me pegó y me empezó a sobar por todas partes. Yo le decía que me dejara quieta. La casa tenía una sola habitación. A veces cuando mi mamá salía, él me agarraba y me pegaba para que yo lo dejara hacer lo que quisiera conmigo. Me trataba como si yo fuera su mujer y mi mamá lo sabía, pero nunca me ayudó, ni me apoyó ni lo denunciaba”. Eso es lo que la víctima le relata a la Fiscalía.

Según ella, la primera vez que el hombre la accede carnalmente su mamá está lavando en el patio de la casa.

“Me pegó una trompada en el seno y me caí en la cama. Me agarró con fuerza por las dos manos y se me montó encima. Ahí me violó con fuerza. Boté sangre y me dijo que si yo hablaba me iba a matar. Yo gritaba duro, pero nadie me iba ayudar, ni ella -su mamá-“, relata la afectada.

En la denuncia consta que José habría agredido a su hijastra delante de su compañeras del colegio porque ella decidió ir a clases en contra de la voluntad de él. La víctima también recuerda que cuando José y su mamá regresaban borrachos a la casa, todos los fines de semana, tenían relaciones sexuales los tres.

“Siempre que bebía pasaba toda la noche molestándome y me quitaba la ropa con mi mamá al lado. Y una noche, cansada de eso, salí corriendo de la casa y él salió persiguiéndome con un palo. Como no tenía para donde ir me tocó volver y ahí empezó otra vez. Tenía sexo con las dos. Dejaba a mi mamá y venía para donde mí en la misma cama”, dice.

El hombre arma una cama de madera para los tres y nunca “quiso hacer mi cama por aparte. Yo siempre dormía con ellos. Él dormía en la mitad y mi mamá y yo a cada lado”.

Detalles La víctima contrae una enfermedad de transmisión sexual por los constantes abusos sexuales a los que es sometida por José Correa. “Él no trabaja. Manda a mi mamá a trabajar y la plata que ella se gana tiene que dársela a él”, manifiesta la afectada en 2010. La madre le exigía que dijera que su relato era mentira y que retirara la denuncia en contra de José, pero ella nunca le hizo caso. El abogado de José pide que a la condena de los 430 meses le resten los 8 años que lleva con detención domiciliaria por la violación de su hijastra. Además, indica que en la línea de tiempo de los hechos hay muchas brechas, debido a que la denunciante tiene ahora 23 años y convive con su pareja sentimental y sus hijos. En la sentencia, sin embargo, el juez dice que debe pagar la condena en su totalidad en la Cárcel de Ternera.
LINK ORIGINAL: El Universal

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation