Letra Roja: El rollo que no cesa - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Ciudad CCS / Todos los cuentos de papá comenzaban: “Yo estaba un día parado en una esquina de Coro cuando acuerda y pasa Teodosio Rodríguez, que era mi tío, y me dice: Blas Nicolás, ¿qué hacés ahí?, venite que vos sabés manejar, agarra ese camión y vámonos, y cogimos camino por esos caminos, la trasandina, las curvas de Carora, Barquisimeto y Caracas, y también Oriente y Ciudad Bolívar, Puerto La Cruz, Cumaná, Carúpano, Río Caribe, y hasta Güiria fuimos a parar, para devolvernos hasta Los Mangles, La Frontera, La Guajira, El Moján y Los Mangles de Nueva Venecia, pa’ volver por esos caminos de Dios con el camión lleno de mercancía que venía de los barcos de Aruba, Curazao, de Holanda.

Una vez venía yo en un Mack que se llamaba “el venezolano” con mil kilos y más, y la carga se me fue de un lado, y Colmenárez roncaba en la cama de la cabina, porque aquel Mack tenía doble caja y dos choferes, y cuando se me iba a voltear, logré pegarlo al cerro, agarré las cuatro palancas y apliqué las dos cajas, encunetándolo, pero siguió diéndose pa’ tras, y yo le gritaba: ¡Colmenárez, se me va, Colmenárez!! Y Colmenárez era un hombre alto, y casi que nos matamos.

Y cada vez que yo cogía esas rutas largas,y parábamos porai para colgar los chinchorros entre las morochas, me acordaba de cuando yo era mozo, allá en Pueblo Nuevo, donde yo nací, y Casta me manda una cartica dejándome saber que me esperaba en Santa Cruz, y yo no lo pensé dos veces, porque uno cuando está joven y se le atraviesa una mujer jecha y derecha, uno no lo piensa y ¡ajo!! Agarré un caballo de mi tío Juancho Perozo y salí por esa sabana a golpe de 6 de la tarde, al galope, ya el sol se ponía cuando vide, al pié del cardón, el cobrero y la cascabel. Y Palomo se encabritó parándose en las dos patas y yo apenas si me agarré de la brida y, agachándome, logré mis tres morocotas y seguí, seguí hasta llegar a los brazos de Casta. ¡Ah, mundo!, si me hubiera incao al pie del cardonal, le hubiera rezao a esa ánima, yo sería bendito y rico. De todas maneras es lo mismo, porque uno nació en el mismo país de Simón Bolívar y este es un país muy rico que tiene de todo. Yo, desde joven, fui chofer, primero de ambulancias, luego de camiones 600 y también de grandes toneladas, cuando trabajaba en la Shell manejaba gandolas, pero me hubiera gustado ser músico y comerciante, porque este es un país de Paz.

Letra Roja: El rollo que no cesa

Con Información de Ciudad CCS

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.