Leoner Salas desafió las pistas de carreras y las de la vida - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Nuevo Dia / Luego de pasar unos años prácticamente en el anonimato, nuevamente vuelve salir a relucir el nombre de Leoner Salas en el ámbito deportivo de Falcón, él que en sus tiempos mozos hizo brillar el atletismo carirubanense y, pese a que debió pasar por tragos amargos al verse afectado por su salud, no se rindió en el andar y siguió su camino en el deporte.

Sentado en el sofá de su casa, en el sector Carirubana, Leoner comentó a Nuevo Día parte de su trayectoria, su hermana Ana Berta Salas, quien se ha hecho cargo de él, ayudó a precisar algunos detalles que el señor de 68 años no ve tan claro como antes, tal vez por las afectaciones en su salud, sin embargo, solo necesitaba un empujoncito para hacer memoria de su gran trayectoria.

Leoner comenzó su vida deportiva en el béisbol, aproximadamente a los 10 años, defendiéndose en la posición center field, pero sentía que esta disciplina no era su pasión en el deporte y siguió su camino en busca de ella.

En esta exploración por conseguir su verdadero amor en el deporte, decidió hacer suerte en el fútbol, aproximadamente en la época del año 1960, cuando contribuía al equipo con su gran rapidez.

Más adelante, también hizo vida en el sóftbol durante la época en la que ingresó a la Escuela de Grumete de la Armada Venezolana, en Puerto Cabello.

Encuentra su verdadera vocación

“Comencé con el béisbol, pero ese no era mi fuerte, mi fuerte siempre fue el atletismo y desde los 18 años empecé a practicarlo, me gustaba correr, saltar, lanzar, todo lo que tiene que ver con eso”, dijo Leoner.

De igual manera, recordó cuando participó en una carrera pedestre en Punta Cardón, donde hubo muchos corredores de gran renombre en aquellos años, tales como Ignacio Chirino, uno de los mejores en Paraguaná, entre otros, a quienes les logró vencer, una experiencia que nunca podría olvidar porque ese fue el primer maratón en el que participó.

Más allá de las fronteras criollasUna vez sentido el sabor de la victoria, el joven atleta siguió dando de qué hablar en la región y cómo no hacerlo, si la pasión que corría por sus venas era tal que siempre corrió con muchas ganas y pudo dominar muchas pistas en la región, como la de los Juegos Shell en el 1971, donde nadie daba un medio por ese muchacho que sorprendió a todos al llegar en primer lugar.

En esa prueba, su hermana recuerda que los comentarios eran “de dónde salió ese negro”, pues no era muy reconocido. Este y otros logros hicieron que los ojos de los dirigentes nacionales se fijarán en él, razón por la que luego asistió a un chequeo en Caracas, donde obtuvo el primer lugar y con él, el pase a los Juegos Panamericanos de Cali, Colombia, donde quedó en el octavo puesto.

Malas noticias previo a una competencia internacional

A sus 22 años, Leoner se encontraba en el momento más brillante de su carrera, era un joven brillante con un futuro esperanzador, pero esa luz se apagó por un instante al descubrir en plena concentración en Maracay, preparación de cara una competencia internacional, que sufría de nefritis crónica, por lo que tuvo que abandonar al seleccionado criollo y someterse a los trabajos médicos en Falcón, donde le dijeron que tenía que ser trasladado a otro estado, ya que en esta zona no existían los medios necesarios para tratar esa enfermedad.

Un acto de amor Leoner fue recluido en el hospital universitario de Maracaibo, donde le dijeron que necesitaba un donante con urgencia y luego de las pruebas médicas correspondientes, un donante apareció, su hermana Eliana Magalis Salas, que actualmente vive en Maturín, le dio el regalo más grande que una persona puede dar a otra, un riñón que le encendió una luz al final del túnel.

El joven atleta volvió a la vida tras este gran gesto de amor que hizo su hermana, el cual quedó registrado como el segundo trasplante de riñón hecho de vivo a vivo en Venezuela. En la actualidad, el registro de ese acontecimiento hace 46 años convierte a Leoner en uno de los trasplantados de riñón con vida más perdurable en el continente americano.

Luego de la operación, Leoner siguió su vida normal en el deporte. Participó en diferentes competencias nacionales e incluso defendió los colores patrios en países como Hungría, Japón y Argentina, siendo este último donde ganó la dorada en los 5.000 metros marcha.

Asume nuevos retos Aún siendo atleta, el sobreviviente dio otros pasos importantes en su vida deportiva, pues asumió la dirigencia de algunas disciplinas; fue presidente de asociaciones tales como la de lucha y sambo. Fundador del balonmano y del kickingball en Falcón, así como también del primer Maratón Ciudad de Punto Fijo. Además fue profesor de Educación Física.

Un ejemplo a seguir digno de reconocerDe acuerdo a esta gran trayectoria, hoy el estado premia al hombre que sobrevivió a la enfermedad y supo dedicar el regalo de la vida a la gloria del deporte falconiano, no solo como atleta, sino como un ejemplo para las generaciones que siguieron su ejemplo e incluso fueron formadas por él, modelo que ahora puede también inspirar a los nuevos retoños del deporte que tal vez no conocían de Leoner hasta ahora.

Hoy la Fundación para el Desarrollo del Deporte Falconiano, de la mano con el gobierno regional, premia a los mejores atleta del 2017 y hace un reconocimiento especial a Leoner Salas, entregándole la orden Otto Bueno, como uno de los baluartes deportivos de Falcón.

De igual manera, el 26 de marzo el Instituto Municipal de Deporte Carirubana (IMDC) y la alcaldía del municipio también le harán un reconocimiento especial en la ceremonia del Atleta del Año, igualmente, nombrarán como gloria deportiva a este patrimonio viviente del suelo carirubanense.

“Mi mensaje para los jóvenes es que hagan deportes, que se preocupen por hacer deportes, ya que indiferentemente del problema que se les presente, no significa que sea una limitante para hacer deportes”, dijo Leoner, quien además puso su vida como ejemplo de superación y de fortaleza para no dejarse caer ante las dificultades que se presenten en la vida.

Leoner agradeció por ser tomado nuevamente en cuenta por los dirigentes deportivos y la prensa regional, en especial a sus hermanas y a su sobrino por el cuidado que le han dado, razón por la que su hermana Ana Berta, con lágrimas en los ojos, pidió a las personas de buen corazón a quienes llegue esta nota a brindar una ayuda a su pariente, ya que el mismo necesita de algunas medicinas que no se encuentran fácilmente en el país y que son indispensable para seguir prolongando su vida, tales como imuran o aciotropina de 50 mg, así como también la prednisona de 5 mg. 

Leoner Salas desafió las pistas de carreras y las de la vida

Con Información de Nuevo Dia

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.