Iniciativa propone un impuesto a la carne por la huella de carbono que genera - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / La República / Actualmente más de 180 países le tienen un impuesto al tabaco, también hay un plan de impuestos al carbono y existe un gravamen al azúcar en al menos 25 naciones del mundo. La carne podría ser el cuarto producto con un escenario similar, según plantea un informe del Farm Animal Investment Risk and Return (Fairr), que propone aumentar el costo de la carne a través de un tributo que obligue a las personas a migrar hacia otra opción de proteína.

Según reza el reporte, este tipo de impuestos ya está siendo estudiado en países como Dinamarca, Alemania y Suecia, y si bien en ninguna se ha concretado como política pública, los argumentos que se están dando han tenido resonancia en la comunidad internacional.

Para postular la viabilidad de ello, el estudio menciona cinco consecuencias conectadas con el consumo de carnes sobre las que se ha debatido si podrían ser mitigadas tras la creación de un impuesto diferencial de este alimento: emisiones de gases de efecto invernadero, incremento en la tasa global de obesidad, amenaza a la disponibilidad del agua, del alimento; y por último, el aumento de la deforestación.

Los investigadores de Fairr aclaran en el informe que para que se imponga este tipo de impuestos es necesario que se llegue a un consenso de que el producto o actividad en cuestión produce daños en la sociedad. Luego de asumir este impacto, se debe analizar qué tan costoso es el daño para un grupo de personas en específico (entiéndase país), lo cual permite estimar un valor impositivo, como sucedió con el tabaco y con el azúcar.

La decisión no es fácil pues se debate entre dos puntos extremos: por un lado, en la urgencia de sustituir este tipo de proteínas que dejan una alta huella de carbono; y por el otro, en que un impuesto afectará a la población más pobre, que es la que tiene la mayor necesidad de consumir este alimento.

“El consumo de carne también es un sector en el que los problemas de medio ambiente y salud se superponen”, fueron las declaraciones recogidas en el portal del Foro Económico Mundial a Rosie Wardle, investigadora de la organización creadora del reporte.

Josef Schmidhuber, subdirector de la división de comercio y mercados de la FAO, manifestó su preocupación frente a esta posibilidad, ya que, de acuerdo con las palabras registradas por el FEM “es una mala idea porque se penaliza a quienes más necesitan consumir carne, es decir, a los más pobres”.

La primera parte del debate se centra en si es indispensable para la vida humana. Frente a esto, Angélica Parra, coordinadora de nutrición del Banco de Alimentos de Bogotá, explicó que este tipo de carnes sí pueden ser suprimidas siempre y cuando sus componentes nutricionales sean suplidos por otro tipo de carne como el pescado o el pollo. Parra agregó que hay que tener en cuenta que las proporciones de insumos son diferentes, por lo que habría que entrar a revisar las porciones en las que se consumen los reemplazantes de la carne de res.

Cabe resaltar que la producción de carne, según cifras del Foro Económico Mundial, la res y el cordero son los alimentos que mayor dióxido de carbono liberan, especialmente por el metano que producen estos animales al ser rumiantes. El cerdo o el pollo producen cinco veces menos de este compuesto por kilo de alimento, teniendo en cuenta que su modo de procesar la comida es diferente. Incluso frente a alimentos como cereales o frutas, la proporción pasa a ser hasta 20 veces menor con respecto al tipo de carne del debate.

Reacción en Colombia

Con respecto a una eventual implementación del impuesto, las empresas colombianas se defienden. “El problema radica en la falta de publicidad existente en la cadena al no mostrar todo lo que se hace en sostenibilidad”, dijo José Amaral, Country Manager de Minerva Foods.

Amaral también hizo énfasis en que la ganadería colombiana trabaja con base en la pastura, motivo por el que es una de las más sostenibles en la región. “Considero que la propuesta de gravar el consumo de carne sería muy perjudicial para un sector comprometido con el desarrollo de los colombiano”, concluyó.

Bajo la misma línea, el presidente de Fedegan, José Félix Lafaurie, aseguró que en el país el tratamiento bajo pasturas naturales garantiza una menor huella de carbono. “No es igual tener vacas confinadas, que vacas en pasturas naturales, como pasa en Colombia. Mi apuesta es que el mundo girará en torno a las ganaderías tropicales a base de este tipo de pasturas y con un menor confinamiento”, señaló Lafaurie, quien agregó que en países económicamente poderosos se les da prioridad a las actividades ganaderas por encima de monocultivos como la soya o el maíz.

El presidente de Fedegan también hizo énfasis en las proyecciones de oferta y demanda del producto de cara al futuro, explicando que se espera que para 2050 la oferta de carne va a ser más limitada frente a la creciente demanda del producto. “Poner este tipo de impuesto sería torpe y falto de entendimiento de las dinámicas del mercado, se afectaría cada vez más la oferta de carne”, argumentó.

Desde la perspectiva ambiental, William Michaels Guerrero, presidente de la Fundación de Cultural y Ecológica Colombiana, aseguró que este tipo de alimentos generan contaminación si no se manejan apropiadamente los residuos orgánicos de los animales. “Talar para pastorear puede desequilibrar el medio ambiente y contaminar el agua si se hace en sitios como páramos”, precisó.

Para la bióloga Brigitte Baptiste la solución al impacto ambiental que genera la producción de carne no se soluciona con impuestos. “Es un sector clave y de los de mayor potencial para la transición a sostenibilidad. Impuesto aún no, mejor carne certificada e impuestos a los predios, crear fondos de incentivos a reconversión silvopastoril”, dijo.

La mayoría de la producción de carne se da en Asia, donde se abarca más de la tercera parte de la operación total del planeta, de acuerdo con cifras contabilizadas en 2014. En total se producen más de 300 millones de toneladas de carne y esto ha representado un crecimiento de cinco veces con respecto a 1961.

Iniciativa propone un impuesto a la carne por la huella de carbono que genera

Con Información de La República

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.