Las aves migratorias, impacto humano y cambio climático

Entornointeligente.com /

Son símbolos de paz y de un planeta interconectado. Cedida «Las aves migratorias son testigos de la triple crisis planetaria del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación, y se ven afectadas por ella. Progresar en la lucha contra el cambio climático y poner fin a la pérdida de biodiversidad es fundamental para la supervivencia de las aves migratorias. El viaje de un ave migratoria no conoce fronteras y, por lo tanto, tampoco debería hacerlo nuestra respuesta a la crisis planetaria. Hago un llamado a todos para que intensifiquemos la acción, la actuación y la acción para proteger el futuro de todas las especies de este planeta», afirmó Inger Andersen, secretaria general adjunta de las Naciones Unidas y directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

En ese sentido, gobiernos, ciudades, empresas y comunidades de todo el mundo están tomando medidas para hacer frente a una amenaza importante y creciente para la vida silvestre, incluidas muchas especies de aves migratorias: la contaminación lumínica.

El tema es el centro de atención del Día Mundial de las Aves Migratorias, que se celebró el pasado 14 de mayo bajo el lema «Atenúa las luces para las aves en la noche».

La contaminación lumínica va en aumento, ya que las zonas exteriores iluminadas artificialmente aumentaron un 2,2% al año entre 2012 y 2016, según un estudio citado por la Secretaría de la Convención sobre las Especies Migratorias de Animales Silvestres, un tratado medioambiental de la ONU.

La celebración del Global Big Day comenzó en 2015. Ese año, Panamá fue sede. Cedida En la actualidad se calcula que más del 80% de la población mundial vive bajo un ‘cielo iluminado’, y la cifra se acerca al 99% en Europa y Norteamérica.

En un comunicado de la ONU, Amy Fraenkel, secretaria ejecutiva de la citada convención, mencionó que la oscuridad natural tiene un valor de conservación del mismo modo que el agua, el aire y el suelo limpios. Un objetivo clave del Día Mundial de las Aves Migratorias 2022 es concienciar sobre el problema de la contaminación lumínica y sus impactos negativos en las aves migratorias. Las aves migratorias establecen una conexión entre todos los hábitats, rurales y urbanos, recordándonos además la relación que existe entre los propios seres humanos y con respecto al planeta, el medio ambiente y la fauna.

En ese sentido y a fin de conmemorar el día de las aves migratorias, en Panamá todos los años los guardaparques de todo el país se unen para participar en el Global Big Day, considerado el día más grande de observación de aves a nivel mundial, y en algunas ocasiones coincide con la conmemoración del Día Mundial de las aves migratorias (segundo sábado de mayo).

Durante 24 horas, los guardabosques, por medio de patrullajes en las áreas protegidas, identificarán especies de aves siguiendo sus cantos o por avistamiento.

El objetivo de este día es generar conciencia sobre la importancia de la conservación de las aves y las amenazas que se les presenta, las labores de los guardaparques se unen a las de miles de personas que a nivel global registran colectivamente la mayor cantidad de aves posible.

Pese a no ser una competencia, cada país trata de documentar un número considerable de especies. El año anterior, a pesar de la pandemia se registraron en Panamá 2.811 listas, segmentadas en 624 especies y participaron 13 guardaparques desplegados en 11 áreas protegidas.

¿Cómo es la iniciativa?

Aunado a los guardaparques, ciudadanos pueden tomar fotos o videos de las aves, luego las identifican por especie y suben los datos al sitio web https://ebird.org/globalbigday, allí los administradores se encargan de hacer las clasificaciones por país y especie.

Panamá forma parte de la Red Hemisférica de Aves Playeras; se estima que entre los meses de finales de agosto hasta principios de noviembre arriban 40 especies de aves playeras al país en búsqueda de alimento y sitios para descansar.

A nivel nacional, MiAmbiente y la Sociedad Audubon de Panamá llevan varios años realizando censos de aves acuáticas y monitoreos de aves playeras migratorias en áreas protegidas como el Humedal de Importancia Internacional y Refugio de Vida Silvestre Bahía de Panamá. Este tipo de actividades son vitales para promover la conciencia ciudadana y sensibilizar sobre la necesidad de la conservación de las aves migratorias y sus hábitats.

Shirley Binder, directora nacional de Áreas Protegidas y Biodiversidad, indicó en un comunicado que las aves migratorias «conectan personas, ecosistemas y naciones. Son símbolos de paz y de un planeta interconectado».

«Sus viajes épicos inspiran a personas de todas las edades en todo el mundo. El Día Mundial de las Aves Migratorias es una oportunidad para celebrar la maravilla natural de la migración de aves y es un recordatorio de que sus rutas y ecosistemas a nivel mundial se encuentran amenazados por el cambio climático», añadió Binder.

Importancia y amenazas

Las aves desempeñan importantes funciones dentro de los ecosistemas, tales como la regeneración y mantenimiento del bosque mediante la dispersión de semillas y la polinización; también actúan como controladores biológicos de especies de insectos que son generalmente considerados plagas.

En lo económico, las aves también representan un valioso recurso del país, ya que gracias a su gran diversidad, es de gran interés para la observación de aves, una actividad que genera importantes beneficios a la economía local.

De acuerdo con Erick Núñez, jefe de Biodiversidad del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente), las aves en general enfrentan amenazas comunes a otros grupos de la vida silvestre, como la pérdida, degradación del hábitat producto de diferentes actividades antrópicas como la extracción ilegal para comercio y caza ilegal principalmente.

En Panamá se han registrado hasta el momento alrededor de 1.010 especies de aves, de las cuales unas 12 son consideradas endémicas, es decir que solo existen en nuestro país.

Como parte de la fauna silvestre están sujetas a las disposiciones contenidas en la Ley 24 del 7 de junio de 1995, «Por la cual se establece la legislación de la Vida Silvestre en la República de Panamá».

También vale señalar que de acuerdo con la Resolución No. DM-0657-2016 se declaran como amenazadas y/o en peligro de extinción alrededor de un 30% de las especies del país.

El águila harpía es el ave nacional, sin embargo el país es hogar de especies de gran interés por su belleza u otras características particulares, como el pavón, quetzal, ave sombrilla, guacamaya bandera, entre otras.

Según Núñez, dependiendo de la ubicación y las características naturales de las áreas protegidas, pueden existir especies muy propias de estos lugares, por ejemplo el águila harpía es un habitante común del Parque Nacional Darién, la guacamaya bandera en el Parque Nacional Coiba, perico carato en el Parque Nacional Cerro Hoya, el quetzal en el Parque Internacional La Amistad, etc.

«Las áreas protegidas son sitios importantes para la observación de aves, porque albergan la mayor parte de las zonas boscosas mejor conservadas del país», matizó.

Temas relacionados: Panamá Europa ONU: Organización de las Naciones Unidas Vida Silvestre Parque Nacional Coiba Parque Nacional Cerro Hoya
LINK ORIGINAL: La estrella

Entornointeligente.com