¡La Monarca vuelve!, aunque de a poco

ila_monarca_vuelve_21_2C_aunque_de_a_poco.jpg
Entornointeligente.com /

En 2018-2019 el área que ocuparon las mariposas para hibernar fue de 6.05 hectáreas, lo que nos indica que debemos seguir trabajando para mantener esta tendencia y reforzar las medidas de protección por parte de México, Estados Unidos y Canadá».

Jorge Rickards, director general de WWF México.

Las mariposas Monarca recorren más de 4,000 kilómetros para llegar a su santuario en el país, ubicado en los bosques de Oyamel en Michoacán y el Estado de México. A lo largo de su ruta por Canadá y Estados Unidos se enfrentan a diversas amenazas, cada vez mayores. El cambio climático, sequías, y la degradación forestal son apenas algunos obstáculos que tienen que vencer estas viajeras.    

Con todo y adversidades, hoy hay buenas noticias para México, pues la presencia de la mariposa Monarca en los bosques mexicanos de hibernación aumentó 35% en la temporada 2021-2022, al ocupar 2.84 hectáreas (ha) de bosque, frente a las 2.10 ha reportadas la temporada anterior. Esto se debe principalmente a la repoblación temprana de mariposas en el sur de Estados Unidos. De acuerdo con el reporte anual de monitoreo presentado este martes por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Alianza WWF-Fundación Telmex-Telcel, las Monarca se aglutinaron en seis colonias (2.174 ha) dentro de la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca y en cuatro fuera de ella (0.661 ha); en total se ubican en cinco colonias en Michoacán y cinco en el Estado de México, ocupando 2.835 ha.

En contraste, la hibernación en 2020 (2.10 ha) representó 26% menos respecto a las 2.86 hectáreas del registro anterior. Esto representa un logro significativo porque el trabajo de autoridades, países y sobre todo de las comunidades en la zona núcleo de la mariposa Monarca ha sido arduo y continuo.  Esta zona fue reconocida en 2008 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como un Bien de Patrimonio Mundial Natural que protege 56,259 hectáreas que incluyen 13,551 de zona núcleo, entre Michoacán y el Estado de México, donde se encuentran los bosques prioritarios a los que llegan a hibernar las Monarca.

Sin embargo, no hay que perder de vista que el hábitat de hibernación de la especie se redujo drásticamente durante el siglo XXI, prácticamente perdimos 16.19 hectáreas. La variación por año tiene diversas causas. De acuerdo con Gloria Tavera Alonso, directora general de Conservación para el Desarrollo, en 1996-1997 se tuvo la mayor ocupación forestal registrada, fueron 18.19 hectáreas, luego una serie de efectos climáticos disminuyeron significativamente el espacio ocupado, así, para 2003-2004 la ocupación fue de poco más de 10 hectáreas. «Este fue el parteaguas para el inicio de un monitoreo más sistemático».

En 2013-2014 se presentó una de las peores crisis, cuando la población disminuyó 95% en todas las colonias, en ese momento se replantearon todas las líneas de acción y de trabajo, para incrementar la población a través de la reproducción y el aumento del hábitat reproductivo, gracias a la reconversión de uso de glifosatos, el aumento de algodoncillo y aclepias, todo propicio para la especie Danaus plexippus. Por otro lado, en el análisis de la zona núcleo se registró una degradación forestal de 20.2 hectáreas, por saneamiento, sequía y principalmente tala clandestina.

Jorge Rickards, director general de WWF México, asegura que el esfuerzo debe continuar. «En 2018-2019 el área que ocuparon las mariposas para hibernar fue de 6.05 hectáreas, lo que nos indica que debemos seguir trabajando para mantener esta tendencia y reforzar las medidas de protección por parte de México, Estados Unidos y Canadá. Las Monarcas son polinizadoras importantes y su viaje migratorio favorece la reproducción —con mayor diversidad— de plantas con flores, lo que beneficia a otras especies en los sistemas naturales y contribuye a la producción de alimentos para el consumo humano en los sistemas productivos».

Instrumento científico y comunitario para medición

Las autoridades explican que para llevar a cabo el monitoreo sistemático de la ocupación forestal de la mariposa Monarca, a partir de diciembre de 2021 se visitaron en dos ocasiones por mes los 13 santuarios de hibernación que se encuentran en la «Región de la Monarca».

Al encontrarse las colonias, se establece su localización con un geoposicionador Garmin® y se determina el perímetro del bosque ocupado por el lepidóptero a partir del árbol que se encontró en la parte más alta de la pendiente, para lo que se registra el rumbo y la distancia de los árboles consecutivos y periféricos de la colonia.

Con ellos se pudo determinar que la colonia más grande (1.187 ha) se registró en el ejido El Rosario (santuario Sierra Campanario, Michoacán) y la colonia más pequeña (0.003 ha) se localizó en el ejido Crescencio Morales (santuario Lomas de Aparicio, Michoacán), esta es otra buena noticia, pues la colonia reapareció después de haberse encontrado por última vez en 2003-2004. Por su parte, en el municipio de Atlautla, aledaño al Parque Nacional lztaccíhuatl-Popocatépetl, hubo presencia de mariposas, pero no se estableció una colonia compacta.

La variación por año tiene diversas causas: Disminución del hábitat Degradación Cambio climático, entre otras. [email protected]

Archivado en:

cambio climático Michoacán Áreas Naturales Protegidas mariposas Monarca
LINK ORIGINAL: El Economista

Entornointeligente.com