La biblioteca más joven de la ciudad se diversifica   - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El Universal / Su inauguración, en febrero de 2011, a un costado de la plaza Los Palos Grandes, representó un hito: era la primera biblioteca que se inauguraba desde el año 1990 y fue una petición de la propia comunidad.

Este espacio cultural y ciudadano está celebrando seis años, tiempo durante el cual se ha empeñado en mantener la vigencia del libro como instrumento de consulta en tiempos de Internet; al tiempo que se reinventa para atender las demandas de públicos diversos.

La Biblioteca Los Palos Grandes es la más joven de todas las que existen en la ciudad, tiene tres fondos bibliográficos que suman más de 10.000 títulos entre la Sala Eugenio Montejo, la sala Biblioteca Herrera Luque y la Ludoteca, y su perfil es literario.

Aunque el número puede variar, mensualmente el espacio recibe un promedio de 6.500 usuarios. “A lo largo de 2016, se atendieron a 50 mil personas entre las salas de lectura, actividades y talleres”, dijo Marianella Montenegro, gerente de la Biblioteca Los Palos Grandes. 40% de los usuarios del espacio son vecinos de Chacao y 60% llegan de los municipios Sucre y Libertador.

Además de promover la lectura como vía de transformación social, se ha vuelto un lugar de encuentro de la comunidad y un recinto que refuerza los lazos familiares en la Ludoteca, donde los niños deben ir acompañados de sus padres para usar los libros y juguetes.

“Más que una biblioteca es un centro cívico donde la comunidad hace vida y que ha evolucionado al mismo ritmo de la dinámica natural de la ciudad”, cuenta Albe Pérez, presidenta de Cultura Chacao.

“Estamos en la plaza Los Palos Grandes, donde a diario se forman colas para comprar en el supermercado que está enfrente. En vacaciones tratamos de acercarnos a esos niños, que desde temprano estaban en las colas con sus papás, e incorporarlos sacando algunas de las actividades de la Ludoteca a la plaza”, explica Pérez, para quien el reto de este espacio es seguir captando lectores que crean en la literatura y en la palabra como herramienta de transformación y forjar ciudadanos con criterio, con capacidad de discernir y reflexionar.

La Biblioteca Los Palos Grandes cuenta con el primer techo verde de un edificio municipal, una azotea de 124 m2 cubierta de vegetación que mejora la climatización de la estructura y reduce el consumo energético. Sin embargo, actualmente está desactivado debido a los problemas de abastecimiento de agua que viene enfrentando el municipio hace más de un año.

Pérez precisó que fue necesario cambiar el sistema de riesgo y se está trabajando en la instalación de un tanque que permita activar el techo verde.

ONG, asociaciones civiles y organizaciones vecinales han hecho suyos los salones de reuniones de la biblioteca. En la sala de computación se dictan talleres para públicos de todas las edades y en estos momentos hay una gran demanda por parte de las personas de la tercera edad.

“Adultos mayores del municipio que quieren aprender a usar la computadora para comunicarse con sus hijos o nietos que se han ido del país. Se les enseña a prender la computadora, a enviar correos electrónico o a usar el skype”, explica Montenegro.

Coordinado por Luis Yslas, está un club de lectura (narrativa) donde los lectores se reúnen una vez a la semana para intercambiar impresiones e ideas en torno a los libros elegidos, de manera que la lectura individual se convierta en una experiencia compartida.

“El cambio que hemos visto en actitudes en torno a la lectura ha sido fantástico, sobre todo en los niños, explica Pérez. Por eso, un programa al que no quieren renunciar, a pesar de la crisis económica, es el de la red de ludotecas.

Montenegro explica que la meta es llenar el municipio de ludotecas “por lo que estamos a la caza de espacios para crearlas. La de Bello Campo está por cumplir dos años y en los próximos días se abrirá una en el mercado de Chacao” En la ludoteca de Bello Campo conviven niños de esta urbanización con los del sector La Cruz.

“Estos últimos se resistían a entrar, pero en agosto del año pasado, perdieron el miedo y ahora acuden cada viernes. Ellos van solos, aunque la regla del lugar es que acudan con sus padres, hemos tenido que flexibilizar la norma para adaptarnos a su realidad”, dice Montenegro.

La biblioteca más joven de la ciudad se diversifica  

Con Información de El Universal

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.