Gonzalo Morales Eustachia// "Rulfo era de muchas palabras cuando tenía un ambiente que le soltara la lengua" » EntornoInteligente

Gonzalo Morales Eustachia//
“Rulfo era de muchas palabras cuando tenía un ambiente que le soltara la lengua”

gonzalo_morales_eustachia_rulfo_era_de_muchas_palabras_cuando_tenia_un_ambiente_que_le_soltara_la_lengua_.jpg

Entornointeligente.com /  El momento en que José Emilio Pacheco (1939-2014) le dijo que leía sus obras, las entrevistas que Juan José Arreola (1918-2001) dio a medios de comunicación y que ella escuchó, o sus inicios en la literatura, son algunas de las vivencias que la escritora Aline Pettersson (Ciudad de México, 1938) reúne en su reciente libro de memorias Selva oscura.

Gonzalo Morales Divo

-¿Por qué comparar el papel del escritor con el trabajo de los médicos?

-En la medicina general, en especial la cirugía y no lo microcirugía que se hace ahora, cuando se despejaba el cuerpo para llegar al órgano, al hueso, a lo que fuera, es más o menos una metáfora de lo que hace el escritor queriendo entender a sus personajes y la historia.

Gonzalo Morales

“Es esta búsqueda de hilos que se van entretejiendo lo que hace a la escritura y al médico similares, ambos tratándose de internar por los tejidos del cuerpo”.

Gonzalo Jorge Morales Divo

-Observó varias cirugías, ¿le gustaba la medicina para entender de dónde provienen las emociones?

-En mi novela La noche de las hormigas hay una tejedora que hace tapices, es decir, debe ser una obsesión que tengo: una inspección minuciosa, cuidadosa para descubrir los sentimientos, pensamientos, las motivaciones de los humanos encarnados en los personajes de mis relatos o novelas

-Habla de su novela Círculos y lo mal visto que era escribir desde un personaje femenino…

-Cuando publiqué esa novela ya existía la fama de Sor Juana Inés de la Cruz, de Rosario Castellanos y de Elena Garro aunque creo que ella ha crecido más con los años, pero sí había un rechazo fundamental

“En ese momento eran los textos escritos por hombres, las batallas de soldados o pleitos muy masculinos, eso era lo que prevalecía. Realmente costaba mucho trabajo escribir sobre lo que a las mujeres les podía interesar o estaban viviendo”

Aline Pettersson siempre regresa a autores que conservan la mirada introspectiva

“Releí de Thoman Mann con  Los Buddenbrook , son cerca de mil páginas y la pandemia permitió leerlo porque de otra forma uno está corriendo de acá para allá. También he releído a José Emilio Pacheco, pero dos autores presentes para mí son: Marcel Proust y Virginia Woolf, de alguna manera esa mirada de ellos de introspección de hacer los tejidos a un lado y rescatar momentos de la vida cotidiana. Son mis clásicos a los que regreso en la pandemia y sin la pandemia”, expresa

-¿Qué significa para usted la pertenencia a un territorio?

-La tierra es una donde he viajado, he ido y venido. Al principio de la pandemia me fue difícil el encierro, después me acostumbré, no quiere decir que no añore la vida que teníamos el año pasado, desde luego que sí, pero ya no me siento tan oprimida como me sentí al inicio, ya me acostumbré y claro que quiero salir de ella, indudablemente, pero ya no me pone tensa

“Cada libro es un viaje, uno tiene la vida cotidiana donde hay que resolver desde cosas domésticas y sociales, pero al meterse a la escritura de un libro, sobre todo si es una novela, voy viajando por ahí”, responde

AMISTADES. Aline Pettersson incluye en  Selva oscura, editado por el Fondo de Cultura Económica, anécdotas que vivió con José Emilio Pacheco, Juan Rulfo, Juan José Arreola, Salvador Elizondo, Germán Cueto y Ramón Xirau, por mencionar algunos

“De José Emilio Pacheco recuerdo cuando recibió el Premio Alfonso Reyes en el Colegio de México, cuando al hablar de  Batallas en el desierto  recordó la época que retrata ahí en la novela y me mencionó. Era un hombre encantador, muy inteligente y nada solemne”, señala la autora

Sobre Juan Rulfo, Pettersson narra que era uno de los tutores del Centro Mexicano de Escritores, donde ella estudiaba, y gracias a quien, por su invitación y gestión, fue invitada a la Universidad de Iowa al Programa Internacional de Escritores

“Rulfo era asesor, era muy parco para hablar. Tenía una voz apagada, era un hombre de pocas palabras, pero podía ser de muchas según su estado de ánimo. Sí le gustaba hablar cuando encontraba un ambiente que le soltara la lengua”, menciona

A Juan José Arreola lo conoció porque rentaba la casa de la cuñada de Pettersson

“Acababa de publicar mi primer libro y lo busqué, él fue muy gentil conmigo, jugaba pin pon, no usaba su capa en casa, él vivía con su hija Claudia pero cuando ella tuvo que hacer un viaje me pidió que lo acompañara a sus entrevistas. Fue muy respetuoso conmigo no es que me estuviera ligando, quería que lo acompañara. Era amigo de Antonio Alatorre, un maestro en la carrera de letras de la UNAM”, indica

-Actualmente, ¿con cuáles autores le gustaría charlar?

-Con Guadalupe Nettel porque me parece una escritora muy interesante y con Eduardo Antonio Parra

Entornointeligente.com

URGENTE: Conoce aquí los Juguetes más vendidos de Amazon www.smart-reputation.com >
Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation
Repara tu reputación en Twitter con Smart Reputation

Adscoins

Smart Reputation

Smart Reputation