¡Gracias por todo Bob Abreu! - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Últimas Noticias / Hoy, un capítulo en la pelota venezolana llega a su final. Una de las grandes figuras que ha vestido el uniforme de Leones del Caracas pondrá fin a su carrera como pelotero profesional. Hablamos de Bob Abreu.

Y es que hablar de Bob Abreu, es hablar de la época dorada que vivieron los Leones del Caracas en la década de los noventa, cuando además del “Comedulce”, grandes peloteros como Omar Vizquel, Andrés Galarraga, Roberto Petagine, Miguel Cairo, Roger Cedeño, Jorge Uribe y Urbano Lugo hijo, entre otros defendieron hasta el último momento la camiseta capitalina. Sencillamente, el paso de este jardinero por nuestra pelota dejará un gran vacío, puesto quese ubica entre los mejores bateadores de la historia en nuestro beisbol. 

Más allá de los números que en algún momento lo elevarán al Salón de la Fama de nuestra pelota, la presencia de este criollo significó mucho para la generación que creció entre 1985 y 1990. Quizás, uno de los recuerdos más grandes en la Lvbp fue su título de bateo, logrado en la temporada 1998-1999, cuando cerró la temporada con .419 de promedio, average más alto para un ganador de la corona. 

Nadie, desde la 76-77, había tenido la osadía de superar la marca dejada por Dave “La Cobra” Parker, cuando ligó para .414 con el Magallanes y fue Abreu quien rompió con ese mito y hoy su marca se mantiene vigente.

Otro de los momentos dorados de este pelotero, que hoy recibirá un caluroso homenaje en el estadio Universitario, fue en 2005, cuando ganó el Derby de Jonrones de las Grandes Ligas, en el Comerica Park, de Detroit, al sacudir más de 40 jonrones entre todas las rondas. 

Ahora bien, todo eso es estadística. Simplemente, Bob Abreu representó un antes y un después en la pelota venezolana y en la mente de muchos niños que hoy pisan los 25 o 30 años de edad. Recuerdo notablemente que en las caimaneras de beisbol en el Colegio Los Arcos, casa de estudio donde crecí, que más de un compañero emulaba la forma de pararse en el plato del mismo Abreu, y mejor aún la forma en cómo defendía el jardín derecho en el coso de los Chaguaramos.

Hoy, ese capítulo se cierra luego de grandes anécdotas, por lo que aprovecho estas líneas para agradecerle al Comedulce haberle dado tanto al beisbol y sobre todo a la afición que tanto clamó su nombre en aquella final de 1995 frente Águilas del Zulia y a la postre se alzó con el título de campeón. 

Gracias por todo Bob. Que sigan los éxitos como lo fue en la pelota. El Salón de la Fama del Beisbol Venezolano, te espera.

Con Información de Últimas Noticias

Entornointeligente.com

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow Me

.