La historia de Doctor Q, el brillante neurocirujano mexicano que llegará a la pantalla grande » EntornoInteligente

La historia de Doctor Q, el brillante neurocirujano mexicano que llegará a la pantalla grande

la_historia_de_doctor_q_2C_el_brillante_neurocirujano_mexicano_que_llegara_a_la_pantalla_grande.jpg

Entornointeligente.com / Sentirse invisible es lo que más recuerda de ser indocumentado en EU el neurocirujano mexicano Alfredo Quiñones-Hinojosa , conocido como Doctor Q ., que saltó la valla fronteriza en 1987 y ahora inspira un filme de Brad Pitt que retrata su vida y su empeño por hallar una cura para el cáncer cerebral.

“Pienso que estoy empezando a utilizar mi voz para darle cara a aquellos que se sienten así”, expresó en una entrevista el presidente de Cirugía Neurológica de la Clínica Mayo en Jacksonville (Florida).

“El ser invisible es algo difícil, de veras, yo lo pienso y lo sigo viendo, no nada más con los inmigrantes que vienen a Estados Unidos sino los inmigrantes que van a cualquier país del mundo a buscar su sueño”, agregó.

NO ERA EL MURO DE BERLÍN

Originario de Mexicali, nació en una pobreza tal que una de sus hermanas murió por deshidratación. Según relata Infobae, tenía 14 años y ya estudiaba para ser profesor cuando empezó a entrenarse para saltar el muro para entrar a Estados Unidos:”De niño imaginaba que viajaba a las estrellas, que desaparecía o que volaba. Fíjate que siempre imaginaba que no existían las barreras”, señaló.

“Al mismo tiempo tenía unas pesadillas increíbles, en las que a pesar de todos estos poderes no podía salvar a mis padres, a mis hermanos, a mis abuelitos, de estas cosas que nos atacaban a los seres humanos. Creo que esa es la razón por la que sigo luchando por encontrar una cura contra el cáncer y sostengo una fundación junto con los cuatro o cinco neurocirujanos más famosos del mundo, para ayudar a la gente pobre que no tiene acceso a neurocirujanos como yo o como mis colegas”, enfatizó.

Desde que tenía esos sueños de infancia siempre ha tenido en mente el significado de los muros y las barreras, pues al crecer en tierra fronteriza lo tenía de frente: “No era como el muro de Alemania, no tenía ladrillos. Yo miraba hacia el horizonte y me imaginaba qué vida le esperaba del otro lado a gente como nosotros: gente pobre, gente humilde. Porque no solo era una barrera física, sino una barrera simbólica. Esa barrera nunca se me ha olvidado, son las barreras que también tengo hoy en mi trabajo como neurocirujano”.

Estaba a punto de cumplir 19 años cuando se despidió de su familia, fue a la frontera, tomó una cuadra de carrera, corrió, clavó los dedos en el enrejado, trepó por el alambre y se tiró hacia el otro lado: Calexico, Estados Unidos. Sin embargo, lo capturaron.

Tuvo suerte, porque lo mantuvieron solo un día detenido y lo mandaron de nuevo a México. Pero Alfredo volvió, estudió el paso de la patrulla de inmigración, cronometró el tiempo que tenía entre una ronda y otra, volvió a trepar, saltó, cayó del otro lado y corrió. Así entró a Estados Unidos: sin saber inglés, sucio, pobre, indocumentado, solo.

“Ahora regreso a mirarlo y me pregunto a mí mismo ‘¿cómo ha de ser posible que yo haya brincado este muro?’. En aquel entonces medía unos 7 u 8 metros de altura y arriba tenía esos alambres de púas. Estaban diseñados lógicamente para lastimar, para que quedaras atrapado. También para que la gente no se animara”, dijo sobre el muro que separa México de Estados Unidos.

Comenzó a ganarse la vida en el campo al ser trabajador agrícola temporal. Su tarea era extirpar la maleza de los campos de algodón y recolectar tomates: de sol a sol por 3,5 dólares la hora. Después, se fue de ese campo a limpiar tanques de tren con “aceite de pescado, que tenía un olor increíble a azufre, acuérdate de que ese olor se usa como símbolo del infierno”, expresó.

Empezó a estudiar inglés de noche en una escuela comunitaria. Fue soldador, mayordomo en la empresa de ferrocarriles y, una década después de haber saltado el muro, se convirtió en ciudadano legal gracias a una política inmigratoria de aquel entonces. Con el pasar de unos años puso el primer pie en la Universidad de Berkeley, en California.

Luego, entró a la Facultad de Medicina de Harvard donde se recibió de médico con honores, para pasar a la de San Francisco donde estudió neurocirugía y, finalmente llegó a la prestigiosa Universidad John Hopkins . En esta última se convirtió en profesor de Neurocirugía y Oncología, Neurología y director del Laboratorio de Células Madre tumorales cerebrales.

Recién en 2010, cuando ya era un neurocirujano y catedrático reconocido en el mundo, terminó de pagar “todas las deudas que había coleccionado”: los préstamos que había tomado para cubrir préstamos y terminar de pagar su educación en Estados Unidos.

UNA VIDA DE PELÍCULA

A los 53 años, Quiñones-Hinojosa celebra que Plan B , la productora de Pitt, siga abordando temáticas sociales y universales como lo hizo con 12 años de esclavitud , Selma o Moonlight : “Yo pienso que este es un mensaje universal, el no ser invisible es algo que nos hace luchar, trabajar arduamente, que nos hace seguir soñando de tratar de vivir una vida mejor”, subrayó el médico.

“Hoy me miras aquí en mi oficina, con mi corbata, mis cráneos sobre el escritorio… pero sí hubo muchos días en los que me acostaba llorando porque dejé todo: a mi familia, a mis padres, a mis hermanos, a mis tíos, abuelos, amigos, todo, todo, todo. Por muchos años decidí no mirar hacia atrás. No me arrepiento de nada, pero sé que fueron muchos sacrificios para cambiar aquel destino. Aquellos que piensan que no hay un precio que se paga para poder triunfar están en lo incorrecto”, enfatizó.

Indica que las migraciones afectan a millones de personas, algunas incluso con documentos, que a pesar de tener generaciones viviendo en nuevos países “todavía se siguen sintiendo como si fueran extranjeros”.

Dice que conoce poco de la producción, que han sonado varios actores, incluido el propio Pitt para hacer de Doctor Q. y que apenas sabe que el guión está en su etapa final. Sobre Pitt, a quien aún no conoce en persona, bromea, señala que no es tan atlético como él para personificarlo. “Va a tener que hacer mucho ejercicio”, comentó con humor.

El neurocientífico, que cuando no trabaja se evade corriendo y escuchando la música de Rocky , agradece a la productora de Pitt por tratar de cambiar los estereotipos de los latinos en el cine “como los narcos”: “Lo que ellos están tratando de decirle al mundo es que hay gente humilde que ha llegado a lo máximo de lo máximo”, agregó, pero aclaró que su trabajo se debe a un gran equipo.

AL QUINN

La película tiene tela de dónde cortar: Su trabajo como agricultor y soldador para sacar adelante a su familia en México, su automóvil AMC Gremlin, donde dormía por esas épocas, o su renuencia a acortar el nombre para complacer a aquellos en la Universidad de Harvard que no sabían pronunciar Quiñones.

Cuenta que cuando estudiaba medicina le sugerían que siguiera los pasos del actor Anthony Quinn, que realmente se llamaba Manuel Antonio Rodolfo Quiñones, y adoptara como nombre el de Al Quinn .

Sin embargo el inmigrante de Mexicali, que fue el elegido para el discurso de graduación de su promoción en Harvard, hizo lo contrario, unió sus apellidos Quiñones-Hinojosa para mantener “orgullosamente sus raíces”. Ante la dificultad de pronunciación de sus colegas, terminaron llamándolo Doctor Q .

A él no le disgusta y lo utilizó en su libro Becoming Dr.Q: My Journey from Migrant Farm Worker to Brain Surgeon (2011), que relata sus logros como graduarse de medicina en 1999, el mismo año que se hizo ciudadano, pero también sus comienzos cultivando tomates, sandías, uvas y coliflores en California.

“Mi sueño era sencillo, lo que yo quería hacer en aquel entonces era ganar un poquito de dinero y mandarle a mis padres y a mis hermanos para que pusieran comida en la mesa, estábamos en una situación muy difícil”, rememoró.

Becoming Dr. Q también es por ahora el título del proyecto de Plan B en asociación con Annapurna, que en los próximos dos años espera llevar a la pantalla gigante la vida de este experto del cerebro, fundador de la entidad sin fines de lucro Mission: Brain.

LA OTRA VALLA QUE SALTAR

El neurocirujano dice, sin embargo, que no sentía que tuviera los méritos suficientes para este nuevo proyecto y cuenta que tardó ocho años en aceptar desde que se lo propusieron en 2007.

Graduado también de Berkeley, autor de decenas de textos científicos y líder en prestigiosas instituciones como Johns Hopkins, Quiñones-Hinojosa reconoce que aún le quedan rezagos de su experiencia como inmigrante.

Dice que cruzar la frontera  a los 19 años, sin inglés y sin dinero, “fue difícil”, pero que lo más difícil fue creer en sí mismo.

“Yo me imagino que eso es lo que pasa con los inmigrantes y con mucha gente, la barda más difícil que tenemos es de creer en nosotros mismos, que tenemos algo positivo que aportar”, explicó.

La política la esquiva, pero señala que “mientras haya pobreza en el resto del mundo, desigualdades, falta de acceso a cosas sencillas como es comer, servicios públicos, higiene, salud mental, siempre la gente va a tratar de buscar una mejor vida”.

LA FRONTERA INEXPLORADA

La vida del mexicano ya había inspirado también un documental de la BBC y Netflix , The Surgeon's Cut , que recoge la experiencia de cuatro cirujanos del mundo y en la que dice sentirse como un “samurái” en el quirófano.

En el capítulo Sacred Brain , estrenado en diciembre pasado, Quiñones-Hinojosa relata su mayor aspiración, combatir el cáncer de cerebro y los tumores cerebrales. “El cerebro es la frontera inexplorada, ahí está todo, ahí lo vives, ahí lo sientes, están las emociones, está el amor, está la esperanza, está el temor”, dijo.

Señala que siente una gran fascinación explorar el cerebro y que es un “privilegio” que los pacientes le permitan esa conexión, que para él es “física y espiritual”. “Sabemos muy poquito del cerebro”, dice, y se emociona, se siente como un “astronauta” y le da ilusión de tratar de cambiar el mundo y de “hacer la calidad de vida un poquito mejor”. 

LINK ORIGINAL: Cronica

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon www.smart-reputation.com

Cafecito Informativo

Smart Reputation

Noticias de Boxeo

Boxeo Plus
Boxeo Plus
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Adscoins

Smart Reputation

Smart Reputation