La hazaña de Tiger impacta al deporte mundial - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Desde el 16 de junio de 2008 que ganó el US Open en una sola pierna, su último Major, y haber sido el número uno del ranking mundial durante 683 semanas, Tiger Woods cayó en un declive que lo llevó a someterse a ocho operaciones, cuatro en la espalda y cuatro en la rodilla, se pensaba que no podría volver a jugar golf; su triunfo en el Augusta National es un impacto sin precedente en el golf y en el deporte mundial a todos niveles. La victoria de Tiger Woods a los 43 años en el Augusta National Golf Club, el más prestigioso torneo Major, impactó en el mundo deportivo, desde el aspecto personal, deportivo, mediático, comercial, político, de identificación con el público e incluso volvió millonario a un apostador que confió en el rugido del Tiger.

Personalmente, Woods se demostró a sí mismo la fortaleza de regresar de un estado físico que asemejaba a un anciano y que llegó al límite, cuando fue encontrado detrás del volante de su camioneta tras haber ingerido un cóctel para evitar los insoportables dolores de espalda, que incluso pusieron en duda que pudiera volver a caminar. En lo deportivo, Tiger jugó como en sus mejores tiempos, firmando tarjeta de 70 (-2) en la primera jornada, mismo score de sus anteriores cuatro triunfos en The Masters, su mejor juego lo dejó para la jornada dominical, cuando descontó dos golpes que le llevaba el líder italiano Francesco Molinari y se encaminó a la histórica victoria en su campo favorito, para enfundarse la chaqueta verde por quinta ocasión. El impacto en los medios de comunicación fue gigantesca e impresionante, prácticamente todos los titulares del mundo dieron cuenta de la hazaña del legendario golfista estadunidense, dueño de 15 Majors, solamente tres debajo del “Oso Dorado” Jack Nicklaus, quien suma 18. En lo que toca a sus patrocinadores, aunque varias firmas lo dejaron en los momentos difíciles como la revista Golf Digest, la consultoría Accenture, General Motors, A&TT y Gatorade, otras como Nike, Gillete, EASports y Claro lo respaldaron con contratos que especificaban algunas restricciones y ahora ven como se multiplican sus ganancias. Así, después de 10 años 9 meses 27 días, un total de 3,954 jornadas diarias de arduo trabajo, rehabilitación y entrenamiento volvió a ganar un Grande en el deporte de sus amores, por lo que Donald Trump, dueño de varios complejos golfísticos en Estados Unidos aprovechó políticamente para anunciar que le otorgará la Medalla Presidencial de la Libertad al jugador que ha durado 683 semanas como número uno del ranking, más que Greg Norman, Nick Faldo, Rori McIlroy, Dustin Johnson y Severiano Ballesteros, juntos. Hasta el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach reaccionó al triunfo de Woods, al invitarlo a participar en la eliminatoria para disputar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, luego de que el golf regresó al programa olímpico en Río 2016. El 11 de mayo de 2014 fue la última ocasión que Woods estuvo en el ranking como número uno, aunque nunca ha dejado de ser el favorito del público, vínculo que reforzó con su excepcional victoria en el campo que el siglo pasado era un vivero de flores. Tiger ganó el Masters de Augusta por primera ocasión hace 22 años en 1997, ahora a sus 43 años, 11 temporadas después lo volvió a conseguir, tal como lo hicieron en Majors Julius Boros (US Open 1952 y 1963) Henry Cotton (Open Británico 1937 y 1948), Hale Irwin (US Open 1979 y 1990) y Ben Crenshaw (Masters 1984 y 1995). Woods además resolvió la vida a William Hill, un apostador en el casino SLS de Las Vegas, Nevada que se arriesgó con 85 mil dólares por el golfista que tras su triunfo pasó del lugar 12 al sexto del ranking mundial, lo que le redituó en un millón 190 mil dólares, cuando los momios iniciaron 12-1 y terminaron 14-1, para ser la boleta de apuesta más grande en la historia del golf en Estados Unidos. Finalmente, un coleccionista invirtió casi 90 mil dólares para tener parte de la historia de Woods, al comprar un putter de respaldo de Tiger, un Scotty Cameron Newport II GSS que se vendió un día antes de que Woods ganara su Major 15 en The Masters a través del sitio GreenJacketAuctions.com por 88 mil 809 dólares, fabricado especialmente para el jugador y grabado con TW. Imprimir

LINK ORIGINAL: Cronica

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation