La ilusión clavada en la casa nueva - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / la tercera / Hace un par de años, los clavadistas chilenos Diego Carquín y Donato Neglia entrenaban en una piscina sin agua. Tal cual. A diario saltaban sobre un trampolín en mal estado y caían sobre esponjas. Imposibilitando cualquier análisis de técnica o precisión.

Pese a todo, en los Juegos Sudamericanos de Medellín 2010, con 17 años, obtuvieron medalla de plata, proyectándose como los mejores saltadores ornamentales de la historia de Chile.

Ayer, en la prueba de saltos individuales no alcanzaron medalla y se lamentaron por no poder competir en su especialidad. “Lamentablemente hace dos semanas se confirmó que no se haría el sincronizado por falta de inscritos. Pero nos la jugamos toda para representar a Chile. Obtuvimos muy buenos puntajes, pero la medalla no pudo concretarse”.

“Es una lástima, porque llevamos varios años preparándonos en esa prueba”, dice Carquín, quien fue quinto en la prueba con 418 puntos, “puntaje suficiente para participar en Juegos Olímpicos o disputar una final de campeonato del mundo”, cuenta entusiasmado.

NO MIRAR ATRAS Pese a todo lo mal que lo pasaron, los deportistas prefieren no estancarse y mirar hacia adelante. “Trato de no pensar en que no teníamos infraestructura o que siempre llegábamos mal a los campeonatos. Esto es así y en su momento no había mucho que hacer. Como sea, yo siempre me la jugué por ganar. Es destacable, eso sí, la evolución que hemos tenido. Estoy muy cerca de las marcas de los colombianos, que tienen un entrenador chino hace diez años”.

Además, Neglia añade que “hay que mirar para adelante. El pasado ya fue. Bailamos con la fea harto rato, pero eso fue parte del proceso. Ahora tenemos que entregarnos por completo y mejorar para los Panamericanos. Creemos que podemos optar a una medalla. Al menos ese es el objetivo”.

Sobre la nueva infraestructura, Neglia asegura que “ahora sí nos sentimos en casa. La evolución ha sido espectacular y el centro acuático es increíble. Tenemos todas las herramientas para seguir progresando. Es muy gratificante entrenar así. Ahora sólo nos queda sacarnos la cresta (sic) para dejar en alto al país”.

SIN EXCUSAS Los dos atletas continúan sonrientes. Se mueven con soltura por los pasillos del centro acuático. Posan para las fotos y disfrutan. Todos están encantados con las nuevas instalaciones. “A la gente le parece extraño que exista buen nivel si no estaban las condiciones mínimas para entrenar. Eso habla bien de nuestro trabajo. Ahora tenemos que ir por más”, dice Carquín. 

Eso sí, lamenta haber perdido “años valiosos de mi etapa de juvenil entrenando de mala forma. Fueron años bastante complicados. Hay que dar vuelta la página, aprovechar lo que tenemos y sacarle partido”. 

Apreciación que su compañero comparte a plenitud: “ahora hay que pensar en superar una meta tras otra. Debemos darle muchas alegrías a Chile. Ya no hay excusas”.

Con Información de la tercera

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.