Familia Yammine Sturgis -Meade County Times-Tribune // El Hit de Ayer: Super Star Wars - The Empire Strikes Back - EntornoInteligente

Entornointeligente.com / Mucho se ha comparado a Star Wars: Los Últimos Jedi con El Imperio Contraataca , por aquello de ser segundas entregas en su correspondiente trilogía y porque, según decía el libro de estilo de Lucasfilm , la entrega intermedia es la más oscura. No vamos a entrar en si la película que hay en cartel ahora mismo cumple esta máxima no escrita o no, pero aprovechando esa condición de secuela directa, siempre es buen momento para desempolvar otro de los cartuchos de Star Wars para Super Nintendo con los que LucasArts adaptó cada una de las películas de la trilogía original.

LucasArts no era un estudio que se asociara primordialmente a la acción, pero lo cierto es que poseen títulos de este género que son realmente destacables. La división de videojuegos de Lucas ya comenzó en 1984 con Rescue on Fractalus , un título de acción en primera persona con gráficos vectoriales. Pero no hace falta remontarse a los orígenes porque para las consolas de 16 bits existe también el excelente Zombies Ate My Neighbours o su secuela más que espiritual Ghoul Patrol . Otro título a cargo de LucasArts que se aparta de las aventuras gráficas para entrar en el terreno de la acción es Big Sky Trooper , ésta ya en los últimos tiempos de la Super Nintendo. Y también podemos contar con el tratamiento similar que dieron a las películas de Indiana Jones en el juego Indiana Jones’ Greatest Adventures . Resumiendo, que embarcarse en un juego de acción, tampoco era necesariamente un tabú para la desarrolladora.

En el caso de Super Star Wars , el juego recreaba varias de las escenas más populares de la primera de las películas de la saga galáctica. Generalmente a los mandos de Luke Skywalker a través de varios de los parajes del planeta Tatooine , pero también con la colaboración y el control alterno en otras fases de Han Solo y Chewbacca . En general, aquel cartucho necesitaba poco para ser la mejor adaptación de la licencia hasta la fecha y lo cierto es que cumplió de manera bastante efectiva. Aunque no era un juego perfecto.

Super Star Wars: The Empire Strikes Back toma algunas notas para poner remedio a ciertas cuestiones y amplía sus miras conforme lo hace el film para no solo contentarse con atrapar a través de la nostalgia, sino también ofrecer una buena y difícil experiencia de entretenimiento. Tras la necesaria fanfarria de John Williams reproducida en el chip de sonido de la Super Nintendo y el mensaje sobreimpreso hacia el punto de fuga que nos cuenta – como ya sabemos – que corren tiempos oscuros para los rebeldes pese a destrucción de la primera Estrella de la Muerte , etcétera, el jugador se ve a los mandos de Luke Skywalker sobre la superficie del planeta helado de Hoth . Y a partir la nostalgia ya toma el timón.

Esta segunda entrega, al igual que sucede con su referente cinematográfico , estuvo mejor valorada por los usuarios del momento por una primera razón evidente. Ya ha habido un progreso en la historia y estamos en un punto en el que nos hemos quitado de encima varios preámbulos y podemos pasar a mayores. Aquí Luke ya blande de entrada su sable de luz, el arma icónica de la saga, y ha aprendido algunos trucos desde la anterior entrega. Aunque sigue teniendo el bláster a mano, y posiblemente fuese arma de preferencia de bastantes jugadores, ahora el sable es más versátil y permite bloquear disparos enemigos mientras Luke permanece estático, además de seguir atizando los mandobles habituales y realizando un ataque circular en cada salto. Algo que además permite revelar objetos que permanecen ocultos a la vista.

Y tal como ocurría en el juego anterior, las escenas de la película se van desarrollando frente a nuestros ojos. Eso sí, con más profusión de criaturas a las que masacrar a golpe de bláster o de sable y que irán dejando caer los correspondientes ítems para recuperar salud o las granadas térmicas que nos dejan limpiar la pantalla de fuerzas hostiles. Tampoco se pierden la cita los jefes de cada nivel, empezando por un temible wampa o una sonda imperial gigante. Pero la verdadera magia para el fan empieza justo a continuación.

Super Star Wars: The Empire Strikes Back retoma todo un clásico en los videojuegos como es la Batalla de Hoth , que a comienzos de los ochenta inspiró hasta un arcade. Y es que llega un momento en que uno no entiende un videojuego de Star Wars que narre su quinto episodio y en el que no se pueda enredar con un cable las patas de un AT-AT para hacer que se estrelle contra el blanco suelo helado. Aunque la técnica no obra milagros y las capacidades de una máquina de 16 bits aún no permiten que esta batalla en Modo 7 sea todo lo fluida que debería. Pero desde luego cumple sobradamente para la época.

La otra gran novedad de Super Star Wars: The Empire Strikes Back es el uso de la Fuerza . Y es que, como sucede en la película, Luke acabará llegando eventualmente al planeta Dagobah donde aprenderá algunos trucos nuevos. No obstante, el juego ha encarado este aprendizaje de una manera inesperada. En lugar de llevar a cabo algún tipo de minijuego que tratara de ajustarse al entrenamiento de Yoda , , se nos presentan unos pantanos infestados de bestias como el resto de niveles y unos items ocultos en varias partes del mapeado que debemos revelar con el sable de luz. Cada uno de ellos nos concede un poder de la Fuerza como levitar o poder sanar nuestras heridas, y a partir de este momento entrará en juego un nuevo objeto que nos permitirá recargar el uso de estas habilidades.

No obstante, no todo gira en torno a Luke como bien sabemos. Han y Chewbacca vuelven de nuevo a la acción con sus blasters, pero ahora Solo puede lanzar granadas explosivas y el wookie llevar a cabo un ataque giratorio . El broche de oro lo pone el mismísimo Darth Vader , que como era de esperar, hace las veces de jefe final en este juego para revelarle a Luke que, spoiler, es su mismísimo padre, y pavimentar el camino a Super Star Wars: Return of the Jedi .

Aunque el alto nivel de dificultad del juego fue uno de los aspectos que se le criticó en su día, Super Star Wars: The Empire Strikes Back fue un éxito desde prácticamente su mismo anuncio y la publicación de sus primeras imágenes. Y es que un arcade de Star Wars es un arcade de Star Wars, ahora y en 1995 .

Comparte Tweet +1 Comparte Enviar Y no te pierdas… Comprando videojuegos en Akihabara El hit de ayer: Hammerin’ Harry de Irem La Champions de ayer: el fútbol de Tehkan World Cup

© Sarkis Mohsen Yammine

Tags: Grupo Yammine, Familia Yammine, Sarkis Mohsen Yammine Leunkara, Sarkis Yammine

Con información de: ING

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

Entornointeligente.com

Follow Me

.