Freeport trabaja duro para no caer en el desánimo - EntornoInteligente
Entornointeligente.com /

Una semana después del lento y devastador paso del huracán Dorian por el norte de Bahamas, Freeport , la segunda ciudad más importante del país, trabaja duro para no caer en el desánimo e intentar volver a la normalidad a pesar de seguir sin electricidad y escasear el agua corriente.

Los isleños apenas se recuperan del terror que sembraron los vientos de hasta 295 kilómetros por hora de este huracán que llegó a Abaco el domingo pasado y permaneció durante 36 horas sobre Gran Bahama con categoría 5, la máxima en la escala Saffir-Simpson.

Don Cornish, responsable en Gran Bahama para la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias de Bahamas, dijo que la situación es ‘complicada’, pero que el proceso de recuperación avanza tras sufrir una situación que ‘pocos lugares’ podrían soportar.

VEA TAMBIÉN  Colombia pide a Ecuador y Perú un corredor humanitario para venezolanos

Reconoció que será un proceso a largo plazo por la amplitud del daño y que habrá zonas que tardarán años en recuperarse por completo , aunque en otras como Freeport, ya podrán tener “electricidad y darse un baño de agua caliente” la próxima semana.’

295 kilómetros fue la velocidad alcanzada por los vientos que alcanzó el huracán Dorian.

5 fue la categoría máxima alcanzada por el fenómeno natural.

Dijo que afortunadamente el mayor daño recayó en la zona este de la isla, más deshabitada, y no en el oeste, donde se encuentra Freeport, con cerca de 50 mil residentes.

VEA TAMBIÉN  El papa Francisco se reúne a miles en Madagascar

Gracias a eso, en esta isla, menos afectada que las islas Ábaco, la cifra de muertos es de 8 y la de desaparecidos asciende a 20, aunque anticipó que esos números subirán y serán “duros”.

Mientras continúa el trabajo del Gobierno y la llegada de ayuda internacional, especialmente víveres, agua, generadores de electricidad y otros suministros, los sobrevivientes hacen su parte.

Los vecinos de la comunidad central de Heritage, en Gran Bahama, se afanan por sacar los escombros y limpiar sus viviendas, inundadas a pesar de estar lejos del mar, ya sea hacia el norte o hacia el sur.

Igual que su madre, la joven Destiny McGregor tuvo que pasar dos días sobre los muebles que estaban por encima de un agua “extremadamente fría”.

MÁS INFORMACIÓN

LINK ORIGINAL: Noticias24 vla

Entornointeligente.com

Advertisement

Nota de Prensa VIP

Smart Reputation

158592