La gráfica en una muestra sobre la deconstrucción - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

La gráfica en sus distintos matices y presentaciones ha perdido mucho de su valor. La pintura aún guarda cierta ventaja por ese proceso orgánico y de connotación relevante a los ojos del mundo. 

Esta percepción del artista y curador Hernán Pacurucu le replanteó la idea de crear un experimento para capturar la esencia de la gráfica, entendida a partir de los modelos de las bellas artes y poder trasladarlos a los lenguajes más actuales.

El Salón de Gráfica Contemporánea es el resultado de ese proyecto que va por su tercera edición y se inauguró el pasado jueves en el Museo Nahím Isaías (Pichincha y Aguirre) . La muestra Energía Mecánica Post Imagen es la producción hecha junto con  su colega curador, Víctor Hugo Bravo.

“El propósito del salón es la recuperación de la gráfica, pero no entendida desde las bellas artes del pasado, sino comprenderla en un discurso más actual y así revalorizarla a partir de lo que está pasando ahora”, dice Pacurucu.

 La obra Fénix de José Guedes es una reproducción a su estilo en alto relieve de las pinturas de Piet Mondrian.

El paro en la visión de Roitman Una serie hecha con retazos de tela, hilos y fotos impresas en acetatos le pertenece a la fotógrafa chilena israelí Sara Roitman , residente en Quito.

Se trata de planos de barrios que rodean el sector del   Arbolito en la capital y parte del sur de El Ejido , ligados por una línea similar a la de un meridiano y que los atraviesa. La obra se llama Correspondencia de una ciudad sitiada.

“No es como se ven geográficamente, es mi percepción del encierro. Es como si yo en vez de escribir mis sentimientos de ver cómo me sentía encerrada, sin poder salir ni hacer mi trabajo, lo consideré de alguna manera un tipo de correspondencia”, explica Roitman.

El chileno Jaime Catalán retrató su visión del Chile neoliberal frente a la manifestación social que ha destruido parte de su país.   

Recuerda que al tener estos materiales a la mano y por ser tan universales, lo consideró una controversia entre la era digital y la parte manual.

“Expreso mi sentir de que el país de alguna manera se está desmoronando, el nivel de violencia, el vandalismo que yo puedo entender que podemos protestar, pero por qué tenemos que destruir”, se pregunta la artista.

La obra del chileno Jaime Catalán también muestra la manifestación de su país en varios formatos. Por ejemplo, un antiguo afiche de un esqueleto pintado retrata su reflexión neoliberal, de un país incendiado por un pensamiento de izquierda.

La deconstrucción del Fénix En otro módulo, el brasilero José Guedes exhibe su obra  Fénix . Una serie de cuatro pinturas del extinto Piet Mondrian, a las que ha procesado con su estilo.

“Conceptualmente hay una destrucción de una iconografía artística, como si yo deconstruyo una historia oficial para reconstruirla con más humor, más poesía, más belleza, de una manera distinta”, cuenta el extranjero.

En un papel especial y resistente, de 200 gramos, el artista plasmó cada pintura original, la arrugó, la fotografió y editó en un programa digital para darle los efectos de alto relieve.

Guedes se inclina por lo ecléctico y lo cotidiano. Suele escoger varias disciplinas como la fotografía, la instalación o la pintura para conectarse con el público.

Las obras se exhiben en la sala Temporal, planta baja del museo. (I)  

LINK ORIGINAL: El Telegrafo

Entornointeligente.com

Allanamiento a las oficinas de EntornoInteligente

Adscoins New Single

Adscoins

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

Más en EntornoInteligente.com