Gerencia en Acción: El salario emocional y su impacto en las organizaciones

gerencia_en_accion_el_salario_emocional_y_su_impacto_en_las_organizaciones.jpg
Entornointeligente.com /

¿Por qué trabajas? Muchos dirán: «por dinero». Sin embargo, por más ceros que tenga tu nómina, hay elementos que suman o restan a tu satisfacción laboral y que forman parte de tu «salario emocional». M. Elizundia

El salario emocional son todas las compensaciones no económicas que se le otorgan a un empleado. El objetivo es mantener los niveles de motivación elevados al ayudarlo a conseguir el equilibrio entre su vida laboral y su vida personal

Según la Asociación Española para la Calidad, el salario emocional consiste en aquellos «conceptos asociados a la retribución de un empleado en los que se incluyen cuestiones de carácter no económico y cuyo fin es satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador, mejorando la calidad de vida

El salario emocional cuida desde una perspectiva sistémica al empleado, contribuye a la motivación y a la autosatisfacción, lo que repercute en la productividad y en los resultados. Pueden incluirse beneficios adicionales en el paquete laboral como horarios flexibles, una política de días libres, asesorías en temas como nutrición y bienestar, reconocimientos mensuales o anuales.

Cuando las organizaciones contemplan el salario emocional dentro de su política de beneficios, impacta positivamente en el compromiso del empleado con su trabajo. Adicionalmente, es importante que las empresas se aseguren de que los trabajadores conozcan cuáles son estos beneficios. Además, las posibilidades de crecimiento y desarrollo dentro de las compañías también forman parte del salario emocional.

Para muchas personas son más alentadoras las posibilidades de crecimiento profesional a futuro y los desafíos en los procesos. Esto engloba, entre otros, desde los ascensos jerárquicos hasta la invitación a participar en proyectos clave. También puede incluir incentivos a la innovación y los paquetes de capacitaciones como becas de estudio, posgrados, MBA, idiomas, etc.

Si se tiene como base la motivación y el reconocimiento, la retención del talento será una consecuencia. Esto redundará en un marco laboral productivo y contribuirá a la obtención de resultados extraordinarios y equilibrados, lo que asegura una ventaja competitiva con el resto de las organizaciones.

No solo de pan vive el hombre, así reza uno de los pasajes bíblicos más populares. El sueldo es el principal interés de todo trabajador. La aceptación de puesto de trabajo y la permanencia en él dependerán en buena parte de la remuneración obtenida.

El concepto de salario emocional engloba a todas aquellas políticas y prácticas organizacionales que generan un impacto emocional y de pertenencia en el empleado. Además, permite nivelar la carga laboral y el espacio personal. Es un factor que motiva y entusiasma en el ambiente laboral y fuera de él, pues hace que el lugar de trabajo no sea un espacio al que no se quiere ir.

De esta forma, con estos beneficios, se puede lograr una disminución en la rotación de personal. Esto último es un factor muy importante que garantiza que la formación y la experiencia interna se mantengan a favor de la empresa.

Cada vez que un empleado renuncia y es sustituido por otro, inicia un proceso de adaptación y formación dentro de los parámetros internos del nuevo trabajo. Eso, muchas veces, también genera gastos de formación. Un buen ambiente además disminuye el ausentismo laboral, asimismo de colaborar con la productividad en la oficina.

La mexicana Marisa Elizundia, especialista en recursos humanos y desarrollo de personas afincada en España, lleva años investigando esta cuestión, con la que espera crear «un nuevo paradigma laboral que redefina la forma en que pensamos sobre el trabajo».

Es la creadora del Barómetro de Salario Emocional (ESB, por sus siglas en inglés), una herramienta online basada en una investigación científica internacional que mide «aquellos beneficios puramente emocionales que los individuos obtienen del trabajo».

Elizundia encontró en su investigación, realizada en más de una veintena de países y en todo tipo de trabajos, 10 factores clave que sirven para medir el salario emocional, y que resumió para BBC Mundo en esta entrevista:

1. Autonomía «Es la libertad que uno siente de poder gestionar sus propios proyectos», dice Elizundia. Tener libertad para realizar proyectos propios y sentir que pertenecemos a un equipo que nos valora son elementos del salario emocional.

2. Pertenencia «El hecho de pertenecer a un grupo que te valora y te reconoce».

3. Creatividad «Mucha gente cree que la creatividad es algo únicamente de artistas, pero hasta la gente con trabajos que se consideran más ‘serios’ pueden poner su sello creativo en el trabajo», dice Elizundia.

4. Dirección «La proyección de carrera en el futuro, la perspectiva a mediano y largo plazo en tu carrera».

5. Disfrute «Es la parte de disfrutar, de gozar, de tener momentos agradables en el trabajo». «No podemos hablar de felicidad, porque es un concepto mucho más complejo que no puede recaer únicamente en el trabajo, pero sí de disfrute», apunta la experta. ¿Cuánto disfrutas haciendo tu trabajo?

6. Maestría «La satisfacción que sientes con el trabajo bien hecho que te llena de orgullo. También es lo que hace que cada día con tu trabajo te vuelvas un poquito mejor», explica Elizundia. «Ya sabes las cosas que van a salir mejor o peor. Te vuelves excelente en tu trabajo».

7. Inspiración «Aquellos momentos que tú tienes gracias a tu trabajo que te generan un sentimiento de posibilidad, que te inspiran una nueva perspectiva sobre las cosas que tal vez antes no habías visto».

8. Crecimiento personal «Gracias a tu trabajo te enfrentas a posibilidades que te ayudan a utilizar tus fortalezas de carácter que te hacen ser mejor persona, a sacar lo mejor de ti mismo». ¿Sientes que tu trabajo te hace ser mejor persona? Es una pregunta que debes plantearte para valorar tu salario emocional.

9. Crecimiento profesional «Son aquellos momentos que te ayudan a ejercitar tus habilidades, tus talentos para ser mejor profesional».

10. Sentimiento de propósito «Que tengas la sensación de que tu trabajo contribuye a tus propios propósitos y a los de la organización, que tenga para ti un significado», dice Elizundia.

Invitamos a [email protected] [email protected] [email protected] a que sintonicen el micro programa «Gerencia en Acción» de lunes a viernes a la 1.30 PM por 92.9 FM

Chichí Páez [email protected] @genaccion Instagram @gerenciaenaccionve

LINK ORIGINAL: El Carabobeno

Entornointeligente.com