La necesidad de un censo alimentario nacional - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

La Cámara de Diputados de la Nación acaba de dar media sanción al proyecto de ley que prorroga la emergencia alimentaria hasta 2022, con el propósito de paliar la situación de sectores de nuestra población que se encuentran en dicha situación. Lo hizo con el aval de 222 legisladores y una sola abstención, en una veloz sesión, cuya corta duración fue atribuida a evitar posibles desbordes en las calles adyacentes al Congreso, que eran ocupadas por manifestantes de distintas organizaciones sociales.

La iniciativa, que será tratada la semana próxima por el Senado, incrementa hasta fin de año, en un 50% como mínimo, las partidas presupuestarias para políticas nutricionales y faculta al jefe de Gabinete para que, a partir de 2020, actualice ese presupuesto en función del aumento del rubro alimentos y bebidas del índice de precios al consumidor.

Si el propósito es brindar la máxima protección a los sectores más vulnerables, resultaría imprescindible que el Estado conociera con precisión no solo el número, sino todos los datos que rodean a quienes se encuentran en emergencia alimentaria.

A tal efecto, es recomendable la urgente realización de un censo alimentario nacional. Es relevante conocer el origen de esta población en riesgo, para lo cual se precisa analizar las migraciones internas y externas; su ocupación y nivel de capacitación laboral; su acceso a planes sociales; la composición de su grupo familiar y si sus hijos asisten a la escuela; sus fuentes de ingreso, y si se trata de personas documentadas o no, entre otros aspectos.

Para resolver o intentar resolver un tema de esta magnitud e importancia, más allá de las medidas coyunturales que sea necesario tomar, es imprescindible conocer la materia sobre la cual se deberá operar. Y para hacerlo se debe estar libre de todo tipo de presiones: políticas, electorales, partidarias, callejeras o de cualquier naturaleza. La iniciativa debe ser de todos e independiente del calendario electoral. La urgencia proviene de la necesidad real de resolver sin demagogias un problema nacional que afecta a un sector no menor de nuestra población.

Solo se pueden encarar soluciones si se conoce la materia sobre la cual se habrá de legislar u operar, y la ciudadanía tiene la sensación de que la información oficial y privada sobre este delicado tema no es suficientemente precisa.

Todos los organismos públicos que cuentan con información sobre distintos aspectos de la realidad de nuestra ciudadanía, especialmente de aquella que se presume en emergencia alimentaria entendida con suficiente amplitud de indagación, deberían colaborar activamente remitiendo sus datos a un centralizador que podría ser la Secretaría de Modernización, área que cuenta con tecnología de primer nivel. Muchas asociaciones civiles independientes y no comprometidas en forma alguna pueden prestar colaboración.

Será necesario contar con publicidad inmediata y gradual a medida que se conocieran resultados, pues se trata de que la iniciativa sea absolutamente transparente y sirva para encarar soluciones de largo plazo en una cuestión que sin duda debe formar parte de las declamadas políticas de Estado.

Es imprescindible saber los números, la cantidad de eventuales beneficiarios de los planes alimentarios, para poder ayudarlos eficazmente a resolver sus necesidades. Sin etiquetas, discursos declamatorios ni preconceptos, solo saber los datos crudos y duros de una realidad que afecta a un sector marginado, cuya atención debe ser una auténtica prioridad nacional.

De allí que la iniciativa de un pacto alimentario o acuerdo de censo alimentario merezca ser considerada por las autoridades nacionales.

ADEMÁS Mucho más que una conquista deportiva ¿Te gustó esta nota?
LINK ORIGINAL: La Nacion

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation