Irak y Afganistán, los traumas de Barack Obama - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Télam Agencia de Noticias / Paradojas de la historia: Obama conquistó a los norteamericanos en las elecciones de 2008 por su promesa de poner fin a la Guerra de Irak, que había iniciado el ex presidente George W. Bush para derrocar al ex mandatario iraquí, Saddam Hussein, a quien acusaba de poseer armas de destrucción masiva que jamás fueron encontradas. Pero esta semana Obama decidió bombardear las posiciones de los fundamentalistas del Estado Islámico (EI) en Irak, para proteger a la minoría religiosa kurda y al personal de Estados Unidos, casi tres años después de las retirada de las tropas de su país asentadas en Bagdad. Son precisamente los republicanos quienes acusan a los demócratas de tener una "estrategia miope", ya que -según ellos- la retirada de Afganistán daría a la guerrilla talibán más poder para controlar las regiones remotas de ese país asiático que Estados Unidos invadió en octubre de 2001. ¿Fue un error retirar las tropas estadounidenses de Irak a fines de 2011? A pesar de las críticas, Obama cree que Washington hizo lo correcto, de acuerdo a su promesa electoral en la que decía que había que poner la mira en la situación de Afganistán para acabar con las fuerzas de Al Qaeda. Pero el asesinato del general Harold J. Greene -el primero de este rango en morir en acción desde el fin de la Guerra de Vietnam en 1975- abrió un debate sobre la decisión de retirar la mayoría de las tropas estadounidenses de Afganistán. El hecho ocurrió el martes pasado en una base militar cercana a Kabul, la capital de ese país, cuando un hombre vestido con uniforme del ejército afgano disparó contra Greene. También hirió a un brigadier alemán y a dos generales afganos. "Los motivos del ataque (contra Greene) no están claros. Funcionarios de Defensa creen que la mayoría de los argumentos surgen de malentendidos culturales más que de la infiltración de los talibanes, pero ellos han venido a poner una brecha de comprensión entre los aliados", dijo Ben Farmer del diario británico The Telegraph. La polémica ocurre en momentos en que los conflictos de la Franja de Gaza, Siria e Irak, donde opera el yihadista EI, que busca crear un califato entre Bagdad y Damasco, eclipsaron la invasión de Afganistán, considerado el conflicto bélico más largo que ha mantenido Estados Unidos en su historia. Sin duda, los bombardeos iniciados el viernes por Estados Unidos en Irak representan un cambio en la política exterior de Obama, más acorde con las intervenciones militares que realizaba el ex presidente Bill Clinton en la década del 90, opinaron algunos analistas. Aún así, muchos republicanos temen que Afganistán sea en el futuro un espejo de lo que está ocurriendo en Irak, donde la mayoría chiita no se integra con la minioría sunnita y otras etnias que viven en ese país, tras el retiro de las fuerzas estadounidenses. Lo que hoy parece cierto es que la Casa Blanca tendrá que cuidar al máximo los detalles de la retirada de tropas en Afganistán, para no repetir los errores cometidos en Irak. En medio de la polémica desatada por el asesinato del general Greene, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, visitó Kabul para entrevistarse con los dos candidatos que pugnan por lograr la presidencia de las pasadas elecciones del 14 de junio. Los cómputos preliminares dan ventaja al ex ministro de Finanzas Ashraf Ghani Ahmadzai, sobre el ex ministro de Relaciones Exteriores Abdullah Abdullah, aunque ambos lados se acusan de "fraude". Tanto Abdullah como Ghani Ahmadzai firmaron una declaración en la que se comprometen a auditar los votos de la segunda vuelta electoral y luego formar un gobierno de unidad posiblemente para antes de septiembre. Como señaló el secretario de Defensa norteamericano, Chuck Hagel, la muerte del general Greene no afectará los planes de Washington de reducir sus 30000 militares en Afganistán a menos de 5000 para fines de 2015. Se estima que para antes de 2016 habrá un millar de efectivos de Estados Unidos en la oficina de seguridad afgana. A pesar de los esfuerzos de Washington en Afganistán, los estadounidenses no serían los primeros que salen derrotados de ese país, pues en el pasado ocurrió lo mismo con las tropas británicas y luego a los soviéticos que invadieron dicho territorio.

Con Información de Télam Agencia de Noticias

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.