IPS: Big data para cuidar el centavo - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

La decisión del Instituto de Previsión Social de excluir de las prestacio­nes establecidas por ley a quienes, dependiendo de algún titular del seguro, figuran en el Registro Único de Contribuyentes ha levantado flor de polvareda. Bastó que algún cerebro alerta del IPS metiera un algorit­mo en las planillas y cruzara la información con otras agencias del Gobierno, para que saltaran de inmediato las incompatibilidades.

Por ejemplo, personas que poseyendo RUC, es decir, siendo mayores de edad y en pleno goce de sus facultades físicas e in­telectuales, figuran como beneficiarios de los ser­vicios de IPS por la vía de parentesco con un titular.

A las protestas el IPS respondió con dos incisos del artículo 33 del decreto ley 1860 que en el año 1950 creó el IPS.

El primero dice que son beneficiarios de los servicios del IPS la esposa del asegurado o, a falta de ésta, la concubina con quien haya vivido duran­te los dos años anteriores a la enfermedad así como el esposo de la asegurada, en el caso de que el mis­mo se encuentre even­tualmente desempleado. El segundo incluye a los hijos solteros del asegu­rado hasta que cumplan la mayoría de edad, los incapacitados mientras dure la incapacidad y los padres mayores de sesenta años que vivan bajo la protección del asegurado. Nadie más.

Consciente de que desataría un vendaval, el instituto abrió un libro de quejas para aclarar cada caso debidamen­te documentado.

La iniciativa puso en danza un instrumento novedoso: el big data, al servicio de la racionali­dad y la transparencia en el gasto público. Es una forma disruptiva y difícil de impugnar por parte de quienes, de formas inimaginables, tratan de estafar al Estado o de desvirtuar los fines de instituciones creadas para beneficio general.

Veremos cómo evoluciona su uso. Será interesante.

LINK ORIGINAL: 5 Días

Entornointeligente.com

Allanamiento a las oficinas de EntornoInteligente

Adscoins New Single

Adscoins

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation