La historia de Carlitos de la bicicleta se conserva en cuentos - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Carlitos de la bicicleta era en realidad Carlos Maestre. Un hombre de mandíbula pronunciada y barbas diminutas. La poliomelitis le dejó con un problema en su pierna izquierda, por lo que se apoyaba con un bastón que le servía también para ahuyentar a los muchachos que le gritaban: ¡Carlitos y la bicicleta!

Su forma de caminar fue la que le dio el apodo con el que se hizo conocido. Acostumbraba a instalarse en la intersección de las calles Bolívar y Benigno Malo, o en la Sucre, entre Benigno Malo y Padre Aguirre, según recoge el libro Rostros de los Barrios de Cuenca , del periodista Adolfo Parra Moreno.

Él lo describe como “un mendigo bien informado” . Hablaba mucho de las noticias de la semana: el paro de los maestros de la UNE, las protestas estudiantiles, el caso Briz López, entre otros.

Carlitos de la Bicicleta llevaba consigo un balde de hojalata, que golpeaba con su bastón de madera contra la vereda para pedir unas monedas. Otro artículo que le acompañaba con frecuencia era un camión de juguete, que arrastraba con una piola.

Carlos Maestre murió en el año 1996 pero su recuerdo sigue vivo. En los exteriores del cementerio patrimonial, donde fue enterrado, hay una gran pintura de su rostro , junto a otros personajes populares de Cuenca. Su historia también fue material de trabajo para el Grupo de Teatro Barojo, que llevó a cabo una investigación sobre 12 personajes populares de la ciudad . 

Piotr Zalamea, director y actor de Barojo, inició ese proyecto en el 2015. Él no se limitó a averiguar datos y nombres y llevó a escena a ciertos personajes, uno de ellos fue Carlitos. “No se trata solo de investigar y llevarlos a escena, es una responsabilidad, pues es un material útil que cuenta la historia de la ciudad”, contó a EL TIEMPO.

Así nació el proyecto ‘Cuenca en cuentos’. De esta forma,  ‘Carlitos de la bicleta’ de vez en cuando reaparece, representado por un grupo de teatro que busca mantener latente la tradición oral y la historia cuencana. (I) 

El clima no impidió a los artistas de Teatro Barojo presentar su obra “Carlitos de la bicicleta” en la entrada de la iglesia Santo Cenáculo, en el XVIII Aniversario de Cuenca Patrimonio Cultural de la Humanidad. #CuencaEsPatrimonio @MarceloHCabrera pic.twitter.com/MBsSQhH02K

— Dirección Municipal de Cultura (@DCulturaCuenca) December 3, 2017
LINK ORIGINAL: Diario El Tiempo

Entornointeligente.com

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation