"Han hecho mucho daño pero hay que perdonar" - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / ABC de España 2 / ¿Cuál es el nombre de la madre del Profeta? El 21 de septiembre de 2013 es ya una fecha grabada a sangre y fuego en la memoria del Cuerno de África. Ese día, cuatro (versión oficial) simpatizantes de la milicia islamista de Al Shabab tomaron por las armas el centro comercial Westgate , en la capital de Kenia, acabando con la vida de más de 60 personas. En palabras de los supervivientes, algunas víctimas fueron asesinadas tras ser inquiridas por los terroristas en cuestiones del islam y errar en la respuesta.

Es cierto que las muertes por réplicas “erróneas” no son novedad en la historia. El “perejil” de Rafael Leónidas Trujillo, el conflicto ruandés hutu-tutsi o la reciente crisis dinka-nuer en Sudán del Sur son solo algunos casos. Sin embargo, rara vez el radicalismo religioso, no político o étnico, mostró su cara más brutal a la hora de ejemplificar la persecución contra el otro, el diferente.

¿Los culpables? La milicia islamista de Al Shabab. Desde que la pasada década se alzaron en armas contra el Gobierno de Somalia, el grupo —considerado por la Administración Obama la rama de Al Qaida en el Cuerno de África — apela por la construcción de un Estado islámico en la región. El resto de religiones no son una opción.

No obstante, la respuesta de las habituales víctimas no puede ser más curiosa: “Hay que perdonar”.

En este razonamiento coinciden en conversación con ABC tres miembros de la comunidad cristiana de los espacios más castigados del planeta en los últimos años: Somalia, Nigeria y Malí.

Construir puentes “En la actualidad, en Somalia no hay comunidad cristiana, tan solo unos pocos individuos que por cuestiones de seguridad no pueden reunirse”, destaca a este diario Giorgio Bertin, obispo de Yibuti y administrador apostólico de Mogadiscio.

Bertin, quien residió en Somalia entre 1978 y 1991, fue nombrado administrador de la capital tras el asesinato de Salvatore Colombo, por entonces, máximo responsable religioso de la ciudad. Posteriormente, tras el inicio de la guerra civil, fue “desplazado” a Kenia hasta el año 2011, cuando comenzó a ejercer de obispo de Yibuti, manteniendo la administración apostólica de Mogadiscio.

Pero si en Somalia es Al Shabab quien mantiene en jaque la libertad de credo, a la Medusa del radicalismo comienzan a crecerle cabezas a ambas orillas del continente.

“En Nigeria, las comunidades cristianas y musulmanas vivimos de forma pacífica la mayoría del tiempo, pero en el norte del país hay un grupo de extremistas que apelan por la destrucción de esta convivencia. Allí, los cristianos son un objetivo claro en los últimos tiempos”, reconoce John O. Onaiyekan, arzobispo de Abuyá (Nigeria).

En noviembre, el Departamento de Estado norteamericano incluyó al grupo yihadista nigeriano Boko Haram (que significa “la educación occidental es un pecado”) en su lista de organizaciones terroristas, tras cobrarse más de 3.000 muertos en los últimos años, mayoritariamente en el norte del país. “Tenemos que trabajar seriamente en la construcción de la paz, construir puentes, cooperar unos con otros más a menudo”, dice el arzobispo nigeriano.

De conflicto religioso Norte-Sur también sabe bastante la española Ángela García. A comienzos de año, esta misionera de la congregación de las Religiosas de María Inmaculada y residente en Malí desde hace tres décadas, tuvo que ser evacuada ante el recrudecimiento de la guerra en este Estado.

“La situación va a mejor, lo que pasa es que hay un grupo de terroristas en el norte que todavía no se han integrado”, asegura la religiosa.

La de Ángela era solo una más de las historias humanas volcadas en el pozo de las desdichas en que se convirtió Mali tras la ruptura del país y la toma del norte por Al Qaida y los yihadistas al amparo de la rebelión organizada por los tuaregs.

Pese a los problemas, el mensaje de sor Ángela no puede ser más claro. Más aún, en estas fiestas tan especiales: “Hay que perdonar. Es verdad que nos han hecho muchísimo daño, pero mi mensaje es la paz, el perdón . Que todos somos hermanos y que no miremos ni la raza ni la religión, sino la verdadera paz que Jesús vino a traernos”.

Entornointeligente.com

Follow Me

.