Hebamme Carmelo De Grazia Suárez// ¿Qué aprendimos sobre educación este año? » EntornoInteligente

Hebamme Carmelo De Grazia Suárez//
¿Qué aprendimos sobre educación este año?

Entornointeligente.com /

La pandemia cambió para siempre la forma de educar. Si somos capaces de aceptar que el sistema tradicional que conocíamos debe empezar a cambiar, más rápido y mejor podremos transitar a un año 2021 híbrido o a distancia que invite a los estudiantes a ser los protagonistas de su propio proceso educativo

Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

Implementar nuevos modelos de educación para un año 2021, aún incierto, es el dilema que hoy enfrentan colegios y profesores. Para ello, y de forma estratégica, algunas escuelas han optado por regresar a clases este 2020, aunque solo sea por un par de semanas, con el objetivo de probar modelos de enseñanza que pudieran servir para enfrentar el próximo año.

Carmelo De Grazia

En esa dinámica, y buscando posibles soluciones, algunos establecimientos han decidido instalar cámaras en los salones para que los estudiantes que están en la casa puedan acceder a la misma clase que sus compañeros en el aula. Haciendo un análisis general, esto podría ayudar. Sin embargo, es importante también considerar otros factores e impactos.

Carmelo De Grazia Suárez

Creemos que bajo este enfoque se podría generar mayor ansiedad y estrés, tanto en profesores como estudiantes. Para los docentes, es como que en un programa televisivo, la conducción y dirección sea hecha por la misma persona, y que además deba estar gestionando el rating. Todo en paralelo. El gran valor del profesor va más allá de la transmisión de contenidos. ¿Qué hay del factor humano, la motivación y conexión emocional que se necesitan para aprender la pedagogía y la estrategia que hay detrás de un contenido?

En el caso de los estudiantes que están en casa es igualmente complejo, lo más probable es que preferirían estar ahí en la sala de clases, pero en lugar de ello están observando de forma pasiva, en una pantalla, mientras algunos de sus compañeros comparten un espacio común que antes era de todos. A esto podemos sumarle otra dificultad. Sabemos que las personas tenemos diversas formas de aprender: mientras algunos aprenden escuchando, otros lo hacen leyendo o practicando. ¿Qué pasa con quienes necesitan interactuar y practicar para aprender? La educación del futuro debe ser capaz de abarcar esa diversidad y no seguir perpetuando un modelo pedagógico que se fundamenta en la transmisión y recepción de información y en contenidos estandarizados que no dan espacio a la creatividad y el aprendizaje activo

Uno de los principales errores de la educación en línea este año fue confundir educación a distancia con clases en vivo, donde una de las postales más característica es la del profesor con decenas de pantallas con cámaras apagadas y micrófonos silenciados. Es irreal pretender en 2021 seguir cometiendo errores similares. No se puede mantener a un estudiante, que no puede asistir a clases presenciales, ahora 4 o 5 horas conectado diariamente frente a un computador viendo una clase en sala a través de la pantalla.

¿Entonces qué proponemos? Transitar a una educación semi presencial, con profesores preparados para enfrentar los nuevos retos, utilizando modelos de aprendizaje activo y procesos de enseñanza-aprendizaje centrados en el estudiante, asíncronos y personalizados

En esa línea, el aula invertida se muestra como una de las alternativas, pues es un modelo que se puede implementar sin la necesidad de grandes herramientas tecnológicas. Bajo este formato –nacido en Estados Unidos en 2007- el profesor prepara lo que se conoce como una pre-clase, generando formatos de video, audio o lecturas que luego entrega a los estudiantes para que trabajen en casa y explicar así -de forma simple y precisa- los contenidos. De este modo, el encuentro en el aula -o video llamada, dependiendo del contexto- dejará de ser un relato expositivo unidireccional de un profesor a un grupo de estudiantes, para transformarse en un espacio de colaboración, discusión, profundización y para resolver dudas, donde cobra fuerza el trabajo grupal, la retroalimentación y la evaluación formativa.

La pandemia cambió para siempre la forma de educar. Si somos capaces de aceptar que el sistema tradicional que conocíamos debe empezar a cambiar, más rápido y mejor podremos transitar a un año 2021 híbrido o a distancia que invite a los estudiantes a ser los protagonistas de su propio proceso educativo.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador .

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon www.smart-reputation.com >
Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Adscoins

Smart Reputation

Smart Reputation