Las verduras ayudan a superar la anemia - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Dante tiene 4 años y buen apetito, sin embargo, los exámenes médicos demostraron que tiene anemia por deficiencia de hierro; y por eso su pediatra le envió una dieta rica en carnes rojas, vísceras y alimentos verdes acompañados de cítricos para elevar el nivel de sangre.

Este es un problema común en la población infantil del país menor de 5 años y, según estudios desarrollados por Unicef, en el país el 70% de niños y niñas menores de un año sufren de anemia ferropénica. El porcentaje en las poblaciones rurales es el 84%.

Aunque la deficiencia nutricional solo se confirma con el examen de biometría hemática (analiza el nivel de hemoglobina y hematocrito) hay síntomas que alertan de su existencia, como la palidez de las manos, un cansancio inusual, fatiga, sueño.

La médica general Carla León indica que esta patología también se manifiesta en la conjuntiva de los ojos, que cambia de color. “La parte interna del párpado inferior es rosada, pero si es pálida es señal de que hay anemia”.

León afirma que la deficiencia de este nutriente es crítico, sobre todo en etapas de crecimiento, ya que su ausencia impide un desarrollo cognitivo normal y por ende un desempeño escolar que repercute en el futuro en la productividad.

Los glóbulos rojos se encargan de captar el hierro y oxígeno, que juntos forman la proteína llamada oxihemoglobina que lleva oxígeno a las células del cuerpo para su desarrollo.

“Cuando hay carencia de glóbulos rojos esta acción no se desarrolla adecuadamente en el cuerpo y eso merma el crecimiento del menor”, refiere el pediatra Marco Jiménez, quien indica que es necesario evaluar el nivel de anemia para enviar el suplemento adecuado y la dieta respectiva.

La prescripción alimenticia está dada por el incremento en el consumo de granos, como el garbanzo y la lenteja, sobre todo las carnes rojas: de res y chancho que tienen alto nivel de hierro, al igual que los pescados azules , como el atún y salmón.

El consumo de los productos mencionados debe ser al menos cinco veces a la semana y en lo posible incluir vísceras, como el hígado.

Para una mejor absorción del hierro en carnes que se debe complementar con una ingesta de frutas con alto contenido en vitamina C, como el kiwi que absorbe mejor el hierro.

Por ello la nutricionista Alegría Dávalos aconseja no mezclar las acelgas o las espinacas (con alto contenido de hierro) con leche, porque este líquido impide la absorción del mineral.

“Si queremos preparar una sopa es mejor hacerlo con res y agregar verduras, pero nunca leche, porque contiene calcio que es un nutriente que impide la asimilación del hierro”.

Otra de las alternativas para mejorar la deficiencia de este nutriente es combinar verduras con frutas en jugos, para esto una buena alternativa es licuar la naranja con hojas de espinaca o alfalfa y darle de beber al infante.

“El sabor de la naranja permite que sea casi imperceptible el de la verdura, por lo que es una alternativa ideal para los pequeños y la toman sin problema”.

La especialista recalca que con un cambio de dieta, los infantes en menos de un mes superan la deficiencia de hierro, pero, aclara, si no se mantienen esos hábitos el problema puede aparecer nuevamente.

“Lo ideal es mantener una dieta equilibrada y consumir todos los tipos de alimentos para evitar que la deficiencia vuelva y reduzca la posibilidad de que un niño crezca adecuadamente”.

Anemia en la adultez

Aunque la deficiencia de hierro es más frecuente en los niños, también se presenta en adultos, pero en ellos incluso es menos notorio.

“A veces se producen pequeños sangrados internos que son imperceptibles y que solo se revelan en los exámenes médicos, por eso es necesario hacerse un chequeo constante”, afirma Dávalos.

Para ellos se aconseja los mismos alimentos que para los infantes , pero en porciones grandes.

Suplementación adicional en período de embarazo y lactancia

La especialista aclara que las mujeres embarazadas necesitan un suplemento adicional de hierro para no tener anemia, ya que su organismo utiliza doblemente e l hierro para elaborar la hemoglobina -proteína en los glóbulos rojos- que transporta oxígeno a los tejidos.

“Durante el embarazo es necesario duplicar la cantidad de hierro indicada para las mujeres, ya que su organismo necesita fabricar más sangre y suministrar más oxígeno al bebé, porque si no hay las reservas necesarias la mujer padecerá de anemia”.

Si a una mujer en estado de gestación le diagnostican anemia grave y no recibe el tratamiento adecuado, la deficiencia puede aumentar el riesgo de nacimiento prematuro , un bajo peso del recién nacido y en algunas ocasiones depresión posparto.

A Fernanda Hidalgo le indicaron que tiene anemia en su tercer mes de gestación ya que constantemente vomitaba por su estado, eso le hizo perder peso y nutrientes.

El ginecólogo le prescribió un suplemento de hierro y adicional vitaminas que incluyen este nutriente para lograr que su estado mejorara completamente.

Al cuarto mes de gravidez desaparecieron las náuseas y su alimentación es rica en hierro, acompañada de carnes con ensaladas verdes y gotas de limón.

“Si se toman suplementos de hierro con jugo de naranja (no natural) hay que evitar la variedad fortificada con calcio porque puede disminuir la absorción del hierro “. (I) 

Cruzada para luchar contra la enfermedad en octubre

→La octava cruzada gastronómica contra la desnutrición y la anemia que se realiza en Perú volverá a activarse desde este 1 de octubre.

“Restaurantes contra el hambre”, como se denomina la iniciativa, busca recaudar fondos con la venta de un plato solidario en los restaurantes aliados para que, con estos recursos, intervengan en las comunidades del país que tienen las tasas más altas de las enfermedades.

La ONG Acción contra el Hambre promueve la campaña, en la cual participan cientos de restaurantes y miles de comensales.

En Perú la prevalencia de anemia en niños y niñas de 6 a 35 meses de edad llegó a 43,5% en 2018, se agravó en las zonas rurales y alcanzó el 50,9%.

La directora de la ONG, América Arias, aseguró que hay inequidades y zonas con grandes índices de anemia. “Por eso la gastronomía debe ser un motor que ayude a aliviar estos problemas , que persisten -entre otros motivos- por la falta de agua y saneamiento, problema de vivienda”.

De acuerdo al chef Israel Laura, la desnutrición y la anemia no tienen clases sociales, al contrario están presentes en todos lados y hay que tomar conciencia de que es necesario erradicar este mal. (I)

LINK ORIGINAL: El Telegrafo

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation