Lito, el amo de las verbenas gallegas que debe 46 millones a Hacienda - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Mundo / Ángel Martínez, alias ‘Lito’, ha sido condenado a 12 años de prisión por defraudar al fisco: en dos años declaró sólo un 10% de sus ingresos

Próximos a la familia aseguran que el proceso también le pasa factura a su salud: “Tiene una incapacidad total”

-¿Comparece usted en su propio nombre y en nombre de Representaciones Lito S.L.? -pregunta la magistrada.

-Yo… eh… Soy… Pero… No… Me acojo a mi derecho a no declarar -responde Lito , el hombre corpulento que está en el banquillo de los acusados, con entradas en el pelo bastantes pronunciadas y una cara rechoncha con signos de haber perdido algo de peso recientemente. Quizás haya sido por el estrés. Lito balbucea un poco y tiene una mirada semi perdida. Viste un polo rosa chillón pero gastado mientras agarra en su mano derecha un abrigo como si tuviera la esperanza de que aquello fuese a acabar rápido.

(…)

En Galicia todo se sabe. Todo el mundo sabe quién es Lito , el de la Panorama . El de las orquestas. ¡Y vaya orquestas!. Se sabe que nació en Vigo. Que tiene cincuenta y pico. Sus vecinos aseguran que “es buena gente”. “Por qué no lo dejan en paz”, dicen. Saben que su padre era transportista. Que su madre vendía en los mercados. Que al principio tenía un coche pequeño. Que después llegó el grande. Que se casó dos veces. Que fue un emprendedor. Y que levantó un imperio .

Pero en Galicia también hay cosas que nadie sabe. O, mejor dicho, que dicen no saber. ” Problemas con Facenda? O raro é non telos! Estos sáblanche os cartos ” [“¿Problemas con Hacienda? ¡Lo raro es no tenerlos! Estos te quitan el dinero”], canta otro vecino que añade: “Es un tipo honrado que dio trabajo a mucha gente “.

El caché de las orquestas más potentes ha llegado a ser de 30.000 euros. Antes se pagaban en efectivo Ángel Martínez Pérez, alias Lito , diría poco más en aquel juicio. Una vista que se aplazó varias veces. Bien por enfermedad. Bien por desavenencias con algún abogado. Un juicio que ha derrumbado todo lo que el vigués construyó en su día, allá por finales de los años 80. Y un juicio que no sólo le puede pasar factura económica: “Le han reconocido una incapacidad permanente total , confirmada judicialmente”, aseguran personas cercanas a la familia, “a veces está como ido”.

La Audiencia Provincial de Pontevedra acaba de dictar sentencia contra Lito : 12 años de cárcel . Él y su empresa, Representaciones Lito, han sido condenados a pagar multas e indemnizaciones que suman 46.725.811,03 euros por cometer cada uno seis delitos contra la Hacienda Pública por defraudación del Impuesto de Sociedades, del Impuesto sobre el Valor Añadido y del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Su defensa prepara el recurso.

Resulta que en 2011 y 2012 Representaciones Lito ingresó más de 50 millones, como han acreditado la Fiscalía y la Agencia Estatal de Administración Tributaria. Pero de esa pasta el tribunal ha constatado que Lito sólo declaró entre un 8% y un 10% .

El amo de las fiestas, por su incapacidad, ya no trabaja. Ni siquiera puede disfrutar de sus ganancias: ” Hacienda le ha embargado y bloqueado los bienes que tenía”, afirman fuentes de su círculo íntimo. Cuentan que “el proceso le ha afectado mucho psicológicamente” y que ya no tiene ni pasatiempos: “Suele estar en casa; apenas sale; ahí lo visitan sus amigos fieles y la mayor parte del tiempo lo pasa con su familia”.

¿Pero… quién demonios es Lito”

Lito es el rey de las verbenas. El alma de la fiesta. O por lo menos, el que llevaba la fiesta a toda Galicia. Su oficina representaba en exclusiva a más de 70 orquestas. Sus trabajadores, los agentes que pueblo a pueblo ofrecían el mejor cartel, han reconocido controlar entre el 50% y el 60% del sector , lo que en parné equivale a entre 20 y 25 millones de euros anuales hoy.

“Puede ser un delincuente, pero hay que reconocerle el mérito. Tuvo talento para el negocio”, dice una fuente Estamos hablando de esas orquestas que versionan éxitos en la sesión vermú a ritmo de cumbias, pasodobles, rancheras y merengues. “Meeentirosaaaaaaa”. Que sí. Las que cuando no se sabe bien si estamos en la madrugada o al amanecer se plantan ante miles de fieles que esperan la última canción al grito de: ” Se non tocades outra, tirámolo camión (bis)… lolololooooololololololo… tiráaamolo caaaamión ” [Si no tocáis otra, tiramos el camión (bis) lololololololo… tiraaaamos el caaaamión”]. Porque en Galicia la verbena es religión .

En 2017 se contabilizaron al menos 12.177 actuaciones repartidas en más de 3.000 fiestas. Las cifras, que por sí solas evidencian el alcance de un fenómeno social y popular, las arrojan los creadores de Orquestas de Galicia , la biblia de todo buen adicto a la verbena. “Cuando creamos la aplicación, en 2012, ya había algo de movimiento, pero el boom de las orquestas, el verdadero fenómeno fan, se produjo en 2013 con la llegada del Combo Dominicano”, explica Diego Muiño, inventor de la app con su amigo Samir Ferizovic.

Interfaz de la aplicación de Orquestas de Galicia, la biblia de todo adicto a la verbena. ¿Y qué es el Combo? Pues una de las 263 orquestas en activo que reconoce Orquestas de Galicia y una de las que encabeza el ranking de las más votadas entre sus miles y miles usuarios (la app supera las 120.000 descargas). Fans que en temporada alta acuden en masa (hasta 30.000 visitas en un día) a su web para ver dónde actúan sus cantantes y músicos favoritos. La clave de este éxito radica -continúa Muiño- en que “estas orquestas potentes no venden música, venden un espectáculo “.

Las orquestas más potentes combinan música con espectáculo. FACEBOOK PARÍS DE NOIA Muchas triquiñuelas Fue Lito quien encontró la fórmula que lo entronó como el rey Midas de la industria verbenera. Bajo su batuta prosperaron las que se erigieron como las tres mejores orquestas de Galicia: la Panorama, la París de Noia y la Filadelfia. Contrató a los mejores músicos, a los mejores cantantes y convirtió cada actuación en un show . Buenas melodías y bailes espectaculares aderezados con acrobacias, bengalas, efectos especiales, un vestuario sinigual e interacción con el público… Ingredientes que durante décadas se han asociado a la gran referencia del sector: su Panorama, por cuya actuación, según confirman varias comisiones de fiestas (los vecinos que organizan las verbenas), se han llegado a pagar 30.000 euros .

“En las buenas épocas hacíamos unas 200 y pico actuaciones al año. Ahora, más de 100. Cierto es que las grandes orquestas sufrimos menos la crisis porque mantenemos nuestro caché , pero dependemos de los donativos de la gente. Las comisiones de fiestas sacan el dinero de los donativos de los vecinos y cuando la gente pasa por momentos complicados tiene cosas más importantes de las que ocuparse que de las fiestas”. Habla Blas Piñón, un auténtico veterano en esto, casi 40 años de escenarios bajo sus pies, y ahora jefe de la orquesta más valorada en estos momentos, la París de Noia .

La Paris de Noia es la orquesta más valorada en estos momentos. FACEBOOK PARÍS DE NOIA El precio por actuación depende mucho de la época del año. Pero las cifras -oficiales- de las orquestas más demandadas rondan los 18.000 euros. Mucho dinero… y mucho margen para las triquiñuelas. “Es un tema delicado”… “Las orquestas no éramos orquestas. Antes no se contrataban orquestas, sino una cantidad de músicos. Y cada día había que dar de alta y de baja a cada uno. Era una maraña que movía una cantidad de dinero negro tremenda . Todo se pagaba en efectivo”… “Y pasó lo que pasó”, desvelan algunos miembros de comisiones de fiestas y responsables de orquestas. “Todo esto nos vino bien para regularizar el sector. Lo cierto es que la Administración antes no nos permitía hacerlo de otra manera. ¡Nos comparaban con la Agraria!”, clama un antiguo cliente de Lito . “Antes no había obligación legal de constituir a las orquestas como una empresa. Ahora tampoco la hay, pero se está forzando a que se constituyan en sociedades para poder recibir subvenciones “, explica un experto en materia fiscal.

De ese vacío y sus derivadas tributarias parte el periplo judicial de Lito y de su emporio (Representaciones Lito sólo es una de las empresas de su grupo). En 2013 una inspección de Hacienda “puso de manifiesto que la contabilidad oficial [de la empresa] no reflejaba la imagen fiel de su negocio”. ¿Qué ocurría? Pues que Representaciones Lito desglosaba su actividad en dos tipos de clientes: ” Aquellos que quieren o necesitan factura (ayuntamientos, otras entidades públicas, salas de fiestas…) y los que no quieren saber nada de facturas (comisiones de fiestas, fundamentalmente)”. Y el 90% de su negocio, según la sentencia, provenía de las comisiones de fiesta, que ni se contabilizaba en los libros oficiales ni era declarado a la Hacienda Pública.

Doble contabilidad La defensa no ha negado en ningún momento del juicio esta doble contabilidad. “Quizás porque aunque parezca extraño implica llevar un control exhaustivo de las cuentas “, explican fuentes relacionadas con la investigación. Un sistema que, por cierto, se había utilizado en su día en líneas de autobuses y que daba muy buen resultado porque conllevaba unas cuentas muy detalladas de un número importante de operaciones.

Por eso, para poder conocer la realidad económica de Representaciones Lito, se analizó la documentación extra contable: “La fiable”.

Lo que mantiene su abogado para rebatir el fraude es que el negocio de Lito sólo lo constituyen las comisiones que cobraba por poner en contacto a las orquestas y a sus clientes. Que se dedicaba únicamente a la intermediación . Que son esas ganancias de las comisiones por las que tiene que rendir cuentas ante Hacienda. Y que es el organizador de la fiesta, bien el ayuntamiento o los vecinos, quien contrata y quien debe obrar desde el punto de vista jurídico y fiscal como un empresario.

Pero el tribunal no ha comprado esta versión. La juez ha asumido las tesis de la acusación y considera que Lito “no es un mero representante (…) sino que se comporta como un empresario que vende un producto imponiendo sus condiciones “. Es decir, que Representaciones Lito vendía la actuación, no la intermediación. Si fuera así sólo debería emitir facturas por el importe de su comisión, pero en ellas aparece el precio total del espectáculo (caché de la orquesta más comisión). Además, si fuera un intermediario, reza la sentencia, las facturas por el importe de su comisión debería habérselas expedido a las orquestas y no a los ayuntamientos. Y no existe ni una sola factura en ese término. Para más inri , la acusación ha acreditado que ni siquiera tributó por todo lo que mantenía que era su negocio (las comisiones), “evidenciando el dolo”.

En todo esto hay un hecho indefectible, apuntan fuentes judiciales: “Se trata de un sector que presta servicios por importes anuales cercanos a los 50 millones de euros. Y muchas de sus operaciones han sido ocultadas, convirtiendo a las orquestas en empresas totalmente opacas a efectos fiscales”, lo que ha derivado en varios procesos.

“A Lito Hay que reconocerle el mérito”, sorprende una fuente relacionada a la investigación, “una cosa es que haya podido ser un delincuente fiscal, pero tuvo ingenio para el negocio . Si lo hubiese regularizado todo…”. Pero eso sólo es una hipótesis que ya no se va a producir. La realidad pasa porque Lito tiene dos procedimientos abiertos más en los que se enfrenta a penas de prisión todavía más altas que las que contempla la reciente sentencia y a multas que suman más de 20 millones.

Vendía las orquestas por lotes Para ingresar 25 millones de euros al año hay que poseer un entramado empresarial muy bien organizado y, por qué no, una posición privilegiada en el mercado. Una combinación que manejaba bien Lito . Su grupo controlaba el 60% de las orquestas de Galicia y las vendía a todo postor a precios bastante variables. Sus agentes, 70 trabajadores que según la Audiencia Provincial de Pontevedra actuaban siguiendo su ley, ofrecían verbena por verbena su cartera de orquestas. Una de las condiciones era que los cobros a las comisiones de fiestas tenían que ser en efectivo . Pero con el tiempo Representaciones Lito ya no vendía actuaciones por separado, sino por lotes. Si algún ayuntamiento se negaba, por ejemplo, a comprar el lote completo podía encontrarse con la sorpresa de que el mismo día que celebraba sus fiestas, la orquesta que quería, la del caché de 30.000 euros, acabase tocando en un pueblo vecino más pequeño que ni de lejos podía permitírsela, arrastrando así a los fans de esa orquesta hacia su localidad. Los ex clientes de Lito consultados siguen, en cierto modo, defendiéndolo. De hecho, se han mostrado “muy satisfechos” de las relaciones mantenidas con el ya destronado rey de las verbenas.

Lito, el amo de las verbenas gallegas que debe 46 millones a Hacienda

Con Información de El Mundo

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Follow Me

.