"La escuela es un lugar de salvación" - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Universal / Desplazados, víctimas de la violencia, damnificados y demás niños, niñas y jóvenes de poblaciones vulnerables comparten las aulas del megacolegio Jorge García Usta, en Ciudad del Bicentenario, que es administrado por la comunidad de los Hermanos de La Salle.

La mixtura de esta población escolar, que además enfrenta problemas como las drogas, violencia intrafamiliar, pandillismo y el uso de armas, es la representación, en una escala menor, de la comunidad de este sector de viviendas de interés social construidas por el Gobierno y cuyo equipamento social no está terminado.  

La tarea de poner en marcha desde cero una comunidad educativa y formar a jóvenes de tan diversas procedencias y   problemáticas le mereció al colegio Jorge García Usta el primer lugar del premio nacional Colombia 2020, en la categoría ‘Constructores de paz en ambientes educativos’, que se entregó a finales del mes pasado.

El reconocimiento se hace aún más plausible al destacar que esta institución educativa lleva funcionando solo un año y nueve meses, además de que es el primer megacolegio de todos los proyectos VIS del Gobierno en el país en comenzar a operar.

 “Es una oportunidad, un reto y un riesgo porque la comunidad es complicada (…) arrancamos en marzo del año pasado con los jóvenes que no aceptaron en otros colegios, que no estaban en un buen nivel académico”, indicó Camilo Vargas, coordinador general del megacolegio.

Este año, Jorge García Usta graduó su segunda promoción con 72 bachilleres.

La disciplina y la reconciliación, las claves

Diagnosticar y normalizar académicamente a más de mil estudiantes provenientes de diversas instituciones educativas o que incluso habían desertado de sus estudios por el desplazamiento o problemas familiares es un trabajo arduo que aún realizan las directivas del megacolegio.

En este proceso, de acuerdo con Henry Martínez, rector de la institución, han sido claves la disciplina y la reconciliación, además de acercar a los acudientes al colegio.

“Reconciliamos, es decir, conciliamos las veces que sea necesario. Esto, a partir de reconocer el conflicto como característica inherente a la condición humana”.

De acuerdo con el rector Martínez, seguir los conductos regulares establecidos en el Manual de Convivencia ha permitido mantener la disciplina. Agregó que implementaron una acción preventiva contra los estudiantes conflictivos que consiste en suspenderles las clases pero sin alejarlos de las actividades académicas, pues se les asignan trabajos que deben desarrollar en casa y tras cumplir con los compromisos pueden volver.

El coordinador general comentó que “por el diseño del colegio, los estudiantes podrían escaparse durante la jornada académica pero se nos presenta la situación contraria: entran a los salones aquellos a quienes se les pone la medida preventiva y no pueden estar en clases.

“No sabemos si por el comedor del colegio, por el refrigerio, por el cariño de los profesores o simplemente porque sienten que les ponen atención así sean regañados, pero a los estudiantes les gusta estar en el colegio”.

Otro de los retos fue manejar la frustración que manifestaban tanto profesores como el personal administrativo  porque los estudiantes no sabían ni escribir estando en grado undécimo, señaló el rector, quien expresó que esta comunidad educativa continúa en construcción y que poco a poco va alcanzando pequeñas metas.

“Para ellos la escuela es como un lugar de salvación. No traíamos respuesta prefabricadas ante la situaciones que enfrentamos ni sabíamos cómo atender un megacolegio, es una experiencia de la que estamos aprendiendo con el trabajo en conjunto con los docentes y la comunidad, así es cómo hemos podido identificar cuál es el camino”, puntualizó el rector.  

Sobre el premio El premio Colombia 2020 reconoce iniciativas que aporten a generar condiciones de vida dignas y de calidad para las generaciones presentes y es organizado por el periódico El Espectador en asocio con la Unión Europea y sus aliados, y con la dirección técnica de la Pontificia Universidad Javeriana.

En la primera versión del premio, hecha el año pasado, también participó el colegio Jorge García Usta y obtuvo una mención honorífica.

"La escuela es un lugar de salvación"

Con Información de El Universal

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.