LA IMPORTANCIA DE NACER EN ISNOTÚ | Por: Francisco González Cruz » EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

 

El que José Gregorio Hernández haya nacido en Isnotú es muy importante. Igualmente es de gran trascendencia que una vez graduado haya vuelto a su lugar de origen. Venezuela para 1864 era un país rural predominantemente rural, de menos de dos millones de habitantes y Caracas tenía menos de cuatrocientos mil. Era un país de aldeas y de pueblos, era un país provinciano.

Como desde hacía ya tiempo, las oportunidades de estudio eran pocas y concentradas en escasos lugares como Mérida y Maracaibo, y sobre todo Caracas. Que alguien superara estos obstáculos de la distancia y todo lo que ello significa, ya era un mérito. Por ejemplo, a los 14 años no cumplidos, este muchacho tuvo que irse en mula desde Isnotú en el estado Trujillo hasta el puerto de La Ceiba en el sur del Lago de Maracaibo, esperar la piragua que lo llevara a Maracaibo, allí tramitar sus documentos para poder ir en barco a Curazao, esperar el vapor que lo llevaría a La Guaira y desde aquí subir en el tren hasta Caracas. Parecido esfuerzo lo hicieron muchos provincianos que luego hicieron densos aportes al país.

Este jovencito llevaba, además de su sencilla maleta, buen equipamiento en valores recibidos en su familia, en esa aldea, en su escuelita y en su templo sin sacerdote fijo. Los valores propios que se atribuyen a estos lugares modestos: primero a la familia extendida que cabía en esos caserones, con el trabajo compartido en la pulpería, la botica y la posada, que tendría su buen fogón, y los corredores para la tertulia.

En estos pueblos y caseríos transcurría una vida modesta, donde los pobladores eran conocidos, y muchos de ellos, reconocidos por su nobleza, y la importancia en la comunidad se medía más por sus virtudes que por sus haberes. Nunca alguien en estos pueblos moría de mengua, pues siempre hubo la mano generosa y oportuna. No es que eran unos lugares idílicos, pues había mucha pobreza, enfermedades infecciosas y severas limitaciones de diverso tipo que había que superarlas con solidaridad y con trabajo. La vida en común y las necesidades compartidas inclinaban a ser una comunidad fraterna.

El Dr. Hernán Méndez Castellanos, quien fue declarado Héroe Panamericano de la Salud por sus aportes a la salud pública y al conocimiento científico de la población venezolana, nacido en el pueblo de Escuque, destacaba como una de las virtudes que podrían ayudar a salir de la pobreza en Venezuela, esas virtudes nacidas al calor de la familia y la comunidad provinciana.

Lea también
LINK ORIGINAL: Diario de Los Andes

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon >

Más info…

Smart Reputation

Prince Julio César en NYFW 2020

Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Prince Julio Cesar en el New York Fashion Week Spring Summer 2021

Publicidad en Entorno

Advertisement

Adscoins

Smart Reputation