FC Mbappé es cuestión de Estado

Entornointeligente.com /

Si el dictador Francisco Franco señaló al Real Madrid y no al FC Barcelona como el destino de Di Stéfano, son el presidente Emmanuel Macron y el estado qatarí quienes han decidido el futuro de Mbappé: el Paris Saint Germain (PSG).

Mbappé es un valioso activo mercadológico en tiempos de guerra.

«Deja las discusiones a los políticos, es el año del Mundial», decía una publicidad de Nike en 2006. Y ya sabemos lo que Nike representa en el espectáculo deportivo.

Mbappé y el Madrid revelaron su amor en varias ocasiones; el primero con palabras y el segundo con ofertas millonarias. La última semana de agosto pasado el Madrid lanzó tres ofertas: 160, 180 y 200 millones de euros por el jugador cuyo contrato terminaba un año después. Anunciaron demasiadas veces su boda hasta que, el pasado fin de semana, Mbappé se convirtió en «algo más que un jugador», como lo calificó Le Monde.

Macron diseña el componente político de Mbappé a través de los Juegos Olímpicos de París 2024, eligiéndolo, posiblemente, como abanderado durante el desfile inaugural. Mbappé representa el brazo nacionalista frente los políticos ultras como Marine Le Pen y Éric Zemmour. Es decir, contra la teoría del reemplazo (la cultura francesa marginada por musulmanes), un jugador negro, exitoso y parisino hará recordar la idiotez de Le Pen padre criticando a la selección francesa de 1998 porque, según él, la mayor parte de los jugadores no cantaban la Marsellesa.

Qatar eligió París para construir su poder blando. Si el futbol es una poderosa herramienta política, el Paris Saint Germain fue concebido como boceto para ablandar la imagen de Qatar.

Al Thani, emir de Qatar, tiene 400,000 millones de euros invertidos en 40 países y paga en tokens a sus futbolistas. Mientras Florentino Pérez pataleaba por el plantón de Mbappé, el mandatario árabe prometió al rey Felipe VI invertir 4,700 millones en España.

Este año Qatar será anfitrión del Mundial de futbol y para ello cambiará el calendario de todas las ligas del planeta al llevar del verano al invierno su campeonato. Mbappé no podía dejar atrás la historia del PSG sin asociar la marca con el Mundial de la FIFA.

Jean Baptiste Geagan, experto en geopolítica del deporte y que, junto a Clément Pernia, acaba de publicar el libro La Repúblique du foot indica: «La renovación de Mbappé no es una cuestión de dinero; es sobre todo una cuestión política, de ego y de proyecto» (La Vanguardia, 23 de mayo).

Mbappé quiere ser el Michael Jordan del futbol. El poder de la marca Jordan terminó por miniaturizar a Nike, su plataforma que lo potenció como figura máxima del deporte.

Abu Dabi-Qatar podría ser la final de la Champions del futuro. Los dueños de los equipos Manchester City y PSG la tienen como objetivo.

El efecto mariposa empobrece el futbol mexicano. Lo que faltaba.

@faustopretelin

Archivado en:

Globali… ¿qué? Fausto Pretelin Muñoz de Cote Consultor, académico, editor

Globali… ¿qué? Fue profesor investigador en el departamento de Estudios Internacionales del ITAM, publicó el libro Referéndum Twitter y fue editor y colaborador en diversos periódicos como 24 Horas, El Universal, Milenio. Ha publicado en revistas como Foreign Affairs, Le Monde Diplomatique, Life&Style, Chilango y Revuelta. Actualmente es editor y columnista en El Economista.

Lee más de este autor FC Mbappé es cuestión de Estado

AMLO es dogma y Biden pragmatismo

Dos españoles piden justicia; uno ya murió

La Cumbre de las Américas, versión mañanera

Luis Almagro, el 5 uruguayo que no deja pasar a dictadores

LINK ORIGINAL: El Economista

Entornointeligente.com