Futuro del Apra sin Alan - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / El APRA no va a desaparecer con la muerte de García . Tiene historia, rituales, símbolos, pueblo, cuadros, generaciones. Pero su recuperación va a ser lenta si cree que le cabe construir su futuro sobre los escombros del alanismo moral o político.

Cuando el APRA se abraza al destino de Alan García no lo hace tan solo al devenir judicial de alguien sospechoso de corrupción sino, sobre todo, ante quien desvirtuó al aprismo convirtiéndolo en fuerza de choque política de la derecha empresarial, con los resultados que en la elección del 2016 se vieron en cruda evidencia. Así, se encamina también al suicidio.

Política e ideológicamente hablando, García llegaba con retardo a lo que le correspondía como destino. Del 85 al 90 gobernó inspirado en fórmulas populistas que ya estaban en retroceso en la región y en el mundo entero. En tiempos preliminares del consenso de Washington él parecía mirar El antiimperialismo y el APRA, libro escrito en la década del treinta.

Para su segunda llegada al poder, en lugar de marchar hacia los criterios de una derecha liberal, condujo al aprismo hacia fórmulas mercantilistas y conservadoras, cuando también ya ese esquema había sido largamente superado. García hizo mercantilismo empresarial rampante, sin reformas ni gran aliento. El 2006 la exigencia era por un gobierno promercado que corrigiese la transición. Pero García entendió cualquier cosa.

El APRA debe recuperar su esencia y modernizar sus ideas. Debió seguir ese camino el 2006. El aprismo tiene, además, una ventaja: el fujimorismo le ha dejado el camino libre al haber renunciado a una identidad liberal y transitado también una ruta acelerada hacia cánones conservadores, traicionando su propia historia. Keiko ha desvirtuado el fujimorismo tal como García ha pulverizado al APRA .

Por cierto, si alguna posibilidad cercana hubo en las décadas pasadas de que las ideas liberales encarnasen en un partido popular y cholo, ello pudo haber ocurrido si el fujimorismo o el aprismo evolucionaban hacia esa matriz. La politología deberá explicar por qué ambas colectividades decidieron ir por el lado de la derecha mercantilista y conservadora.

Difícilmente el APRA sobrevivirá al colapso el 2021. La mancha de corrupción será indeleble por un buen tiempo. Solo un nuevo líder, de una siguiente camada política, podrá remontar la crisis, pero inclusive esa transición puede demorar más de la cuenta si no se zanja con el presente alanista y se opta por el eje ideológico correcto. Ese salto cualitativo ya era necesario antes de la desaparición del líder aprista. Hoy es un imperativo.

En los predios de Alfonso Ugarte hay mucha expectativa respecto de la generación que bordea los treinta años. Tiene capacidad académica, elocuencia, mística y visión política. Conozco a muchos de sus integrantes. Pero ha causado sorpresa verlos entusiastas en la barra brava alanista plegándose de cuerpo entero a la negación judicial de las imputaciones al expresidente. Ojalá pronto, una vez transcurrido el duelo y superada la conmoción, reencuentren la senda que les permita construir su propia historia.

La ruta, aún posible, de recuperación del partido que fundara Haya de la Torre, no sobrevendrá si se coloca a Alan García en un altar y se le convierte en un referente moral, ideológico y político del futuro porvenir.

-La del estribo: sobrecogedora la puesta en escena de Muerte en el Pentagonito del periodista Ricardo Uceda. Adaptada y dirigida por Alejandro Guzmán, logra transmitir la densidad psicológica de los personajes y mostrar la náusea de los tiempos de horror en la lucha contra el terrorismo. Va en la Alianza Francesa hasta fines de mes. Muy recomendable.

LINK ORIGINAL: La Republica

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation