La OTAN al rojo vivo

la_otan_al_rojo_vivo.jpg
Entornointeligente.com /

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (NATO, por sus siglas en inglés), nació en 1949, después de finalizada la II Guerra Mundial, alentada por los EE.UU, quien siempre la ha tenido controlada. En su comienzo estaba formada por EE.UU, Gran Bretaña, Francia, España, Canadá, Países Bajos, Bélgica y luego se adhirieron Portugal, Dinamarca, Islandia. Su objetivo dizque, según esos países, pero lo impone es el país del norte, es el de fomentar la paz, pero que extraño, en vez de una paloma blanca es imponiendo un misil para la guerra; es un sistema de defensa colectivo sólido, donde todos fueran capaces de defender a alguno de sus miembros, por un ataque de una potencia externa, esto quería decir de la URSS. Se creó esta estructura militar bajo la conducción, en principio, de los comandantes de los EE.UU con el extraño disfraz de ser un ente para la «paz» del planeta.

Posteriormente la URSS, se vio en la necesidad impostergable, en 1955, de la creación del Pacto de Varsovia, a los fines de poder confrontar el peligro que representaba aquella organización OTAN, para su seguridad y la de los demás países del Pacto.

Al finalizar la II Guerra Mundial se suponía que se entraba en un gran ciclo de paz mundial, pero los EE.UU se dedicaron a fortalecer su poderío militar y el de los acompañantes de la organización OTAN, por el consabido estigma del miedo a algún ataque imprevisto a su territorio por parte de la URSS u otro país del Pacto de Varsovia, a pesar de la gran distancia que los separaba y que frisa hasta los 10.000 km o más.

A raíz del desmembramiento de la Unión Soviética, donde con ello se ha consolidado la Federación de Rusia, los EE.UU han venido impulsando el crecimiento de la OTAN, incorporando una gran cantidad de países, incluyendo muchos del Pacto de Varsovia y todos los del Eje de la Segunda Guerra Mundial, con la finalidad de conformar un cerco alrededor de esta Federación y tratar de evitar su desarrollo y avance económico y militar.

Es así como observamos la incorporación de Estados como, Alemania, Italia, Japón (nada menos que las tres grandes potencias del eje, que combatieron contra los de la OTAN durante la Segunda Guerra Mundial), Rumanía, Polonia, Hungría, Checoeslovaquia (las cuales fueron liberadas por el Ejército Rojo de la opresión Nazi, durante la misma Segunda Guerra Mundial), Eslovaquia, Turquía, Luxemburgo, Grecia, Eslovenia, Letonia, Lituania, Estonia, Croacia, Albania y otros que, o están en la frontera con Rusia, o se encuentran en sus cercanías. Como se puede vislumbrar claramente, se crea un cerco de amenaza sobre la Federación de Rusia.

Hasta ahora, todas las invasiones inventadas y ejecutadas por la OTAN, bajo la batuta de EE.UU contra Afganistán, Irak, Libia y Siria, han sido llevadas a cabo bajo el engaño al mundo entero con sus cañones mediáticos, de que se realizaban para combatir contra el terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva y aplicando sus propias normas y reglas, superponiéndose a la Organización de las Naciones Unidas. Pero, de hecho, todos sabemos que, ante la amenaza cierta de que entren en un colapso energético, vengan por las reservas petroleras de esos países y de lo cual no escaparía Venezuela.

Por si fuera poco, recientemente estamos viendo, cómo la Gran Bretaña, ya ha propuesto que la OTAN debe seguir incorporando otros paises, para incrementar su radio de acción y con la creación de sus propias normas y reglas, con el objeto decidido de frenar a la República Popular China y a la Federación de Rusia, a quienes ellos consideran que son los países que dominaran, a corto plazo, la estructura económica y militar mundial y por lo tanto el temor es libre.

Es así como, con el impulso del País del Norte, se han envalentonado países como Ucrania, Suecia y Finlandia para solicitar su ingreso inmediato a esa Organización y obtener su apoyo militar y económico y, de paso, acabar de rodear a la Federación de Rusia. No es de sorprender pues, que éste país, no se quedará inerme y no reaccionara con semejante amenaza ante puertas.

Ya los EE.UU había socavado las estructuras del gobierno democrático reinante en Ucrania y propiciado un Golpe de Estado, con el objeto de instalar un gobierno de extrema derecha y pro Nazi, que le sirviera a sus futuros planes y objetivos en ésas regiones. Es pues que, con la llegada a la primera magistratura del comediante Vladimiro Zelensky en Ucrania, se encarga de enamorarlo y convertirlo en su conejillo de indias, para armarlo, solicitar su ingreso a la OTAN y mantener ese país como una especie de base militar para sus fines.

La OTAN ya se ha convertido en lo que podemos denominar El IMPERIO DE LOS 18 MARES para someter a los demás paises a sus propias reglas y leyes; por cuanto, además del océano Atlántico, norte y sur, se ha expandido o quiere expandirse por el Mar de Noruega, el Mar de Barents, el Mar Mediterráneo el Mar Negro, el Mar de Azov, el Mar Caspio, el Mar Arábigo, el Océano Indico, el Golfo de Bengala, el Mar de la China, el Xazar Danizi, el Mar Báltico, el Golfo de Botina, el Mar Caribe, el Golfo de México, el Mar de Kara, el Lago Balkhash y el Lago Barzakelmes, o sea, se convierte en el rey del agua salada en todo el planeta.

Es sorprendente la sumisión total de los 27 países de la Comunidad Europea, a los designios de los Estados Unidos de América, la cual ha conformado una amenaza a la estabilidad de los países americanos, africanos y asiáticos, con la invención del epíteto del inefable Presidente de EE.UU, George W. Bush, que nos dijo en 2011 después del derrumbe de la torres gemelas «o están con nosotros o están con los terroristas» así que a amarrarse los pantalones, no sabiendo que se supo posteriormente de una versión de que había sido un plan urdido por el propio gobierno de USA, para justificar la persecución e invasión de los mencionados países.

Toda esta trama de EE.UU, la OTAN, y la Comunidad Europea, con la imposición unilateral de las sanciones contra el gas, petróleo y granos de Rusia y otros países del globo, que a la vez están golpeando sus propios nacionales, por los incrementos de los precios y, el agotamiento, en los diferentes energéticos y alimentos, son el primer campanazo de la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial, que sería letalmente destructiva. Que Dios nos agarre confesados.

LINK ORIGINAL: Aporrea

Entornointeligente.com